Archivo Histórico
Administración 2006-2012
SFP
Inicio - Sala de Prensa - Enero 2009 - Discurso 08/01/09 MCPL

Discurso

MENSAJE DE MARÍA DEL CARMEN PARDO LÓPEZ, JURADO INTEGRANTE DEL CONCURSO PARA IDENTIFICAR EL TRÁMITE MÁS INÚTIL

México, D.F., a 8 de enero de 2009

Documento | Galería

Muy buenos días.

Señor Presidente de la República, licenciado Felipe Calderón Hinojosa; señor Secretario de la Función Pública, contador Salvador Vega Casillas; distinguidos miembros del presídium, estimados compañeros del jurado, señores y señoras participantes en el concurso, señores y señoras:

Quisiera iniciar esta intervención expresando, a nombre del jurado nuestro reconocimiento y agradecimiento a los más de 20 mil ciudadanos que decidieron dedicar su tiempo para contribuir a mejorar las condiciones en las que se realizan trámites y se prestan servicios públicos en todo el territorio nacional.

Sin su participación y su convicción de que estas condiciones se deben y se pueden mejorar sería difícil conducir a México hacia un futuro mejor. Estamos convencidos que sin ciudadanía plena, participativa, actuante, no puede construirse un buen Gobierno.

También quisiera expresar nuestro reconocimiento al Gobierno Federal por aceptar, de partida, que existen trámites complejos y engorrosos o incluso inútiles y por estar dispuesto a corregirlos.

El concurso es una experiencia inédita en nuestro país que debe dejar aprendizajes importantes, más allá de los premios otorgados a los ganadores. Este ejercicio debe servir para que las dependencias de la Administración Pública redoblen su compromiso de servicio, tomando como base la opinión del ciudadano, por lo que el valor de este concurso apenas inicia.

Quisiera agradecer también a mis compañeros del jurado, quienes no sólo encontraron tiempo para trabajar voluntariamente en este proyecto, sino que lo hicieron con entusiasmo y sin otro propósito que el de sumar su dedicación y talento a transformar las condiciones en que funcionan nuestros gobiernos.

Lo mismo a los equipos técnicos que nos apoyaron desde Transparencia Mexicana y desde la Secretaría de la Función Pública.

El jurado desempeñó su función recurriendo a su experiencia profesional y conocimientos previos, y verificando técnicamente algunos de los trámites, pero siempre lo hizo poniéndose en el lugar del ciudadano, haciendo suya la percepción de cada una de las miles de personas que participaron en este ejercicio y de muchos otros que no tuvieron la oportunidad de hacerlo.

Nunca perdimos de vista que nuestro enfoque precisaba ante todo valorar la experiencia directa de los ciudadanos. Como lo expresaban las bases del concurso, este ejercicio requería ponerse en los zapatos de otros.

Como quedó estipulado en la convocatoria, la premiación va dirigida a los ciudadanos que identificaron los trámites inútiles o absurdos, e hicieron propuestas para mejorarlos.

En la deliberación final, el jurado seleccionó una experiencia y propuesta ciudadana para cada uno de los tres órdenes de Gobierno. Manifestamos nuestro reconocimiento a los ganadores.

En el caso del Gobierno Federal, el premio se otorga a Cecilia Velázquez Tello por el trámite realizado para el suministro de medicamentos en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

En el orden estatal, a Ana María Calvo Irurita por el trámite realizado para promover el juicio de aclaración de Acta de Nacimiento. Y entre las experiencias con gobiernos municipales, la ganadora es Monserrat Contreras Castañeda, por el trámite realizado para obtener una Constancia de Residencia.

Aunque estas experiencias son muy específicas por tratarse de ciudadanos con nombre y apellido que describen con detalle sus vivencias, se refieren a trámites generales.

Otros ciudadanos seguramente comparten experiencias similares que deben también ser atendidas y que por razones de lejanía o falta de acceso a los medios de difusión no tuvieron oportunidad de participar en este ejercicio.

Los responsables de la administración de estos trámites deberán revisar si se trata de deficiencias que tienen que ver con el desempeño de los funcionarios o con errores estructurales en el diseño de las normas y procedimientos que lo sustentan. Los casos seleccionados apuntan a problemas que tienen impacto sobre amplios sectores de la población.

La provisión oportuna de medicamentos afecta a millones de mexicanos. La identidad jurídica resulta un requisito mínimo para el ejercicio de derechos.

El trámite de residencia es algo que debemos revisar y repensar, más allá de los requisitos electorales en un número importante de los estados del país.

También puede hablarse de la necesidad de revisar la forma en que funciona nuestro sistema de información para otorgar los servicios cuando los ciudadanos cambian de residencia, o trámites relacionados con asuntos de tránsito que no son problemas exclusivos de alguna entidad, sino que se han vuelto problemas cotidianos de nuestra ciudadanía.

Por todo ello, este jurado pide al Gobierno Federal mantener su objetivo de reducir mil 200 trámites de la Administración Pública Federal antes de 2012, y exhorta a los tres niveles de Gobierno a revisar los principales trámites, servicios o temáticas sobre los que los ciudadanos han compartido sus vivencias a través de este concurso, buscando soluciones de fondo a los problemas descritos. A establecer y hacer públicos para ellos, para los ciudadanos, tiempos límites máximos en los que los funcionarios deben resolver los trámites.

A publicar en Internet y otros medios accesibles para el grueso de la población los requisitos, procedimientos y tiempos límite de resolución de dichos trámites y a darle respuesta y seguimiento puntual a los planteados por quienes participaron en este concurso.

El jurado recomienda, además, que los ganadores de menciones honoríficas sean recibidos en las diversas dependencias para dar a conocer el detalle del trámite y sus propuestas.

Estamos conscientes que de este ejercicio no puede derivarse una evaluación del trabajo de las dependencias y gobiernos. Los trámites más denunciados son, en general, los que se proveen con mayor frecuencia.

Sin embargo, lo que sí muestra este concurso es que existen trámites inútiles o absurdos, engorrosos, costosos y difíciles de cubrir, y que en su provisión los servidores públicos pueden no estar haciendo su mejor esfuerzo o no cuentan con las calificaciones profesionales necesarias, o no están debidamente capacitados.
Es claro que existe un amplio grado de discrecionalidad en los procedimientos y no siempre buena atención en la operación de las ventanillas para su desahogo.

Es también claro que es indispensable mejorar los trámites que existen, teniendo en mente al ciudadano que no sólo paga sus impuestos, sino que espera servicios de calidad.

No se trata de abrir una nueva ventanilla de quejas, se trata de corregir desde la raíz los problemas que afectan a los ciudadanos cotidianamente.

En los usos y costumbres de la Administración Pública se hace referencia permanente a los llamados dueños de los trámites, esto es los agentes de Gobierno responsables de proveer trámites y servicios.

Si hay algo que revele esta tradición, es que en el lenguaje describimos una concepción errónea de nuestra vida pública.

Los dueños de los trámites no son los servidores públicos, que en nombre de todos nosotros los administran; los servidores públicos reciben la encomienda de proveerlos haciendo su mejor esfuerzo para que los trámites sean ágiles y fáciles de cumplir para los ciudadanos.

Los servidores públicos administran los trámites debiendo responder por una buena administración o, en su defecto, enfrentando las consecuencias de una deficiente o mala.

Concluyo esta intervención diciendo que este concurso habrá cumplido sus objetivos en la medida en que contribuya a contar con administraciones públicas más eficientes, pero también más abiertas y comprometidas con las necesidades de los ciudadanos, permitiendo establecer una mejor comunicación cimentada en la confianza entre los dos lados de las ventanillas, logrando, de manera simultánea, una ciudadanía más vigorosa y un mejor Gobierno.

Muchas gracias.

 

Insurgentes Sur 1735 Col. Guadalupe Inn, México D.F., C.P 01020 - Tel. 2000 3000 - Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet

 

SECRETARÍA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Políticas de Privacidad