Archivo Histórico
Administración 2006-2012
SFP
Inicio - Sala de Prensa - Julio 2011 - Discurso FCH 11/07/11

Seminario "La construcción de un sector público efectivo y transparente en América Latina"

Discurso del Presidente Felipe calderón Hinojosa, durante la inauguración del seminario “La construcción de un sector público efectivo y transparente en América latina”, en la Residencia Oficial de Los Pinos

México, D.F., a 11 de julio de 2011 | Documento | Seminario OCDE-SFP | Sesiones de la primera jornada

Muy buenos días, amigas y amigos, doctor Aart de Geus, Secretario General Adjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, la OCDE.

Ministra Lilian Susana Soto, Ministra Secretaria Ejecutiva de la Función Pública de la República de Paraguay.

Ministro Dionisio Borda, Ministro de Hacienda de la República de Paraguay.

Ministra Laura Alfaro, Ministra de Planificación Nacional y Política Económica de la República de Costa Rica.

Ministro Ramón Ventura, Ministro de Administración Pública de República Dominicana.

Muy distinguidos embajadores y miembros del cuerpo diplomático acreditado en México. Muy apreciables contralores generales de los gobiernos estatales de la República. Muy estimados colaboradores del Gobierno Federal y apreciables legisladores, muy estimados especialistas en la materia de fiscalización, distinguidos invitados especiales.

Agradezco, en primer término, al señor Aart de Geus, por la felicitación hecha a nuestra Selección, éste es el primer evento público después de la final, de la premiación de ayer, así que quiero felicitar muy sinceramente a nombre de todos los mexicanos a los integrantes de la Selección Nacional de la Sub-17.

Estos jóvenes, verdaderamente jóvenes de oro, con su garra, con su determinación, con una técnica notable, también hay que decirlo, pero sobre todo, con su carácter han hecho a México ni más ni menos Campeón del Mundo. México ganador. Han hecho a México Campeón del Mundo por segunda ocasión y con ello nos han dado una gran alegría a todos los mexicanos, así que felicidades nuevamente a los jóvenes de las Sub-17.

Agradezco además su reconocimiento al doctor Aart de Geus. Nos tocó jugar con Holanda en la primera etapa, y bueno, de todos modos es un equipo que siempre hemos admirado mucho y bueno, pues fue un gran campeonato. Felicidades a los muchachos.

También quiero decir que es un honor para mí el inaugurar esta conferencia sobre administración pública, que está enfocada a la construcción de un sector público efectivo y transparente en América Latina. Les doy la más cordial bienvenida a las ministras, a los ministros, a los delegados gubernamentales de todo Iberoamérica que nos acompañan.

Agradezco la presencia de funcionarios de organismos internacionales, de integrantes del cuerpo diplomático acreditado en nuestro país.

Saludo también a legisladores, académicos, dirigentes empresariales, en fin, a todos los que participarán en esta conferencia que estoy seguro será de un gran valor para todos los participantes y también para mi gobierno.

Yo he dado especiales instrucciones a los secretarios, tanto de Función Pública, como Economía de que todo el aprendizaje, como ha dicho el Secretario Adjunto de la OCDE, todo el aprendizaje que podemos tener unos de otros sea plasmado de inmediato en políticas públicas concretas para el gobierno.

Sin duda, la agenda de buen gobierno debe ser una prioridad para América Latina, lo es para México. nuestras naciones afortunadamente han superado el desafío de constituir gobiernos emanados de las urnas, pero ahora nos toca en una nueva etapa de consolidación democrática enfrentar el reto de construir no sólo gobiernos democráticos, sino gobiernos eficaces, gobiernos que generen políticas públicas de calidad, gobiernos que respondan a los problemas sociales y económicos de nuestro país, y que lo hagan bien, porque la gente merece no otra cosa más que gobiernos que funcionen y funcionen bien. Y para lograrlo la mejor manera de hacerlo es la tarea imprescindible de institucionalizar las mejores prácticas internacionales en el ejercicio de la función pública.

¿Esto qué significa? Significa ser capaz de observar lo que está ocurriendo en el mundo. Ser capaz de distinguir las experiencias buenas y malas que todos los gobiernos tenemos, y ser capaces también de aprender y establecer las mejores prácticas de políticas públicas, además con una visión de Estado, es decir, una visión pública que trascienda ciclos electorales, que trascienda procesos electorales, que trascienda partidos políticos y gobiernos.

Una visión de políticas públicas que diga cómo puede funcionar mejor, y estoy de acuerdo, no sólo es un punto de llegada, es un proceso continuo que hay que establecer, cómo puede funcionar mejor un gobierno.

Significa también hacer más cada vez con menos recursos. Significa tener gobiernos promotores de la productividad y de la competitividad para alentar el crecimiento económico y el empleo.

Significa atraer a las filas del sector público a las mejores mujeres, a los mejores hombres con preparación técnica y vocación de servicio.

Significa, finalmente, establecer mecanismos de transparencia y de rendición de cuentas que cierren espacios a la discrecionalidad y a la corrupción.

En México estamos comprometidos precisamente con esta agenda de buen gobierno, y por eso agradezco tanto el apoyo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, la OCDE, hace justamente un año solicitamos a esta gran organización, a la cual México pertenece, que nos ayudara con un estudio sobre la reforma al sector público, que nos ayudara a evaluar el esfuerzo que estamos haciendo en esta administración, y me da mucho gusto que en esta conferencia se van a presentar los resultados de esta evaluación, que me han sido entregados hace un momento precisamente por el Secretario Adjunto de la OCDE.

El título de este balance de esta entrega es “Hacia una gestión pública más efectiva y dinámica en México”.

Yo estoy seguro que sus recomendaciones, hechas por expertos, por gente muy conocedora y que conoce también a la administración pública en sus distintas facetas, en diversas partes del mundo, nos van ayudar poderosamente a construir un servicio público más moderno, más eficiente y más trasparente en nuestro país.

Hoy quiero compartir con ustedes también algunas acciones que estamos poniendo en práctica en nuestro gobierno en esa dirección.

En primer lugar, sabemos que los gobiernos no deben ser obstáculo sino verdaderos aliados de la gente y verdaderos aliados de las empresas, y por eso pusimos en marcha una reforma regulatoria para eliminar trámites, requisitos inútiles que impidan atender a los ciudadanos con rapidez, con calidad, requisitos que sólo desalientan inversiones productivas y desalientan también la creación de empleos.

Y realizamos un esfuerzo inédito de regulación en varias etapas. Incluso, recuerdo que organizamos –y le comento a nuestros amigos visitantes- un concurso en el gobierno que se llamó: “El trámite más inútil”. Y tuvimos miles y miles de propuestas que nos arrojaron luz desde los zapatos de los ciudadanos acerca de aquellos trámites que eran verdaderamente engorrosos, y como el concurso mismo lo decía, verdaderamente inútiles, no servían para nada o para muy poco y cuya supresión nos ha permitido agilizar el aparato público.

¿Cuáles han sido las etapas de desregulación? Primero, la definición que hicimos de reglas mínimas indispensables para que cada dependencia pudiera operar con eficiencia y calidad. Es decir, les dije a los secretarios de Estado, a los directores de organismos públicos que prepararan su equipaje de mano, su maletín de viaje donde estuvieran únicamente las normas absolutamente indispensables para operar en el día con día. Eso nos permitió precisamente esta primera etapa, identificar precisamente lo que pudiera ser lo más elemental para trabajar con eficiencia y calidad en una dependencia.

Dos, en consecuencia la identificación de las normas que eran susceptibles de eliminarse por imponer cargas excesivas a los ciudadanos, por brindar poco o nulo valor a las actividades de gobierno o por retrasar la ejecución oportuna del gasto público. Esto es algo muy importante.

Descubrimos también que a lo largo de los gobiernos durante décadas se van formando capas regulatorias que no siempre obedecen al interés público. Encontramos muchas normas que obedecían, por ejemplo, a intereses particulares, que se imponen al regulador en curso para proteger determinado sector, determinados productos, determinados intereses, no digo que ilícitos, simple y sencillamente regulaciones excesivas que más que responder al interés público respondían a intereses particulares.

Y tres, una vez identificadas estas normas proceder a la tala regulatoria administrativa, tal como lo hicimos en este proceso, que ha sido la tala regulatoria administrativa más importante en la historia reciente del país.

Como ha dicho el Secretario Adjunto, en México eliminamos prácticamente dos terceras partes de las reglas o de las normas federales. Es más, eliminamos más de 10 mil normas administrativas y las sustituimos por nueve manuales generales que se aplican ahora sí en todas las dependencias de gobierno. Las mismas reglas, los mismos procedimientos en rubros claves, por ejemplo, las adquisiciones. Todas las dependencias deben seguir el mismo procedimiento, no había razón para que hubiera cientos de procesos distintos para adquirir un bien, por ejemplo, papelería de oficina, o bien los mismos procedimientos para realizar obra pública. No había razón para que hubiera procesos distintos para realizar obra pública dependiendo de cada dependencia y a veces de cada entidad de la República.

¿Y qué beneficios ha traído esto? De entrada nos ha permitido ahorrarle dinero a los contribuyentes. En los últimos dos años estimamos que el esfuerzo de tala regulatoria ha podido generar ahorros por alrededor de 5 mil millones de dólares a los contribuyentes.

Esto también le ha facilitado la vida a quienes quieran invertir en México. Hoy abrir un negocio, y lo podemos decir desde el plano del Gobierno Federal, hoy abrir un negocio es más fácil que nunca.

Esto lo describo, por ejemplo, en el procedimiento que tenía que seguir una empresa para aperturarse en México, cualquier empresa, y más si es una empresa extranjera más trámites.

Por ejemplo, tenía que ir a la Secretaría de Relaciones Exteriores a solicitar un permiso a la Secretaría de Relaciones Exteriores, tenía que registrarse en la Secretaría de Hacienda como contribuyente, tenía que ir además a las oficinas del Seguro Social para darse de alta como contribuyente del Seguro Social, tenía que registrarse en la Secretaría de Economía para todos los temas relativos a patentes a marcas y, desde luego, procesos con la Secretaría, tenía que volver a la Secretaría de Relaciones Exteriores para pedir autorización para el nombre de la empresa y todo este trámite podía tomar varios meses; hoy por ejemplo con el portal electrónico tuempresa.gob.mx, todos esos trámites, algunos de ellos por desgracia trámites incluso constitucionales se pueden hacer en una o dos horas en la oficina de un notario o de un corredor público a través de Internet.

Por primera vez conectados todos los sistemas electrónicos, todos los sistemas de software de las entidades del sector público federal y eso ha permitido una concatenación de esfuerzos y a la vez una simplificación de los trámites para los contribuyentes.

Este esfuerzo ha sido además reconocido por el Banco Mundial en el estudio del Doing Business Index del año 2011, México ha avanzado notablemente, cuando yo entré a la Presidencia de la República México ocupaba el lugar número 73 en el índice del Banco Mundial, y hoy México ocupa el lugar número 35 en el índice del Banco Mundial en términos de facilidad para hacer negocios. Hoy México está más avanzado que los países llamados Breaks, por ejemplo, y ha logrado tener una posición avanzada, la más avanzada en América Latina en el Doing Business.

Al eliminar los trámites innecesarios también cerramos espacios a la corrupción y a la discrecionalidad, nuestra estrategia de desregulación ha sido reconocida por Naciones Unidad como una de las mejores prácticas internacionales de bueno gobierno precisamente en el combate a la corrupción. Es satisfactorio también y agradezco a la OCDE que esta gran organización reconozca como una buena práctica de administración pública en el mundo.

En segundo lugar nos empeñamos en ejercer el gasto público con base en resultados. Esta es una reforma muy importante. Hemos impulsado un cambio de raíz que incluso lo llevamos a ley aprobada por el Congreso en la forma en cómo se ejercen los recursos públicos en México, que son de todos.

Con anterioridad el presupuesto se asignaba únicamente a programas por una inercia sin evaluar sus resultados o su impacto; también encontramos muchos programas en administración pública que habían surgido en un momento en algún gobierno, en algún año, en alguna coyuntura y seguían siendo presupuestados, sin que se supiera bien a bien si esos programas funcionaban o no, sí había una oficina, había una nómina, había una dependencia que evidentemente esa oficina y esa nómina era la más interesada en que siguiera ese rubro presupuestal, pero la verdad es que no tenía ningún resultado concreto o los resultados no eran precisamente los más importantes o los más prioritarios.

Hoy más del 60 por ciento del gasto programable se asigna a programas que reportan información de su desempeño y estamos avanzando para llegar al 100 por ciento de los rubros presupuestales; es decir, romper la inercia presupuestal es fundamental, este crecimiento automático con términos contables que son muy socorridos, los irreductibles por ejemplo, un gasto que no se puede reducir. ¿Por qué? Porque ya está la gente trabajando ahí. ¿Y exactamente para que ha estado trabajando la gente ahí? Pues no está muy claro, entonces no es tan irreductible.

Entonces, sí puede y sí debe cambiarse el presupuesto para reflejar precisamente objetivos y resultados, de manera tal que un presupuesto que no genere resultados deseados es un presupuesto que necesariamente tiene que revisarse.

En tercer lugar sabemos que no sólo es necesario construir un gobierno eficiente y eficaz, sino que necesitamos un gobierno cercano a los ciudadanos, cercano a sus necesidades. Por eso ya he instruido a los Secretarios a que siempre que tomen una decisión, particularmente decisiones de gobierno y decisiones regulatorias siempre se pongan en los zapatos del ciudadano, siempre hagamos un esfuerzo por ponernos del otro lado del mostrador para saber cómo va a impactar, cómo va a aplicar, cómo va a beneficiar o perjudicar una decisión de gobierno al ciudadano común.

Por eso estamos haciendo también uso intensivo de tecnologías de la información y de la comunicación para agilizar los trámites y garantizar la transparencia de servicios.

Destacan por ejemplo el sistema electrónico de contrataciones gubernamentales, que es mejor conocido como CompraNet, que nos ha permitido agilizar y transparentar las compras del Gobierno Federal; nos ha permitido también algo muy importante, poder incorporar desde hace dos años un programa masivo de compras a pequeñas y medianas empresas en el país. Empezamos con un compromiso de invertir o de gastar de las compras de gobierno más o menos unos 1,500 millones de dólares dedicados exclusivamente a compra de pequeñas y medianas empresas, hace dos años, y el año pasado ya ejercimos más de 5 mil millones de dólares en compras a pequeñas y medianas empresas.

De manera tal que eso precisamente, en COMPRANET, nos ha permitido orientarnos a este sector tan importante. Miles de pequeñas y medianas empresas en el país ahora son proveedoras del gobierno, sin que tengan que cumplir la carga tradicional de acudir a una oficina, registrarse, congraciarse con quien administra las compras, etcétera. No, pueden hacerlo desde el internet, a través de COMPRANET y pueden acreditar fácilmente con requisitos objetivos su carácter de pequeñas y medianas empresas, de hecho va generándose ya un padrón común a todas las dependencias públicas para poder, además con prestaciones de financiamiento por parte de la banca de desarrollo venderle al gobierno federal.

Por otra parte, el portal que ya mencioné, tuempresa.gob.mx, es un moderno sistema informático a través del cual las personas pueden constituir una empresa cumpliendo todos los requisitos a nivel federal en una sola oficina, en una sola computadora.

La verdad está marcando un nuevo estándar de calidad y rapidez en la relación del gobierno y las empresas.

Es muy alentador y agradezco nuevamente al señor Aart de Geus, el que haya comentado nuestras estrategias de gobierno electrónico, porque cuentan con un nivel de madurez digital cada vez más avanzado.

Yo, al igual que todos los elementos de gobierno, quisiera, y estamos comprometidos en avanzar mucho más, y ojalá podamos hacer en México Gobierno Digital que esté verdaderamente a la altura de las necesidades de cualquier ciudadano en cualquier parte de la República.

Sé que tenemos muy importantes desafíos, sé que tenemos que superar nuestras metas de cumplimiento en esta materia, pero estamos absolutamente comprometidos en ello. Y yo sé que con el apoyo de la OCDE podemos también en gobierno electrónico no sólo seguir explorando nuestras manzanas, sino también buscar algunas peras y otras frutas, cosas que hayan funcionado y que están funcionando verdaderamente en el mundo.

Finalmente estamos avanzando en la profesionalización de los servicios públicos, y en particular en la gente que presta los servicios públicos, los servidores públicos y por ello hemos puesto en marcha el Servicio Profesional de Carrera, una herramienta fundamental que nos va a permitir contar con un cuerpo de funcionarios permanente, que ejerza su tarea con apego a la legalidad, a la calidad, a la eficiencia y cuya estancia en el gobierno no dependa del partido político en turno en el gobierno, sino que no dependa del partido político en turno en el gobierno, sino que precisamente los cargos públicos se asignen precisamente por calidades, por competencia entre los propios aspirantes a un cargo público y eso le dé permanencia, estabilidad y profesionalismo al servicio público.

Hemos avanzado, es cierto, pero es innegable que se requiere redoblar esfuerzos a nivel federal y que los gobiernos locales también se puedan sumar a esta iniciativa de profesionalización. Si pudiéramos hacer un solo sistema de Servicio Profesional de Carrera a nivel federal y a nivel local, estoy seguro que el país entraría en una dinámica de mucho, mucho mayor eficiencia.

Señoras y señores:

Desde que México se unió a la OCDE nuestro país ha cambiado mucho, ha cambiado en términos económicos, ha cambiado en términos políticos, ha cambiado en términos sociales. En este gobierno hemos profundizado y hemos tratado de acelerar este proceso de transformación profunda, lo hemos hecho con reformas estructurales que dan certidumbre y le dan estabilidad a nuestro crecimiento; también hemos impulsado la implementación de las mejores prácticas internacionales en el diseño de políticas públicas, en áreas como el desarrollo social, el avance educativo y la administración pública.

En cada uno de estos sectores México tiene experiencias qué compartir y tiene también México qué aprender; experiencias qué compartir y experiencias qué aprender acerca de lo que ha funcionado y de lo que no ha funcionado. Por eso queremos estrechar aún más el trabajo conjunto con la OCDE de la cual orgullosamente formamos parte y que es dirigida además orgullosamente por un mexicano, el doctor Gurría.

Estamos totalmente dispuestos a fortalecer también nuestra cooperación con los países hermanos de América Latina y por eso agradezco enormemente la presencia de ministros y servidores públicos de todo el Continente en estas conferencias organizadas por la OCDE en México, sé que este intercambio de experiencias nos va a permitir consolidar nuestro objetivo, que es tener gobiernos más ágiles, más eficientes, más transparentes, pero especialmente gobiernos mucho más humanos.

En México estamos convencidos de que estado fuerte no es sinónimo de gobierno grande, más bien es sinónimo de buen gobierno, de gobierno más eficiente, más transparente y más humano, y en eso estamos empeñados.

Muchas gracias por el apoyo a esta gran organización y mucho éxito a todos ustedes en esta Conferencia.

Muchas gracias.

Última actualización el Martes, 12 de Julio de 2011 08:43
 

Insurgentes Sur 1735 Col. Guadalupe Inn, México D.F., C.P 01020 - Tel. 2000 3000 - Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet

 

SECRETARÍA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Políticas de Privacidad