Archivo Histórico
Administración 2006-2012
SFP
Inicio - Sala de Prensa - Junio 2009 - Discurso 10/06/09

Discurso

CONFERENCIA MAGISTRAL OFRECIDA POR EL TITULAR DE LA SECRETARÍA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA (SFP), SALVADOR VEGA CASILLAS, EN EL MARCO DE LA CONMEMORACIÓN DEL LXVIII ANIVERSARIO DE LA FACULTAD DE CONTADURÍA Y ADMINISTRACIÓN DE LA UNIVERSIDAD MICHOACANA SAN NICOLÁS DE HIDALGO

Morelia, Michoacán, 10 de junio de 2009

Documento | Galería

Buenos días a todos. Para mí es un verdadero honor estar en este evento, que me hayan invitado a este evento de los 48 años de la Facultad en Contabilidad, de mi querida Facultad.

La presencia de la Universidad, de la Facultad en el estado, formando generaciones de profesionistas sólidos ha sido de verdad un tema importante en el desarrollo del estado, y del país también.

La verdad es que yo sé que muchos de los egresados de la Facultad han tenido un gran sentido de responsabilidad social y no exagero al decir que han tenido un gran impacto también en el desarrollo nacional y estatal.

Además, me da mucho gusto también haber coincidido con el tema de la certificación. Me da mucho gusto por la Facultad, por los que somos egresados, por ustedes que van a egresar y por todo el cuerpo de maestros y de docentes que tenemos ahí, y que me da mucho gusto verlos.

Hoy hace medio siglo nuestra querida Universidad decidió enfrentar uno de los retos importantes y nobles en su proyecto educativo: que es formar profesionales de la contabilidad, profesionales de excelencia, con profunda y verdadera vocación, elevar los valores morales y comprometidos con las demandas de la sociedad michoacana.

Hace como casi medio siglo, los egresados de esta Universidad se enfrentan a un mundo lleno de cambios, de transformaciones, un mundo que no tiene precedente, yo diría, en cuanto a las transformaciones que estamos viviendo.

Todas estas transformaciones que se ven, día a día, son… yo creo que en los últimos años mucho más marcadas. Ahorita estaba sentado en el presidium, viendo a mis maestros… algunos con los que estuve en sus despachos, con el contador Armando Hernández, que está por aquí, que me da mucho gusto saludarlo, con el cual estuve en su despacho.

Estaba recordando cómo era la contabilidad hace 25 años, cuando estaba yo practicando y estudiando en la Universidad, y lo que hoy es, es completamente distinto. Cómo era la Administración también, de las empresas. Lo que hoy se hace es completamente distinto a lo que se hacía hace 25 años.

Estaba recordando también, incluso, que las clases de los cursos, cuando se empezaba en aquel tiempo con los sistemas de información, en donde algunas de mis hijas se ríen de mí cuando les digo que guardábamos la información de las computadoras en cassettes. Para empezar les tengo que explicar qué era un cassette, lo que era el antecesor de los discos compactos para guardar la música.

Todo esto ha cambiado radicalmente, y lo que a ustedes les va a tocar ver cuando salgan de la Universidad va a ser, seguramente, radicalmente distinto a lo que se esté viendo ahora: las tecnologías de la información, las estructuras que se tienen para las empresas, para el gobierno, son un verdadero torbellino de cambios, y nos obliga a estar, por supuesto, a la altura de todos estos cambios, a utilizar toda esta información, a utilizar todas estas técnicas, para poder hacer mejor las cosas.

Yo vuelvo a agradecer mucho la invitación del contador Armando Urrieta para participar en estos festejos, y una de las cosas que quiero platicar con ustedes es: qué estamos haciendo, no solamente en la Secretaría de la Función Pública, sino en el gobierno, en el tema de administración.

Y además esta invitación, lo digo, la acepté con mucho gusto, la acepté también con mucha emoción, la acepté con mucho agradecimiento, que se hayan acordado de mí, que me hayan invitado. Lo acepto y a veces vuelve uno a recordar lo que es estar frente a los maestros hablando, espero que me vaya bien. Sobre todo, le agradezco mucho al contador Urrieta, que fue además como muchos mi maestro, mi sinodal, en mi examen profesional; y por todo lo que ha hecho también por la Facultad, con todos estos esfuerzos que hoy se reflejan también con esta certificación que le estamos, por supuesto los alumnos y, estoy seguro, también los ex alumnos, muy agradecidos.

Y quise platicar con ustedes de todos los retos que estamos enfrentando, les decía, como gobierno y en la Secretaría de la Función Pública. Porque a veces, cuando uno está estudiando no se tiene bien la conciencia de cuál es el papel de un contador en el país.

Uno piensa, en algunas ocasiones --yo así lo hacía cuando estaba estudiando-- pensaba mucho en que mi trabajo iba a ser en un despacho, como lo fue muchos años, que es además una muy bella profesión, estar en un despacho llevando empresas, negocios, trabajar en una empresa, en la contabilidad, y a veces ve uno un poco lejano el tema de participar en el gobierno. Yo en lo particular, una de las decisiones que me llevó, además de lo que me gustaba la contabilidad pública, una de las decisiones que me llevó a estudiar Contabilidad, era la posibilidad de ser independiente. Jamás pensé, de verdad se los digo, terminar trabajando en el gobierno, al inicio cuando yo estaba estudiando. Después entré a esta parte de la vocación que ha sido, quizá, la más gratificante, la más retadora de mi vida, y les quiero platicar: lo que se hace en el gobierno, lo que se hace en la Función Pública, las posibilidades que tiene, incluso un contador para transformar su país, no solamente para trabajar en la parte de las empresas, que también es transformar su país, por supuesto, hacerlo de buena manera, pero directamente en el gobierno. Por eso les quise platicar todo esto en un afán de que muchos de ustedes tengan o amplíen un poco más el horizonte de lo que puede ser la profesión una vez que estén trabajando.

Lo primero que nos encargó el Presidente de la República fue el compromiso de cambiar el gobierno, de tener un gobierno mucho más eficiente, mucho más eficaz, más honesto, más amable, devolverle el valor y el respeto ciudadano al servicio público. Y eso es una labor verdaderamente difícil. Lo primero que nos pusimos a pensar es: para transformar al gobierno lo que había que hacer era transformar la Secretaría, es decir, no podemos transformar el resto del gobierno si nosotros mismos no nos transformamos.

Eso fue lo primero que nos planteamos.

Primero vamos a transformar a la Secretaría. ¿Qué tipo de gobierno queremos en los temas administrativos, en los temas de servicio al público?  Y después empezar a trabajar en base a eso. Porque también otra de las cosas que sucede es la falta de valoración de los servidores públicos que se tienen en el país.

Muchas veces cuando hablamos de la burocracia se torna como una palabra despectiva, es decir, se asocia al burócrata con una serie de conceptos negativos, de inconsciencia, incluso de corrupción, de pereza, de enredos, esas son las cosas que tenemos que cambiar.

Cuando nosotros hablamos, por ejemplo, en los temas de corrupción, o en los temas de mejora, generalmente siempre se habla de las excepciones. Si hay un servidor público que cumple bien con su labor generalmente nadie se acuerda, si alguien le pide dinero, le hace dar 20 vueltas, de eso se acuerda todo mundo. Y a veces tenemos en la mente lo que son las excepciones.

La gran mayoría, la inmensa mayoría de los servidores públicos, de los burócratas que trabajan en los gobiernos son gente honesta, son gente eficiente, son gente trabajadora, a la que a veces lo que hace no está bien diseñado, y por eso traen dando tantas vueltas a los ciudadanos. Pero ellos hacen su parte de la mejor manera posible. Ciertamente también hay excepciones. Pero esa es la otra parte que tenemos que hacer: no vamos a poder cambiar el concepto del servidor público si no le damos buen servicio a los ciudadanos; y esa es una de las reformas que estamos haciendo.

Lo primero que nos dimos a la tarea fue cambiar las estructuras. Les platico un poco la historia: la Secretaría de la Función Pública se creó como una Contraloría en los años 80, con los temas de corrupción, con una campaña que se llamaba: “De la renovación moral”.

Antes no existía una Contraloría del gobierno, es decir, no había revisiones prácticamente de ningún tipo, o las había internamente. El que revisaba o el auditor dependía de la persona a la que revisaba, es decir, la independencia de criterio era prácticamente inexistente. Si yo le pago a mi mismo auditor, pues evidentemente que va a encontrar lo que yo diga, o sea si depende de mí.

Así estaba el gobierno. No tenía muchas normas el gobierno para operar, había, por supuesto, grandes escándalos y problemas de corrupción; y para atacar ese tema se creó la Secretaría de la que hoy es la Secretaría de la Función Pública; y lo que se pensó es: Hagámosle revisiones y auditorías a todo el gobierno creando una Secretaría especial, que no dependan entonces los auditores de los secretarios, de quien van a revisar, sino de esta Secretaría para que tengan independencia de criterio.

Y con el tiempo fue creciendo así: se le adicionaron áreas como la administración de los recursos humanos, el gobierno digital, la resolución de controversias en materia de contrataciones públicas, el tema de la custodia de las declaraciones patrimoniales, pero la Secretaría, su estructura seguía siendo exactamente la misma que cuando se creó. Es decir, algunas de estas direcciones habían pasado a ser subsecretarías, pero prácticamente era lo mismo.

¿Qué es lo que cuando llegamos empezamos a hacer? Bueno, primero: pensamos cómo cambiar al gobierno y después empezamos a cambiar la Secretaría. Hicimos, yo creo que la transformación más radical que ha sufrido una Secretaría, cambiamos más del 60 por ciento de las funciones y lo que hacen los funcionarios de la Secretaría, con varias premisas.

La primera: no le tiene que costar esta reingeniería, sobre todo esta de la Secretaría, no le tiene que costar un peso más a los contribuyentes. Por lo tanto, no le vamos a subir el sueldo a nadie. Cosa que en el gobierno es a veces difícil; cada vez que hay una reingeniería la naturaleza de todo mundo en el gobierno es: pues dame más sueldo y dame más personal, ya pensaré para qué; pero tú primero dame más sueldo y más personal. Esa fue una de las premisas que hicimos: no va a haber mayores sueldos, no va a haber mayor personal, y al contrario, en lugar de subir los sueldos los vamos a bajar. Los que ganen más van a ganar menos y los que ganen menos van a ganar más, para poder incrementar la tabla. No se incrementó un solo peso el presupuesto de la Secretaría, se redefine todo lo que hace la Secretaría prácticamente. ¿Y cómo hicimos esta reestructura? Y miren, vaya que ahora si ustedes van a las librerías y encuentran una serie de libros de administración, de cómo hacer reingeniería de instituciones, de empresas, sobre todo ahora que estamos en la época de crisis, todas las grandes empresas del mundo se están cambiando y renovando…

Nosotros hicimos un proceso muy sencillo: Nos preguntamos dos cosas básicas ¿qué estamos haciendo como gobierno que no deberíamos hacer? Y la otra ¿qué no estamos haciendo que deberíamos hacer? Esas dos preguntas básicas fueron las que nos llevaron a transformar toda la Secretaría.

Implicaba, por supuesto, desaparecer áreas que antes habían sido fundamentales en la Secretaría y hacer otras nuevas que antes ni siquiera se había pensado en diseñarlas.

Así fue como creamos, por ejemplo, la Unidad de Control y Auditoría de Obra Pública, que es un cuerpo especializado de ingenieros para revisar… que es aquí la parte también que es muy interesante para nosotros los contadores, de cómo debemos trabajar con muchas de las otras áreas. Hay una --yo diría-- natural rivalidad en las empresas donde se trabaja, los contadores contra los ingenieros ¿no? El ingeniero siempre dice: es que el contador me está poniendo aquí tales y tantas normas y me dice que esto y… yo tengo que ver esto en el campo… Bueno, esas cosas, tenemos que sentar a repensar.

Hicimos una Unidad de Control y Auditoría de Obra, que es un cuerpo especializado de ingenieros en la supervisión de obra pública. Resulta que teníamos abogados y contadores revisando las obras públicas, o sea… y así era como se hacían, y así se hace en la mayoría de gobiernos.

Bueno, pues ahora lo que hicimos fue meterle técnicos, ingenieros que revisen esta parte, que revisen si están bien las obras, si están a tiempo, que vayan viendo cuáles son los atorones y cómo destrabarlos. En estos momentos, ya estamos empezando a revisar las cien obras más importantes del país; este mismo año vamos a revisar las 300 obras más importantes. Y lo que hace esta área de auditoría, más que estar chechando qué te faltó, qué esto, qué el otro; es ver cómo está la obra y ver en dónde se atora.

¿Qué es lo que el ciudadano espera del gobierno? Primero: que las obras que empieza las termine en buen tiempo. Es un flagelo, yo diría, del gobierno, cada vez que uno viaja por el país ver cuántas obras hay tiradas desde hace años. Y aquí mismo, si regresamos un poquito la memoria, yo recuerdo cuando estaba estudiando: creo que se aventaron 17 años para hacer la obra, la carretera de aquí a Pátzcuaro. Si no 17 años, por ahí. Eso es el común en el trabajo del gobierno ¿Por qué? Porque no había nadie que revisara, o los que revisábamos éramos o contadores o abogados. Y resulta que la obra ahí se iba quedando.

Y así nos encontramos montones de obras en el país tiradas.

Esta es una de las cosas que nos empezamos a repensar. A pesar de lo amenazante del nombre, de la Unidad de Auditoría de Obra Pública, en realidad lo que hace es revisar, sí, que se haga todo con transparencia, pero además que no se pare.

Pusimos una Unidad de Contrataciones de Obra Pública… perdón, Unidad de Contrataciones Públicas con expertos en estas áreas. El gobierno es el principal comprador del país, pero no es el mejor comprador, cuando nosotros nos pusimos a revisar a qué precio compra el gobierno desde boletos de avión, hospitales, celulares, papel, comparado contra cómo lo compra una empresa, nos dimos cuenta de que estábamos comprando mucho más caro. Además, mucho más tardado; y además, de peor calidad.

Bueno, tuvimos que repensar todo el sistema de contrataciones del gobierno. De cómo compramos, cómo lo hacemos. Alguien decía… yo diría que con algo de razón, que muchos de estos sistemas estaban diseñados para comprar lo que no quieres y pagar lo que no debes. Porque terminabas haciendo una serie de licitaciones, entonces el que trajo la copia rosa, y no el que te dio más barato fue el que ganó, porque al otro lo tuviste que descalificar.

Entonces, tuvimos que repensar toda esta parte: hicimos, por supuesto, una Unidad de Política de Contrataciones Públicas y esta unidad está formada por economistas, actuarios, gerentes de tecnologías de la información, financieros, por gente que analiza el mercado y diseñan las mejores formas de comprar del gobierno.

Hicimos también la Unidad de Evaluación de Mejora, que lo que hace es ver cómo funciona el gobierno en todos los temas, en salud, en educación, en todo; mide el asunto, ve qué está funcionando bien para implantarlo en otros lados, qué no está funcionando para mejorarlo. No se trata ya de la visión normal que se tiene de la Secretaría: si te equivocas te voy a castigar, o te voy a inhabilitar o te voy a meter a la cárcel.

Sí, esa parte depende de la Contraloría, pero tenemos una Unidad que está revisando qué hace el gobierno para ver qué no está funcionando y poderlo mejorar.

Estamos también trabajando en un programa que se llama Mejora de Gestión, que es homologar el gobierno. El gobierno… para que ustedes se den una idea: en la Secretaría de la Función Pública tenemos el control de los recursos humanos del gobierno, esto significa que dictamos política y tenemos, en muchos casos, el control directo sobre más de tres millones de personas. Estamos construyendo el Sistema de Recursos Humanos más grande del mundo. Eso, por supuesto, te da un tamaño del problema verdaderamente enorme.

Por ejemplo, tenemos áreas en el gobierno… la Secretaría de la Función Pública, cuando yo llego a trabajar en la mañana paso mi tarjeta por un lector que me carga a mi nómina, me calcula el sueldo, hace todos los cálculos y después, automáticamente me descuenta si llego tarde, o lo que sea, y después directamente me carga en una tarjeta de débito, de nómina, que yo puedo usar. Hay áreas en el gobierno en donde calculan a mano la nómina y entregan en sobres. Y así. Tenemos una cantidad de cosas dispares. Es lo mismo, ustedes lo saben bien, pagar la nómina en cualquier lado. Es el mismo cálculo de impuestos; tendrán quizá diferentes percepciones, pero es el mismo cálculo.

Lo que estamos haciendo es homologar el gobierno. ¿Cuál es la mejor práctica en cada una de estas áreas de administración? Y todos los demás tienen un plazo para llegar a esta.

Después, un componente específico en cada una de las áreas. Nosotros no podemos decirle a Semarnat cómo se cuida un bosque, ni podemos decirle a Conagua cómo sacar agua de un pozo, ni podemos decirle a los demás… en la parte de administración sí, hacemos todo este trabajo, pero en la parte de cada uno de ellos tienen que repensar cómo se tiene que mejorar el proceso del gobierno.

Y este Programa de Mejora de Gestión del gobierno tiene además otros dos componentes: más adelante ahondaré, uno que tiene que ver con la eliminación de los trámites y otro que tiene que ver con la eliminación de la normatividad en el gobierno.

A parte de todo esto, de la transformación que hicimos acá en el propio gobierno, a través de sus programas de mejoras y en la propia Secretaría.

Lo que hicimos fue una transformación de la normatividad de las leyes, que rigen al gobierno en la parte administrativa sobretodo.

Hicimos cuatro grandes reformas: La ley de Contabilidad Gubernamental, La Ley de Fiscalización, las Leyes en Materia de Contrataciones y la Reforma constitucional para regular los salarios de los servidores públicos.
 
En la Ley de contabilidad, regula de una vez por todas, la contabilidad que debe llevar el gobierno y el gobierno refiriéndome al gobierno en general, no solamente al gobierno federal, sino al estatal al municipal a todos.

Bien, hay una premisa que tenemos en el gobierno que es la rendición de   cuentas para que alguien rinda cuentas, y haya transparencias lo primero que tiene que haber son cuentas y en muchos casos en municipios o estados prácticamente no había cuentas.

 La cuenta pública se limitaba, si bien nos iba en muchos casos a una publicación en un periódicos de tres renglones que decía entrada, salidas y saldos, cosa que siempre me ha parecido a mí y lo decía y lo sigo diciendo desde que estaba yo del otro lado de la mesa, que no puede ser que se este midiendo con una doble vara, por un lado,  cuando ustedes llevan una contabilidad de un negocio les exigen una serie de requisitos, llevar la contabilidad, cargos, abonos, balance y todo lo demás y de pronto cuando entra el gobierno tienes horas de entrada y de salidas, pues, que no es el mismo dinero  de los impuestos que el otro.

Todo este planteamiento y reclamos  que yo me hacía cuando estaba en mi despacho, del otro lado,  pues, ahora nos toca venir arreglarlos y por supuesto que ahora nos toca venir a arreglarlos y por supuesto que sigo creyendo en lo mismo, por eso estamos metiendo todas estas leyes de contabilidad.

El ciudadano tiene todo el derecho de conocer como se gasta cada peso del gobierno y para eso venimos, para que haya transparencia en la rendición de cuentas, debe de haber cuentas, esa es una premisa básica que queda funcionando con esta Ley de Contabilidad que nos va obligar a todos los niveles de gobierno, además, a tener cuentas más o menos compatibles y comparables, tú tenías una cuenta presentada al gobierno de una manera y otra cuenta presentada de otra. Es como las normas generales de presentación de los balances de los estados financieros como si aplicara distintas normas para cada empresa, pero nunca sabíamos dónde están los ingresos, dónde están los egresos, cuál es parte del gasto, cómo esta la concesión financiera, si cada empresa hiciera las cuentas y presentara sus balances con reglas distintas y pusieran el activo junto con el capital, es una cosa similar, entonces, lo principal es homologar todo esto.

Esa Ley, ya esta en vigor, ya estamos empezando a trabajar, tenemos una nueva Ley de Fiscalización que regula el proceso de la Auditoria Superior para Fiscalizar a los gobiernos, establece nuevas obligaciones para los fiscalizados y los fiscalizadores, tiene plazos y sanciones adicionales que puede aplicar ahora la Auditoria Superior de la Federación y sobretodo hicimos un paquete de reformas en materia de contrataciones públicas, que es lo que les digo cómo contrata el gobierno.

Lo que queremos con este nuevo paquete que ya esta en vigor, es que el gobierno compre mejor, que compre a menor precio, que compre mayor calidad, por supuesto que lo que queremos es que el gobierno le cueste menos a los ciudadanos, que tenga ahorros, es una parte que a veces no se ve, nos fijábamos tanto en la normatividad que se nos olvidaba lo principal, el dinero del gobierno es dinero de los contribuyentes, estamos obligados ha hacer las cosas escrupulosamente y ha conseguir los mayores ahorros.

Esta parte, este paquete que hicimos esta enfocado a eso y la otra, por supuesto también fomentar la transparencia en todas las adquisiciones, remitir todos los procesos, todos los requerimientos inútiles que tiene el gobierno en este tipo de cosas de adquisiciones.

Otra de las cosas también, es que no debe ser, quitamos esa visión controladora del gobierno, para ponernos en una visión simplificadora de ahorro y además promotora, es decir, el gobierno es el principal motor de la economía nacional, INAUDIBLE, sino por lo menos de los más importante, digamos aisladamente, por supuesto, la micro y pequeña empresa es mucho más importante en términos de empleo, tenemos que reconocerlos, lo que hicimos fue meter una serie de normas para que las micros y pequeñas empresas puedan venderle al gobierno, tenemos muchas micros y pequeñas vendiéndole al gobierno, nada más que son intermediarias,  es decir, el pequeño fabricante que tiene su fabriquita donde fábrica mesas o sillas, no le puede vender a la SEP no le puede vender a PEMEX, primero porque es infranqueable la cantidad de requisitos, te van a descalificar sino  llevas las cosas y no esta bien acreditado, sino tienes aquello y después estas reglas son completamente distintas para venderles a SEP que para venderle a SEDESOL que venderle a la Comisión Federal o venderle a PEMEX, bueno, entonces, o sabe hacer INAUDIBLE o sabe hacer papeles, eso fue otra de las cosas que quitamos, simplificamos todo de tal manera que el que produce nos venda, porque queremos que la autoridad se la quede el que da el empleo, no el que hace los papeles, es otro de los grandes cambios que pidieron, por supuesto, esto en estos momentos crisis, lo que genere mayores empleos.

El tener el dinero del gobierno que no se puede ejercer por tantas trabas burocráticas, lo que hace que no permita que  el gobierno haga obras de infraestructura, compras que lo que hace es generar empleo en estos momentos que lo necesitamos tanto, así que también tiene un componente con la parte del combate a la crisis, que tenemos en cuanto a la generación de empleos.

Cambiamos prácticamente el 60 por ciento o más del 60 o casi 70  de la Ley de Obra Pública y de la Ley de Adquisiciones, pagamos ahora, antes pagábamos en 45 días las facturas del gobierno, ahora estamos obligados a pagar en 20 días, tiempo pago proveedores, las bases de licitación van hacer gratuitas, todo mundo cuando haya una compra,  puede entrar a Internet y verlos ahí, bajarlos y participar, sin la necesidad de ir a pagar o que tengan que hacer ningún trámite.

Lo que queremos que haya mayor promoción, que las pequeñas y medianas empresas concursan y vendan al gobierno y por supuesto nosotros obtener mejores precios.

También, otra parte que le dimos una buena cambiada es agilizar y eliminar los trámites de autorización para las convocatorias INAUDIBLE y sobretodo hay temas que pusimos nuevas formas de comprar al gobierno, les pongo un ejemplo, pusimos un modelo que se llama subasta en reversa INAUDIBLE, como funcionan, eso también puede servir, es decir, empezamos a utilizarlo, lo utilizamos por primera vez de prueba en  Comisión Federal que compró el carbón para las termoeléctricas del país,  es una gran compra en la que revisamos que todos los participantes pudieran cumplir con todo lo que se iba a comprar, es decir, tuvieran el carbón, fueran empresas solventes.

Una vez que estuvieran todos en la licitación internacional, sentados en las mesas, se dio el punto de arranque, para platicárselos así es como INADUDIBLE  al ahora de licitar, qué precio das y todos los compradores sobre la mesa ponen su precio, una vez que todos ven cuál es el precio de los demás, recogen su oferta y hacen la siguiente oferta, por supuesto más baja es un descuento subsecuente, una vez que ya lo vieron todo vuelven a recoger y vuelven a poner su mejor precio y el que no va pudiendo pagar se va saliendo, hasta que queda el que gane, nos ahorramos en esa sola compra mil millones de pesos, seis mil 200 aulas pudimos construir con eso, en una sola compra que antes no se podía hacer, estamos trabajando el tema de contratos y es tener un precio en el gobierno, es decir, en lugar de andar quitarnos los lápices como si nunca compráramos lápices  o los boletos de avión o celulares, vamos a tener un precio de gobierno, cuál es el mejor precio de gobierno todas las empresas que quieran participar, darles los  precios en esas condiciones y el gobierno en lugar de licitar y hacer 20 mil papeles, simplemente vas y compras.

En este momento estamos haciendo una prueba piloto Microsoft que elegimos el año pasado, vaya que es una empresa que no tiene mucha competencia le pudimos sacar el 60 por ciento de descuento, nos abrieron los códigos, capacitación gratuitas, se compra en Internet solamente se meten tus datos lo bajas no tienes que hacer licitaciones, nos ahorramos más de 100 millones de pesos solamente en la compra de esos paquetes,  todos los funcionarios se la pueden llevar a su casa los paquetes de Microsoft, usarlos sin costo alguno lo hicimos extensivos  para estados y municipios.

Estas son las nuevas maneras de comprar, esta es la parte de la administración gubernamental que tenemos que estar pensando de cómo funciona el gobierno, por supuesto que tenemos muchas más reglas de  transparencia, y también cambiamos temas en la responsabilidad de servidores públicos, muchos servidores públicos  ya no van a tomar decisiones, lo que hicimos fue modificar responsabilidades y también permitimos el reconocimientos del error.

Como  no había la posibilidad de reconocer el error, antes de hacer un proyecto de una carretera  y a la hora de hacer el trazo resulta que la carretera estaba tres kilómetros al norte y resulta INAUDIBLE bueno y alguien se equivoco, afortunadamente INAUDIBLE si se hizo el trazo, porque nadie dijo que se había equivoca, porque lo íbamos a sancionar, y dijo pues ahí cuando se enteren, pues ahí me encuentran, pero eso cuanto le cuesta al gobierno, lo que hicimos fue meter el recurso si tu cometiste un error como funcionario público y lo reconoces antes de que se cause el daño, puede no sancionarte, si se causo el daño pero lo reparas puede no sancionarte, pero si se causo el daño y fue  además con una cuestión de dolo también modificamos la ley y la subimos de 2 a 12 años de prisión, el que cometa actos irregulares con tema de corrupción.
  
Que les quede bien claro a los ciudadanos y a los servidores públicos,  te vamos ayudar para que las cosas funciones funcionen mejor y tomes decisiones y  no tengas miedo, no te pases de la raya porque entonces sí vas a tener castigos que antes no tenías, esto es la parte dijimos en todo lo que tiene que ver con contrataciones.

También esta en proceso de legislación en las legislaturas estatales la Ley en la reforma constitucional para regular los salarios de los servidores públicos, es una manera de ponerle tope a los altos salarios de los servidores, que en el gobierno federal están regulados, están transparentes, ustedes se pueden meter a la página de Internet  saber cuánto gana el presidente, cualquier secretario, subsecretario, el chofer, lo que quieran pero hay otras entidades que nadie sabe y hay bonos y cosas ocultas y después terminan ganando tres veces más que el presidente de la República, esta también es otra reforma que se acaba de sacar.  

Les decía con este programa que tenemos de mejoras y modificación a la atención de la Secretaría, en tiempos anteriores se había hecho un esfuerzo con esa firma de los ISO9000 de la mejora, yo siento, ojala que no hiera ninguna susceptibilidad, pero eso del ISO9000 para el gobierno es una religión que yo no profeso, puede ser muy buena para las empresas, pero no para el gobierno, lo que hicimos fue construir nuestro propio sistema de  mejora.

 El gobierno es tan complicado que lo que menos necesita es que no se complique más y que además haga definitivo las cosas que no están funcionando, entonces, lo que hicimos fue hacernos nuestro propio proceso de mejoras que es lo que ya les platique.

Pero, además,  nos dimos a la tarea todo mundo, nos decía que la Contraloría y la Secretaría de la Función Pública nos trae a todo mundo encima que a todo mundo castiga,  que no te deja hacer nada, que no te deja tomar ninguna decisión, ya saben que buen ánimo traen siempre con nosotros los auditores, nos pones tanta normatividad que no se puede hacer nada y es cierto, el gobierno, era un gobierno en que hace 20 años podías hacer lo que quisieras, no había una norma para nada.

No había que licitar, ni tener transparencia, nada,  pasamos a un gobierno a que no se puede hacer nada, meternos en tanta normatividad nadie puede tomar decisiones.

Hicimos una revisión de cuentas normas en el gobierno, esto les va a interesar a ustedes como contadores, una cosa es registrar y otra saber a que estas sujeto.

Cuando estas en la Contaduría, esta sujeto a las normas generales de contabilidad que cada día están más vapuleadas, recuerdo por cierto, grandes de los problemas que ha habido en las empresas de quiebras internacionales, es porque  simplemente lo que nos enseñaron en la escuela ya no se aplicó.

Yo recuerdo haber visto un balance dónde en una de esas, donde tenían registrado una cantidad de pérdidas, perdón, ganancias por realizarse, utilidades por realizar, eso contrario a lo que nos enseñaron en la escuela, bueno, al margen de eso, en la contabilidad tenemos una  serie de normas generales, bueno, que tenemos que saber de esas normatividad para registrar para hacer el trabajo en el gobierno, me di a la tarea de revisar hay 500, porque son 80 normas generales  las mayoría para la administración pública, la mayoría las puso el Congreso, la Cámara de Diputados, Senadores, son como ciento veintitantas, ciento treinta y tantas, ciento diez, por ahí, las puso Hacienda en términos presupuestales, ciento cinco, ciento seis las pusimos nosotros en la Secretaría con temas de recursos humanos, de gasto, de registro contable, con cosas de esas, bueno todo el mundo en el gobierno me dijo ya vez como tenemos razón si ustedes tienen una normatividad ahí que no se puede franquear, quien se va a aprender 500 normas, nada más que después les di el dato de cuántas normas se han autoimpuesto las dependencias, es decir la propia dependencia se pone sus propias normas para controlar el gasto para todo eso… nos encontramos 18 mil 175 normas imagínense ustedes para trabajar en el gobierno, para comprar, registrar y eso, conocer esa cantidad de normas y por supuesto la Secretaría, su trabajo es revisar que cumplan con las normas; así que donde le buscamos le hallamos, donde buscamos hallamos, hay quien seguramente desconoce algunas normas, en cualquier proceso encuentras quien desconoce algunas de las normas entonces lo que hicimos fue, primero una cruzada ya llevamos mil 600 normas menos, la Secretaría ya está quitando todas estas normas y tenemos que terminar el sexenio con por lo menos 8 mil eliminadas.

Cómo se eliminan todas estas normas, usando  Tecnologías de Información, si tienes un proceso que antes hacías, si tienes un libro para hacer cualquier compra pues simplemente lo haces en línea, metes todos los sistemas y tiras a la basura toda la normatividad, te sale mucho más barato acabas de inmediato.

Nos hemos encontrado normas, nada más para ponerles un ejemplo, unas cosas que les llaman POBALINES que es Políticas Bajo Lineamiento para Compras Gubernamentales o algo sí que es un documento que hacen supongamos PEMEX o Comisión Federal de Electricidad y dice, para comprar yo voy a hacer todo este manual para cumplirlo yo mismo.

Nos encontramos algunas que especificaban el tamaño y tipo de letra en que debe ser presentada la propuesta, esto también viene de otra cosa, es decir, si alguien va y dice, supongamos, voy a licitar una carretera y después resulta que fulano de tal hizo su propuesta cien millones de pesos más baratos pero dice ah mira yo tengo aquí este manualito que dice que la propuesta debió haber sido hecha en times 12 no en arial 10, estás descalificado, a mi me ha tocado ir a meterme en licitaciones donde dicen es que esto original y no copia oye es que son doscientos millones de pesos menos para el gobierno, pues sí, pero aquí dice… así es como funciona, estas son las cosas de la administración que tiene uno que estar vigilando y cambiando, no solamente le quitas normatividad, no solamente lo haces mucho más fácil el gobierno, no solamente lo haces más barato de operar, quitas corrupción, toda esta normatividad en realidad se transformó, lo que se hizo con la intención de controlar la corrupción en realidad se convirtió en la fuente de corrupción, como no puedes cumplir con todo esto o son tantos los requisitos que debes de cumplir que entonces voy poniendo requisitos para que solamente aquel lo pueda cumplir entonces ahí está el truco eso es también lo que estamos haciendo, quitando oportunidades de corrupción, es decir, la teoría inicial es que con todas estas normas iban a quitar la corrupción y la secretaría se formó con esa intención, documentemos todo y hagamos auditorías para revisar y vamos a encontrar la corrupción, no siempre es cierto, las auditorías están diseñadas para cosas distintas muchas veces, ven saben o sospechan que hay un acto de corrupción y no violaron una sola ley

Entonces como INAUDIBLE y lo que sí hicimos fue enredar una buena parte del gobierno, qué es lo que hicimos también, bueno reorientar las auditorías y además tener dos, digamos dos estrategias generales de combatir la corrupción.

Hay dos grandes o dos temas, digamos en el tema de la corrupción, la corrupción grande, la millonaria que tiene que ver con estos procesos que les digo, en donde de pronto descalifican a alguien que valía cuatrocientos millones de pesos, una licitación por un papel, por un dato, por esto, porque no cumplió con tal cosa y resulta que terminan descalificando a todos, y gana el cuate, esas son las cosas que estamos cambiando con la parte de las leyes.

Y hay otra parte de la corrupción, la corrupción pequeña la del día a día, esa corrupción hormiga que es digamos la de menor monto en cada una de las operaciones pero que es la que le pega a las familias pobres, a la familia pobre que va a cobrar su cheque de ayuda de la Sedesol, porque es lo único que tiene para comer, y un funcionario le dice, pues sí, pero el 30 por ciento es para acá.

O al que va a una ventanilla a hacer un trámite y el funcionario le dice que sí, pero le abre el cajón “y ahí ponle”, desde licencias y todo lo demás.

Hicimos por supuesto, entonces, dos estrategias que estamos echando a volar, primero es, lo principal es quitar oportunidad de corrupción, si quitas toda esta maraña, muchos no van a poder orientar las compras en las licitaciones, entonces lo que hacemos es meterle transparencia, en los grandes temas en los temas donde vemos que hay cosas difíciles, metemos a ciudadanos para que vigilen esos procesos; ciudadanos que no lo hacen por el dinero sino que además son de gran prestigio y cuando hay, por ejemplo, les pongo el ejemplo de una licitación de todo lo que fueron pasaportes en Relaciones Exteriores  que creíamos que pudiera haber algún problema, que además estaba muy denso, que los proveedores estaban peleando y aventándose periodicazos entre sí para descalificar al otro diciendo que el otro era un corrupto y que además le había dado dinero antes de la licitación, lo que hicimos fue que fuimos por Transparencia Mexicana, la institución de mayor prestigio en el tema de transparencia en México, ellos observaron toda la licitación, cuando vieron algo dijeron oye no, esto puede orientar la licitación, les dijimos, lo cambias, sacamos la licitación, ganó, quien tenía que ganar, el más barato, hubo una descalificación del otro, salió Transparencia Mexicana y los puso en orden.

Por qué, porque es un ciudadano, cuidando el dinero de los ciudadanos, esa es la otra parte que estamos haciendo también para transparentar y…, además, la otra de las partes que estamos viendo es el tema principal de los temas de corrupción de muchos de los delitos es la impunidad, si nosotros castigamos a la gente por actos de corrupción, por negligencia y después resulta que ganan los casos y andan sueltos en la calle entonces eso no va a tener ningún sentido, lo que hicimos fue revisar todos los procesos que tenemos; en este momento les digo, de los que nos vamos a juicio y a Tribunal, la Secretaría gana el 90 por ciento de esos casos, eso yo creo que difícilmente un despacho privado lo tiene; el 90 por ciento, es decir el que pescamos, difícilmente e nos va a ir y ese es otro paso, esa es otra cosa también que ayuda a que los funcionarios se cuiden de hacer actos de corrupción.

Y además estamos haciendo un programa de Usuario Simulado que lo que hace es combatir esta corrupción en las ventanillas, el que le piden dinero por algo, que… estamos perfeccionando todo esto, toda esta parte de ir por los funcionarios corruptos que están pidiendo el dinero, que le pegan a los más pobres, que le piden dinero por hacer un trámite, y bueno llevamos un ritmo ahorita de casi uno por semana, eso sí, además son con el AFI, los levantamos, vamos por ellos, los metemos a la cárcel, bueno si salen banjo fianza, al rato regresan, porque son tan contundentes las pruebas que no se nos van.

A ver si podemos ver videos para que vean cómo pescamos a los corruptos.

No tiene sonido…bueno parece que no tiene sonido, esos son imágenes reales, son cortes de muchas de estas que hemos hecho, es decir, montamos un operativo con Inteligencia y de verdad solamente un caso de alguien que como que sí se las olió y lo perseguimos con el AFI y terminó brincándose camellones con el coche y se nos peló, pero al rato lo agarramos, así que… este ya está también en la cárcel… este es un nuevo, también es un nuevo esquema de combatir la corrupción directamente y nos quitamos de todo el proceso de andar en juicios, armando la auditoría y todo, si sabemos que alguien, nos denuncia, la mayoría llegan por denuncia,, nos dicen, están pidiendo dinero, nos vamos sobre él.

Además otras de las cosas que estamos haciendo para combatir la corrupción es subirle como ustedes lo podrán ver es subirle la pena, es decir cuando alguien en una licitación modifica las cosas para que gane otro y se lleva 50 o 20 o 30 millones de pesos, a la bolsa, lo que antes hacía la Secretaría, era pues te inhabilito, yo nada más lo que les pregunto a ustedes alguien que se metió 50 millones de pesos a la bolsa tiene muchas ganas de seguir trabajando, nos da hasta INAUDIBLE, decirles ya no vas a poder seguir trabajando por diez años… ni quería, ya tiene 50 millones de pesos ahí en la bolsa, esas son de las cosas que estamos cambiando, el que encontramos en un acto de corrupción, le seguimos denuncia penal, lo perseguimos hasta el final y estamos ganando la mayoría de los casos, ese es otro tema, es decir; no se trata nada más de que te voy a inhabilitar sino que les tiene que salir tan caro el acto de corrupción, que digan a ver si me pescan, y que es probable que me pesquen, me van a meter a la cárcel, van a acabar con mi familia, me van a quitar mis bienes, pues mejor no le entro.

Pero esa es la nueva cultura que estamos ahora cambiando en la Secretaría, porque de verdad el tema de la corrupción es un tema que está altamente difundido, estamos buscando por todas maneras y de todas formas cómo combatirla, y bueno, también el tema que queremos es cambiar las actitudes.

Es muy difícil cambiar el tema de la corrupción si no se cambia la actitud de todo mundo y eso lo tenemos perfectamente claro, estamos por ejemplo teniendo un programa con los niños para que los niños tengan una mejor cultura, un programa de Adiós a las trampas, estamos metiendo este tema con los niños en las escuelas y en los libros de textos, dibujos para que vean en las trampas, cuando uno ve los temas de los niños, lo que ellos entienden por corrupción, los niños ven la corrupción de manera distinta a como la vemos los adultos, los adultos pensamos la corrupción como un acto para meterse dinero a la bolsa, los niños los ven como actos que dañan al planeta, los niños asocian la corrupción con temas de medio ambiente, por ejemplo.

Y, bueno, de lo que tratamos, les decía, es de cambiar la actitud, una de las cosas que yo revisé llegando a la Secretaría, es el tema de la Ley. A ver, tenemos actos de corrupción porque las leyes son laxas, o porque no tenemos buenas leyes, o porque no se aplican las leyes, bueno yo me topé con unas cosas que a mi me sorprendió.

Comparé cómo estaban los países que tienen menos corrupción, las leyes de esos países con las nuestras, para mi sorpresa hay países de los que tienen menos corrupción, que ni siquiera existe el delito, en Islandia nunca ha habido alguien que detengan por corrupción porque ni siquiera hay delito es impensable que alguien cometa un acto de corrupción, por qué, porque la sanción social es tan grave que nadie se va a atrever.

Es decir, si alguien le pide un peso a un ciudadano por hacerle un trámite por darle una licencia y se enteran los demás, los del pueblo, los de la ciudad, ese pobre cuate no va a poder vivir ahí, la sanción social, el desprecio por el corrupto es tan grave que mejor no cometen el acto.

Es decir el problema también es la actitud, mientras nosotros sigamos pensando que este es el listo porque se clavó la lana, no vamos a salir del problema , por eso estamos trabajando mucho con los niños para poder mejorar esto.

También tenemos un programa de cineminutos, que desgraciadamente no tenemos sonido para pasarles todo lo que estamos haciendo para ponerle, darle más conciencia a los ciudadanos de todos estos temas, estuvimos haciendo un trabajo de cineminutos con cineastas mexicanos jóvenes, fuimos con ellos y nos ayudaron a hacer estos spots que son bastante buenos pero no va a funcionar si no tenemos el sonido, pero lo pueden ver en la página de Internet.

La otra cosa, es… bueno pues esto sobre todo, lo que queremos les decía es cambiar la actitud. Otra de las cosas que hicimos fue mejorar y quitar oportunidades de corrupción, lo que les platicaba dónde están las grandes oportunidades de corrupción, en los trámites y como muchas veces hay mucha resistencia para quitar los trámites, lo que hicimos fue pues irles a tumbar la puerta, miren les pongo un ejemplo de cómo ve el gobierno los trámites y de cómo ve los ven los ciudadanos.

Hace dos años o tres, empezamos con el asunto de mejorar el asunto de mejorar alguno de  los trámites, uno de ellos fue el pasaporte, cuál fue el procedimiento, bueno pues fue el procedimiento que sigue el gobierno, se contrata a un asesor externo que va o enfrente del mismo gobierno revisa cómo estás haciendo el procedimiento para entregar el pasaporte, que si te toman la foto, que si no, si regresan, van, lo checan en los archivos, van otra vez regresan, van y te lo entregan.

Bueno se mejoró muchísimo el trámite, resulta que antes te llevaba como tres días y ahora te lo entregan en el mismo día, el compromiso es que una vez , que el pasaporte te lo entreguen en máximo cinco horas, pues sí, efectivamente todo mundo está muy contento porque el pasaporte te lo entregaban el mismo día y a veces, generalmente en cinco o seis horas, nada más que a mi me tocó hace como año y medio ir a sacar el pasaporte de una de mis hijas y fuimos a la delegación ahí en México, sí en cinco horas nos lo entregaron, contadas a partir de que llegué a la ventanilla porque me puse a hacer cola desde las cinco de la mañana en pleno frío con mis hijas como cualquier ciudadano y sí entré hasta las 10 de la mañana a la ventanilla, de ahí contaban las cinco horas.

A ver esa no es la manera de ver al gobierno,  está pensado desde el punto de vista del gobierno, no desde el punto de vista del ciudadano, y miren yo que soy tan crítico con estos temas de los trámites, y de todo lo que… a veces lo que, como muchas ocasiones hace sufrir el gobierno al ciudadano, ahí se refleja muy claramente, yo lo recuerdo porque lo viví en carne propia, estás haciendo el trámite, estás haciendo la cola y ya cuando vas a entrar hay un cuate con unos lapiceros así, y te dice “tinta negra para llenar la forma” y dices seguro me la regresan si no le compro a esta, si la piensas, “seguro me la van a regresar por esto”, eso es la mentalidad que tenemos con respecto al gobierno, algo van a hacer, algo se van a inventar para complicarme la vida, eso es lo que tenemos que cambiar.

Qué es lo que hicimos, bueno en el caso de los pasaportes, lo que hicimos fue cambiar todo y verlo desde el punto de vista del ciudadano, ahora en la ciudad de México y lo estamos extendiendo a todo el país para sacar los pasaportes, hablas y pides cita, y llegas a la hora y no tienes que estar haciendo cola desde las cinco de la mañana, llegas y presentas tus documentos y te lo dan a las tres horas o cuatro, pero te ahorras la cola de las cinco.

El servicio médico en el ISSSTE ya tenemos clínicas y lo estamos extendiendo a lo demás a que como cualquier, como cuando vas afuera a cualquier doctor, por qué tienes que ir a sacar ficha y hacer cola  a las cuatro o cinco o seis de la mañana y además no respetan el turno, llegas y te dan una ficha, te dan la ficha todas a las 8 de  la mañana, llegas y tú tienes trabajo, tienes que ir a la escuela y te va a tocar a las dos de la tarde, puedes ir a las 6 o las siete de la mañana a que te den la ficha y además no sabes a qué hora vas a pasar, y por lo tanto tienes que estar todo el día sentado ahí, qué no podemos dar el servicio a la gente como cualquier médico, hablarle y decirle oye doctor a qué hora me atiendes, por qué no se puede; eso es lo que estamos cambiando también en el gobierno; ya hay clínicas en México, en la Ciudad de México y en otros estados de la República en donde hablas y te dan la cita, como en cualquier otro servicio… eso… hay muchos trámites, que estamos cambiando, sacamos, como hay muchas deficiencias también, sacamos un concurso para verlo desde el punto de vista ciudadano, un concurso que se llamó el Trámite más Inútil, que déjenme decirles, bueno fue un asunto que causó mucha controversia  en el país y en el extranjero, es el programa de gobierno más cubierto yo creo a nivel internacional.

New York Times sacó un reportaje de este modelo, de este trámite, perdón de este concurso donde le dijimos a la gente denúncianos cuál es el peor trámite que hay en el gobierno, dinos cómo te estamos tratando mal y si nos denuncias el peor, te puedes llevar medio millón de pesos, 300 para los municipales y 300 para los estatales, también que les toque no… decirles qué es lo que está mal, se lo llevó por cierto el Seguro Social con un trámite de 15 vueltas para sacar una medicina que sacas cada mes que ya lo estamos modificando.

Qué fue nuestro compromiso, eliminar trámites; llevamos más de ciento sesenta trámites eliminados, para empezar hay muchos trámites que no deben existir, nosotros en la Secretaría tenemos uno, para trabajar en el gobierno tú necesitabas un certificado de que no habías sido inhabilitado por la Secretaría de la Función Pública, y entonces yo llegaba a la oficina todos los días y veía una fila de gentes, de señores muy humildes, con su bolsita, la primera vez que llegué me puse a platicar y usted de dónde viene, pues de Chiapas y usted, pues de Baja California y a ver a qué viene, pues es que me pidieron esto… y es que voy a entrar, a lo mejor me dan chamba de chofer en Chiapas y por lo tanto tenía que venir por la certificación a la ciudad de México de que no estaba… inhabilitado, para empezar nunca había trabajado en el gobierno, no puede estar inhabilitado; segundo lugar cómo le pedimos al ciudadano que te de un documento que nosotros mismos tenemos, no es el gobierno el que te entrega este certificado, entonces por qué te lo pide el gobierno.

Estamos tan acostumbrados a que te traten mal que entonces ya no nos ponemos a pensar en estas cosas, una de las cosas que yo siempre les pregunto y que yo les aseguro que a todo mundo se les hace normal porque la mayoría no lo ha pensado, cuántas veces les han pedido su acta de nacimiento, quién la expide, el gobierno no… quién se las ha pedido… el gobierno, traemos a los ciudadanos de ventanilla en ventanilla pidiéndoles cosas que nosotros tenemos, eso es lo que hay que cambia, por ello el ciudadano tiene tan mala impresión del gobierno, porque los tratamos mal.

El verdadero cambio de todas las estructuras, de todo el gobierno, de todas las actitudes que se tiene que hacer, con todos estos cambios yo les puedo decir estamos haciendo la reforma administrativa más ambiciosa y más grande en la historia del país, estamos cambiando todos los procedimientos, todo lo que se hace, estamos repensando cómo se hace cada una de las cosas en el gobierno, para poder mejorar; este es un trabajo además de apasionante y de arduo, es difícil cambiar todo esto, sobre todo cuando es tan grande el gobierno pero además yo sé que este es el trabajo que los ciudadanos esperan, este es un trabajo en el que además, quiero que en esta plática ustedes como contadores pongan su mira también en esto, que cuando piensen una vez que egresen de la Facultad no piensen solamente en trabajar calculando impuestos o en trabajar solamente en empresas o en su despacho, piensen toda la oportunidad que hay de mejorar el país, de trabajo en mejora del gobierno, en mejora de las condiciones de vida, el hecho de haber diseñado un nuevo sistema que nos permite ahorrar 3 mil millones de pesos en una sola compra, eso es lo que da grandes satisfacciones, saber que podemos combatir más la inseguridad, que podemos tener más escuelas, que podemos ayudar más a combatir la pobreza porque estamos haciendo bien nuestra chamba y ahora el gobierno cuesta menos, estas son las grandes satisfacciones que ustedes pueden tener.

Yo les pido, le agradezco otra vez a la Facultad, a los maestros, primero las enseñanzas y esta oportunidad de platicar con ustedes porque me parece que los ciudadanos, especialmente los muchachos que están saliendo de las escuelas, con su mente limpia, sana, son los que nos van a ayudar a cambiar todo esto, en ustedes está también que busquen esas oportunidades de trabajar en el gobierno, de ver las cosas de una nueva manera y de transformar al país, no me resta más que felicitarlos a todos ustedes y agradecerles por su paciencia.

Muchas gracias

 

Insurgentes Sur 1735 Col. Guadalupe Inn, México D.F., C.P 01020 - Tel. 2000 3000 - Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet

 

SECRETARÍA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Políticas de Privacidad