Archivo Histórico
Administración 2006-2012
SFP
Inicio - Sala de Prensa - Octubre 2010 - Discurso 12/10/10 SVC

Discurso

PALABRAS DEL SECRETARIO DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, SALVADOR VEGA CASILLAS, EN LA PRESENTACIÓN DEL MANUAL ADMINISTRATIVO DE APLICACIÓN GENERAL EN MATERIA DE CONTROL INTERNO

12 de octubre de 2010 | Documento | Comunicado | Discurso JMPM | Entrevista | Galería | Manuales de Aplicación General

Estimado Contador Público Juan Manuel Portal, Auditor Superior de la Federación; como siempre muchas gracias por su apoyo;

Maestro Juan Carlos Serrano Machorro, Especialista en Gestión Financiera del Banco Mundial;

Distinguidos miembros del presidium;

Estimado Marco Antonio Abaid, presidente del Comité de Contralores Estados-Federación;

Estimados invitados;

El pasado 12 de julio de este año, dimos un paso muy importante en materia de Control Interno, puesto que se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el acuerdo por el que se emitieron las disposiciones en este tema y que son el fundamento necesario para la expedición del Manual Administrativo de Aplicación General en Materia de Control Interno, que hoy estamos ya implementando en las dependencias e instituciones de la administración pública federal.

El Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, establece como estrategia la aplicación de los programas de simplificación administrativa y mejora regulatoria en toda la administración pública, procurando que los cambios tengan un impacto directo en el combate a la discrecionalidad, la arbitrariedad y la corrupción.

De igual forma, el Programa Especial de Mejora de la Gestión de la Administración Pública Federal 2008-2012, señala como una estrategia el simplificar la regulación que rige a las instituciones y a su interacción con la sociedad, y establece la necesidad de mejorar el marco normativo de las instituciones a través del proceso de calidad regulatoria, para lograr mayor agilidad, certidumbre y menores costos de operación para las instituciones y para los particulares.

En materia de Control Interno, realizamos una revisión del marco jurídico para identificar aquellas disposiciones, tanto de carácter general como interno, que en la actualidad se encuentran obsoletas, que no garantizan la eficacia en los procesos, en los trámites y servicios, o que se puedan duplican ocasionando contradicciones que incluso llegan a paralizar la propia gestión administrativa.

Así se detectaron 53 normas emitidas por la Secretaría de la Función Pública en materia de Control interno, las cuáles fueron eliminadas en el acuerdo y sustituidas por el Manual Único.

Además se identificaron 121 normas adicionales que las propias instituciones habían emitido en materia de control, mismas que quedaron sin efecto al no ser publicadas el pasado 10 de septiembre.

Es decir, el manual de aplicación general sustituye 174 normas en materia de control interno en la Administración Pública Federal.

Por otra parte y de conformidad con los principios del Gobierno Corporativo formulados por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), también en dicho Acuerdo se plantea fortalecer las Normas Generales de Control Interno para realizar la implementación de un Modelo Estándar de Control Interno que opere en los niveles estratégico, directivo y operativo de las instituciones.

De igual forma, se establecen las etapas mínimas para el proceso de administración de riegos y se plantea un rediseño de los Comités de Control y Auditoría, mejor conocidos como los COCOA´s, para constituir foros colegiados mas estratégicos y menos operativos, que contribuyan al cumplimiento de metas y objetivos, utilizando de forma integral y ordenada el Control Interno como un medio.

Ahora los Comités de Control y Desempeño Institucional, bajo el liderazgo de cada institución, dejarán de ser un foro del órgano interno de control para tratar sus asuntos con la institución, y deberán ser realmente foros estratégicos que promuevan controles efectivos e institucionales orientados a un mejor desempeño de las instituciones públicas.

Por eso establecimos su carácter obligatorio solamente para las dependencias; y dejar a la consideración de las entidades, si en el seno de su órgano de gobierno se tocan los temas de control interno, que me parece que es el mejor mecanismo, si hay un órgano de gobierno… por supuesto, el órgano de gobierno de la entidad, ahí debemos de ir a tocar los temas que tienen que ver con el control interno o con lo relacionado con las auditorías, porque de nada sirve tener un comité en donde en su mayoría esté integrado por personal de la Secretaría de la Función Pública para discutir entre nosotros lo que debería de saber el órgano de gobierno.

Ahí tenemos nosotros presencia, tenemos voz, ahí escuchamos los temas y salvo en casos especiales, solamente en casos especiales, en donde, insisto, la propia entidad pudiera tener su propio comité, entonces que ahí se haga, pero no debiera ser de ninguna manera, la norma, de tener en las entidades estos comités.

He sido muy claro con los órganos internos de control en cuanto a los antiguos COCOA´s, hoy COCODI´s; y aprovecho este evento en que convergen junto con las áreas administrativas de las instituciones, para que en este foro de control, para reiterar la instrucción de hacer de los COCODI´s auténticos foros promotores del control estratégico y efectivo.

En lo que respecta a la Administración de Riesgos en el ámbito de la Administración Pública Federal, quiero comentarles que hemos estado sustituyendo de forma paulatina lo que antes era el modelo de gestión reactiva y de coyuntura, por otro que obliga a los tomadores de decisiones a hacer una planeación más cuidadosa, identificando aquellos riesgos que puedan obstaculizar o impedir el cumplimiento de las metas y objetivos institucionales.

Por esa razón, estamos promoviendo que sean las mismas instituciones quienes se apropien del modelo de administración de riesgos y el diseño de controles efectivos para abatir la probabilidad de su ocurrencia y/o impacto; es decir, que se utilice como una herramienta de gestión y no como un requerimiento de los Órganos Internos de Control.

Con especial énfasis, estamos sustituyendo el concepto de auditoría interna tradicional que se enfoca fundamentalmente en el análisis de transacciones para detectar errores e irregularidades, por el de la auditoría que busca detectar la corrupción y la ineficiencia, para combatirla y prevenirla, con todo el rigor del Estado.

Un ejemplo de ello, es que el día de ayer anunciamos que derivado de acciones de auditoría y supervisión se impusieron sanciones a funcionarios de PEMEX y a una empresa que entregó material distinto al contratado con la complacencia de los supervisores de la paraestatal.

En la Secretaría de la Función Pública tenemos nuevos enfoques que orientan nuestras acciones, estamos firmes en el combate a la corrupción y sabemos que la auditoría no es suficiente, por lo que le estamos dando a la corrupción un nuevo tratamiento que consiste en percibirla no como un simple problema administrativo sino como un delito que debe ser castigado.

Estamos conscientes que un control efectivo al gobierno, es el que viene de la sociedad, el control social.

Nuestra estrategia contra la corrupción implica grandes transformaciones; estamos fomentando la denuncia social de calidad como una acción participativa de frente común, en la que el gobierno y la sociedad realmente sumamos.

Por ello, estamos fortaleciendo el programa de Usuario Simulado en el que los ciudadanos juegan el rol más importante para atrapar a los funcionarios y servidores públicos que están cometiendo algún acto de corrupción.

El día de hoy, por ejemplo estamos anunciando la detención de un funcionario del INEA, Instituto Nacional para la Educación de los Adultos, que pedía dinero a uno de sus alumnos por acreditarle sus estudios.

Al mismo tiempo, estamos reforzando los modelos de investigación y de auditoría pública, ya que estamos convencidos de que lo estratégico es tener menos auditorías y más efectividad, y de esa forma combatir la regulación excesiva para garantizar el combate a la impunidad y la sanción a los corruptos.

El modelo de control que estamos promoviendo no consiste en establecer más trámites, más controles, requisitos y procedimientos; por el contrario en dejar los estrictamente necesarios y que garanticen la efectividad de la operación; y acompañarlo de la mejor medida de control que garantiza el buen desempeño del gobierno y que es, la sanción social.

Algunos expertos señalan que el grado de desarrollo de un país es inversamente proporcional al número de normas y control, pero directamente proporcional a la tolerancia a la ilegalidad.

El Manual Administrativo de Aplicación General en Materia de Control Interno así como el resto de los manuales que surgen del Programa de Regulación Base Cero, son las vías más contundentes para una gestión pública de calidad y con apego a la normatividad más efectiva por eso debemos de conservar estos manuales como un instrumento efectivo para la administración pública y le solicito… lo revisaremos cada seis meses.

Y le solicito al Auditor Superior de la Federación, que como siempre nos ayuda con su importante opinión en estas revisiones para que nosotros podamos incorporar lo que también han revisado y que consideren debamos incorporarlo en la revisión que haremos en los próximos seis meses de todos los manuales de administración del gobierno.

Y también vamos a revisar que no haya regresiones en todas las medidas que hemos tomado para simplificar el gobierno, vamos a revisar efectivamente que no proliferen los COCODI´s en donde no deben de existir, vamos a revisar también en los próximos seis meses todos los reportes que solicitamos en la Secretaría de la Función Pública para ver si son efectivos o no, si es que no, los eliminaremos, que muchas veces se solicitan a través de los órganos internos de control.

En el último año hemos emprendido una real revolución en la Administración Pública Federal; los modelos de auditoría, de investigación y de normatividad se han transformado de fondo.

Nos toca dar cuenta que esas transformaciones dan buenos resultados; que los gobiernos damos mejores resultados y a mejores costos.

Que la corrupción y la discrecionalidad se combaten de manera efectiva y que el servicio público es una noble actividad de servicio a la sociedad.

En nosotros está n la transformación de las instituciones públicas para que genere mejores beneficios a la sociedad.

Muchas gracias.

Última actualización el Martes, 12 de Octubre de 2010 12:25
 

Insurgentes Sur 1735 Col. Guadalupe Inn, México D.F., C.P 01020 - Tel. 2000 3000 - Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet

 

SECRETARÍA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Políticas de Privacidad