Archivo Histórico
Administración 2006-2012
SFP
Inicio - Sala de Prensa - Septiembre 2010 - Discurso 13/09/10 2

Discurso

PALABRAS DEL SECRETARIO DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, C. P. SALVADOR VEGA CASILLAS, EN EL MARCO DE LA PRESENTACIÓN DEL MANUAL ÚNICO DE TRANSPARENCIA Y ACCESO A LA INFORMACIÓN.

13 de septiembre de 2010 | Documento | Comunicado | Entrevista | Galería | Manuales de Aplicación General External link | Contador de Normas Eliminadas External link

Buenas tardes.

Estimada Doctora Jacqueline Peschard Mariscal, presidenta del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos;

Estimados integrantes de las Unidades de Enlace y Comité de Información de las Dependencias y Entidades de la Administración Pública Federal;

Distinguidos miembros del presidium;

Estimados invitados;

A un año y medio de haberse publicado el Programa Nacional de Rendición de Cuentas, Transparencia y Combate a la Corrupción, el cual se diseñó como un instrumento de política pública orientado a fortalecer las prácticas y valores de la transparencia y rendición de cuentas, damos cuenta del cumplimiento de uno de sus objetivos fundamentales.

El homologar, simplificar y coordinar la política de transparencia al interior del Ejecutivo Federal, para que el derecho ciudadano de acceso a la información y la obligación del estado de transparentar y rendir cuentas se armonicen en pos de la promoción de un gobierno mas ciudadano y de una ciudadanía más interesada en los asuntos públicos.

El manual que hoy estamos presentando, dentro del marco de la estrategia de “Tala regulatoria” no sólo busca eliminar normas absurdas e inútiles que dificultan nuestro actuar y la interacción con el ciudadano; se busca normar y homologar procesos.

Estamos promoviendo una nueva forma de conceptualizar el tema de la transparencia dentro de la gestión institucional.

El concepto de transparencia, ha revolucionado la forma de desarrollar las políticas y estrategias gubernamentales de los gobiernos democráticos, no sólo privilegiando y salvaguardando el derecho ciudadano de acceder a la información, sino también utilizando la transparencia como un elemento estratégico que renueve las organizaciones desde el interior; fomentando la calidad y mejorando la gestión de sus procesos internos para lograr paulatinamente una mayor satisfacción de las demandas ciudadanas.

La transparencia no sólo es poner a los ojos de todos el actuar público; es poner a los ojos de los ciudadanos de forma accesible información que le sea útil a la ciudadanía y que obligue y provoque transformaciones al interior del gobierno para brindar mejor servicio al ciudadano.

En este sentido, la transparencia no sólo puede supeditarse al acceso a la información pública; por el contrario, debe constituir un verdadero reto organizacional, que necesariamente debe acompañarse de una serie de transformaciones culturales y procedimentales.

Este concepto, la transparencia socialmente útil, es justamente el paso que estamos dando en esta administración.

En el manual que hoy presentamos se incluyen procesos obligatorios para toda la Administración Pública Federal, como la adopción de prácticas de transparencia focalizada; en donde estaremos obligados a difundir información, más allá de la que establece la Legislación, pero que consideremos que su publicidad puede inducir cambios organizaciones benéficos o aportar datos útiles para la sociedad.

El concepto de transparencia focalizada no debe ser construído solamente por el gobierno, requiere de espacios de participación social para ir avanzando y construir de la mano de la sociedad una política de transparencia que le dé la mayor utilidad social.

Justamente en este año que celebramos 200 años de ser México, transitaremos en materia de transparencia.

Quiero detenerme a reflexionar como estábamos hace algunas décadas:

Era impensable que una solicitud ciudadana de conocer cuánto ganaba un funcionario, qué gastos ejercía en sus viajes o a quién se otorgaban las becas escolares o los apoyos sociales; pudiera ser contestada por el gobierno.

Hoy, en el régimen de libertades democráticas que vivimos es una realidad; pero no es suficiente.

Estamos en el tránsito de la transparencia como una medida social de control al gobierno; a una política pública de transformación y orden institucional y de una utilidad social para que los ciudadanos tengan información de valor que les sea útil.

Un ejemplo de esto es que hoy, podemos consultar las evaluaciones de todas las escuelas de educación básica, inclusive por materia, por región o por grado; con lo que la toma de decisión de en que escuela inscribir a nuestros hijos estará mejor informada.

Podemos conocer el estado de las carreteras de México, los costos y tiempo de traslado en la página de la SCT.

Es más, podemos interponer denuncias contra servidores públicos de manera anónima mediante el internet y saber que funcionarios y empresas han sido sancionadas por el gobierno.

Con la instrumentación de la política de transparencia focalizada no sólo estaremos asegurando el derecho ciudadano de acceso a la información, también estaremos generando un espacio de consulta ágil y útil para la sociedad sobre bienes y servicios que recibe del gobierno.

En este sentido, en los próximos meses las dependencias y entidades del gobierno federal deberán de generar, procesar, sistematizar y publicar en sus portales institucionales información socialmente útil que permita mejorar o reorientar la toma de decisiones por parte de los ciudadanos.

Quiero aprovechar para hacer un sincero reconocimiento y agradecimiento al Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos, a su Comisionada, la presidenta Jacqueline Peschard y a los Comisionados por el invaluable apoyo de asesoría que nos dieron para hacer realidad este manual que regirá al Ejecutivo Federal y por supuesto doctora que estamos dispuestos a seguir trabajando juntos en la revisión de los manuales.

Amigas y amigos:

La estrategia de “Tala Regulatoria” como uno de los 10 compromisos para transformar a México es un ejercicio sin precedentes en la administración pública en México.

Se trata de pasar de la lógica de los cambios posibles, lentos y graduales, del viejo mensaje de “sentar las bases para el desarrollo”; a la lógica de los cambios necesarios y que si se pueden alcanzar.

No es una estrategia más de desregulación. Se trata de pensar desde “cero” como debe ser la administración pública y diseñarla como si esta no existiera; no hacer cambios o modificaciones, diseñar lo que debe ser, no lo que se puede ser.

Hace un mes el presidente Calderón anunció la eliminación de 12 mil 243 normas en la Administración Pública Federal y suscribió un Decreto Presidencial en el que se prohibía la eliminación de nuevas normas y establecía el plazo del 10 de septiembre, el viernes pasado, para publicar en el Diario Oficial de la Federación las normas estrictamente necesarias para operar administrativamente al gobierno; ya sea por que los manuales no las contemplan o por que derivan de una obligación superior como una ley o compromiso internacional o por que su permanencia depende de una situación de emergencia.

Vencido el plazo, me complace informar, que una vez publicados 171 listados de las distintas dependencias y entidades del gobierno federal; se eliminaron adicionalmente mil 870 normas.

Con esto llegamos a 14 mil 119 normas eliminadas en el gobierno federal, es decir el 40% de las normas del gobierno.

Y justamente el eliminar las normas innecesarias es una buena forma de transparentar al gobierno, por que al existir menos normas, el gobierno se simplifica y queda a mejor vista de los ciudadanos.

Sin duda, participamos en el año que celebramos el bicentenario del inicio de la lucha por la independencia y el centenario de la revolución, estamos emprendiendo cambios transcendentes para la vida nacional.

Estos cambios solamente serán posibles, si cada servidor público transforma su actitud y orienta más su espíritu de servicio en pos de la ciudadanía.

Muchas gracias.

Última actualización el Lunes, 13 de Septiembre de 2010 18:45
 

Insurgentes Sur 1735 Col. Guadalupe Inn, México D.F., C.P 01020 - Tel. 2000 3000 - Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet

 

SECRETARÍA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Políticas de Privacidad