SFP

Ponencia

Versión Estenográfica de la Ponencia de la Lic. María del Rocío Ruiz Chávez, en el marco del Foro Nacional de Contabilidad Gubernamental, llevado a cabo en el Salón Valparaíso del Centro Banamex

México, D.F., 25 de octubre de 2011 | Documento

Presentador: Vamos a continuar con el programa con la Conferencia “La Contabilidad Gubernamental y el Sistema de Cuentas Nacionales: Contribución del Sector Público a la Economía del País e Importancia de la Armonización Contable para el INEGI”.

El Sistema de Cuentas Nacionales es un esquema de organización de información estadística sobre aspectos macroeconómicos del país, es un resumen de la actividad económica de la sociedad mexicana durante un período determinado.

La contabilidad pública y privada aporta información valiosa para conformar una estadística oportuna y confiable. En este contexto es como adquiere relevancia la Conferencia “La Contabilidad Gubernamental y el Sistema de Cuentas Nacionales: Contribución del Sector Público a la Economía del País e Importancia de la Armonización Contable para el Instituto Nacional de Estadística y Geografía” que será dictada por la licenciada María del Rocío Ruiz Chávez, Vicepresidenta de la Junta de Gobierno de dicho Instituto, a quien me permito presentarles.

Es Licenciada en Economía por la Universidad Nacional Autónoma de México y ha cruzado los Diplomados de Comercio Exterior y Negocios Internacionales y del Tratado del Libre Comercio en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Su desarrollo profesional data de 1963 en el Banco de México como Investigadora y a partir de 1965 ha ocupado varios cargos en la Secretaría de Economía, desde Auxiliar de Analista hasta Subsecretaria de Industria y Comercio, lo que demuestra que su trayectoria profesional durante 40 años le ha permitido escalar por méritos propios.

Sus aportaciones al Comercio Exterior han incidido favorablemente en el desarrollo económico de nuestro país.

Desde el 1 de enero de 2009, a propuesta del Presidente de la República y previa ratificación del Senado de la República, se desempeña como Vicepresidenta de la Junta de Gobierno del INEGI.

Cedo la palabra a la licenciada Ruiz Chávez.

Lic. María del Rocío Ruiz Chávez: Muy buenos días.

El día de hoy hemos oído pláticas muy interesantes, hemos visto como la Contabilidad Gubernamental va a ayudar o ayuda, con la nueva Ley, a la eficiencia y los destinos del gasto.

Hemos visto varios aspectos pero quisiera referirme el día de hoy a lo que es el aspecto estadístico; es decir, cómo influye la Contabilidad Gubernamental dentro de las Cuentas Nacionales.

O sea, cómo todo lo que produce, lo que consumen los servicios que tenemos por parte de las entidades del gobierno, se van a transformar en cifras que nos permitan cuantificar la producción nacional. Es decir, vamos a hablar un poco de las Cuentas Nacionales.

Empezamos por explicar, con algunas láminas, el contexto donde nos desarrollamos en el INEGI.

El INEGI tiene una nueva Ley, tiene un nuevo marco institucional que crea un Sistema Nacional de Estadística y Geografía, para lo cual esta nueva Ley nos da una autonomía al INEGI, lo que le permite coordinar -a través de su Junta de Gobierno, formada por cinco Vicepresidentes- todo un sistema que pretende precisamente coordinar la producción, la difusión, la conservación y la promoción del uso de la estadística pero no sólo de lo que el INEGI produce. Es aquí el cambio.

La nueva Ley no regula la estadística o la geografía que genera el INEGI sino el que generan todas las entidades públicas que conforman nuestro Gobierno.

Así, lo que trata de ser el sistema es una red de redes, donde podamos cruzar información agropecuaria, con información de carreteras, a través de un Instituto que es el coordinador o el instrumentador de este sistema que tiene personalidad jurídica propia, patrimonio propio y facultades precisamente para regular la producción estadística y geográfica de este país.

¿Cómo lo hacemos o cómo estamos organizados?

A través de un Sistema Nacional de Información que se divide en cuatro Subsistemas: Por un lado, tenemos la información demográfica o sociodemográfica, tenemos la información de geografía y medioambiente, tenemos toda la información económica y últimamente estamos generando también información estadística sobre Gobierno y Seguridad.

¿Cómo nos organizamos hacia las dependencias? ¿Cómo interactuamos con la Secretaría de Turismo, con la de Agricultura, con la de Comunicaciones y Transportes?

Bueno, nos organizamos precisamente a través de comités que estas dependencias presiden y que el INEGI lo único que pone es un Secretario Técnico a fin de apoyar las labores de las propia dependencia en su generación de estadística o en la generación de registros administrativos.

Básicamente nos vamos a concentrar en uno de los comités, el Comité de Estadísticas Macroeconómicas y Cuentas Nacionales; este Comité pertenece al Subsistema de Información Estadística, Económica, que es el que me toca a mí presidir.

Aquí lo que tenemos, lo que formamos -como ustedes ven en esta gráfica- es toda la información de infraestructura, de comercio exterior, de ciencia y tecnología y lo que tratamos, como les decíamos, es una red de información en donde todo lo que se genera en el sector público pueda no sólo intercambiarse, sino pueda ser leído, como se decía hace rato, a través de armonizaciones de los clasificadores, de las normas para su expedición y en donde podamos aprovechar todos y cada uno de los datos que día a día genera cada una de las dependencias del gobierno.

Pero además, ¿qué es lo que va el INEGI a tomar?

Nosotros no vamos a tomar toda la información que se produce, por ejemplo, en la Secretaría de Hacienda o en la Secretaría de Relaciones Exteriores; tomamos la información que estas dependencias producen pero que vamos a catalogar como información de interés nacional.

¿Qué quiere decir esto?

Que es una información que se requiere para definir políticas públicas, que es una información que se genera con metodologías internacionalmente reconocidas y también que es una información que se genera periódicamente, o sea, no nos interesa un registro, que sacamos alguna vez, pero que nunca más volvemos a tener conocimiento de él o que no hay una serie con qué comparar, o que no tenemos antecedentes.

Todo esto que se llama información de interés nacional, lo que pretende el sistema es precisamente organizarlo de manera que todos los usuarios, no sólo el sector público, el sector privado, pero también los ciudadanos de a pie, los que todos los días tomamos decisiones de dónde vivir, qué comprar, cómo invertir, en qué invertimos, qué compramos, qué vendemos, a qué nos dedicamos, cómo estudiamos, tengamos esa información a la mano de manera sencilla y fácilmente visualizable.

O sea, la información no sólo hay que recopilarla, hay que organizarla, hay que darla a conocer de manera sencilla. Tenemos que tener herramientas para que no sólo los estadísticos, los demógrafos tengan conocimiento, por ejemplo, de lo que captamos en el Censo de Población, sino que todas las dependencias puedan adecuar esa información a lo que requiere.

Entre esta información tenemos alguna que ya desde la ley fue catalogada como información de interés nacional, precisamente por ser una información que repercute en las decisiones de política de varias dependencias del Gobierno Federal.

Ya son, desde un principio, tomadas como información de interés nacional los censos, el sistema de cuentas nacionales, en el cual abundaremos un poco más y los índices de precios, que desde hace tres meses son parte de la estadística que general el INEGI, el índice de precios al productor y el índice de precios al consumidor.

Pero ahora nos referiremos directamente al Sistema de Cuentas Nacionales.

¿Qué entendemos por todo este sistema de cuentas nacionales donde la contabilidad gubernamental forma parte primordial?

Nos referimos al marco contable que constituye la estructura orgánica en la que se inserta toda la información económica disponible en este país.

O sea, ¿qué es lo que nos da?

Nos permite conocer y comprender el funcionamiento de toda nuestra economía, por eso su importancia, dado que tenemos más de 400 variables que nos indican cómo se está comportando la economía, no sólo si crece, sino hacia dónde vamos, qué estamos haciendo, quién lo hace, dónde lo hace y cómo lo hace.

Aquí es donde producimos el Producto Interno Bruto, es información que tenemos trimestralmente o como el IGAE que con anticipación al PIB cada trimestre nos permite ver cómo estamos creciendo o si tenemos problemas, precisamente para este crecimiento.

El Sistema de Cuentas Nacionales es un conjunto coherente y pretende precisamente armonizar y ser un sistema integrado de todos los balances, los conceptos, las definiciones, las clasificaciones, las reglas contables a las que ya se ha hecho mención durante este día y con conceptos que son precisamente tomados de ciertas instituciones internacionales, ¿para qué?

Para que podamos compararnos con otros países, para que podamos saber cómo está nuestro país en un contexto global. O sea, que lo que a nosotros le llamamos producción nacional sea lo mismo que en Argentina consideran producción nacional o lo mismo que en China lo toman para ver la tasa de crecimiento.

Es decir, nosotros estamos insertos en un conjunto de países donde si queremos compararnos tenemos que seguir reglas, pero además estas reglas o estas fórmulas ya son reglas probadas, son recetas, si las podemos llamar coloquialmente, precisamente de cómo debemos seguir para hacer esta contabilidad.

Las cuentas es un registro completo de las actividades que tienen lugar dentro de una economía y de sus interrelaciones entre los diferentes sectores, y por eso tenemos que consultar a todo mundo.

Así que aquí las fuentes son un sinnúmero de organizaciones, tanto públicas como privadas, pueden ser cámaras, pueden ser asociaciones, puede ser el gobierno, empresas prestadoras de servicio.

A lo que nos dedicamos nosotros es precisamente a recopilar, o sea lo que hacemos es contar la realidad nacional. Lo que hacemos es dirigirnos a todos los sectores que generan información, pero no sólo para tener una estadística, sino para sensibilizar todo lo que se hace, toda la producción de bienes y servicios de este país.

También tenemos fuentes directas, con información con el propio INEGI produce; tenemos los censos, tenemos un marco conceptual de estadística básica.

Tenemos el Censo General de Población y Vivienda; tenemos el conteo de población y vivienda, los censos económicos o el Censo Agropecuario; es decir, nosotros sumamos a la información que nos lleva de afuera toda la que internamente produce el INEGI, no a través solamente de los censos que son los más conocidos.

De alguna forma a veces nos identifican con el Censo de Población por su importancia, pero yo creo que las encuestas que sacamos todos los días, todos los meses, todas las semanas, esas encuestas son sumamente importantes.

Allí tenemos encuestas tan tradicionales como la de establecimientos industriales, comerciales, de servicios; tenemos encuestas que miden la industria, la que se hace a través de los micro-negocios, o lo que estamos invirtiendo o produciendo a nivel de educación, capacitación, empleo o las encuestas que se hacen en los hogares.

A lo mejor a algunos de ustedes, algún día el INEGI ha llegado a decirles: ¿En qué gasta, qué ingreso tienen, cuántos empleos tienen en esta casa, qué confianza siente el consumidor, precisamente para saber hacia futuro qué esperamos de nuestra economía?

Tenemos estadísticas económicas como la que registramos de la industria maquiladora o de comercio exterior y así un sinnúmero de encuestas que día a día aprovechamos, ya sea porque el mismo INEGI va a conseguir esta información o porque algunas dependencias nos mandan lo que llamamos registros administrativos.

Tenemos registros administrativos súper-importantes como los que llamamos estadísticas vitales que nos dan la natalidad, la mortalidad, es decir, cuántos somos todos los días, sin tener que esperar 10 años o cinco años para tener un conteo, saber cuántos somos en población, dónde estamos, cómo vivimos, qué salud tenemos, a qué nos dedicamos.

Pero también es importante el tema que se ha tocado ya varias veces en las ponencias el día de hoy: El gobierno como generador de bienes, como generador de servicios, pero también como consumidor.

Al gobierno lo medimos de las dos formas: Medimos su consumo y medimos su producción.

El gobierno es un agente económico que de manera importantísima forma parte precisamente de este Sistema de Cuentas Nacionales.

Las estadísticas lo que hacen al contabilizar lo que produce el sector público y también el sector privado, lo que hacemos es medir toda la producción de bienes y servicios del país, es decir, tenemos toda la contabilidad nacional.

Y la parte del gobierno, del sector público, ¿cómo la tenemos? La dividimos para su análisis, para facilitar su análisis en el gobierno general y las empresas públicas.

Al gobierno general le llamamos al que otorga servicios de carácter social y comunitario, que se entregan gratuitamente o a precios simbólicos.

Las empresas públicas más cercanas a todos nosotros son las que producen bienes y servicios que son vendidos en el mercado y su creación obedece a determinada estrategia de política.

El gobierno general se dedica específicamente a la producción de no mercado, es decir, su actividad ya puede ser financiera o de cualquier tipo, pero no está dirigida, no responde a los ingresos que tenga por la venta de estos servicios; sus servicios más bien los presta a través de los ingresos que recibe, ya sean éstos tributarios por préstamos o por transferencias intergubernamentales.

De acuerdo al Sistema de Cuentas Nacionales las características del sector se subdividen, como ya se mencionaba aquí, en gobierno central, estatal o de seguridad social.

En algunos ejemplos quizá sea ocioso repetir, dado que todos los que están aquí conocen mejor que yo la conformación del Gobierno Federal a través de las secretarías de estado, de los órganos desconcentrados y organismos como la UNAM.

Los gobiernos estatales, ya se ha mencionado varias veces, las 31 entidades paraestatales, el Distrito Federal, las delegaciones y los municipios.

Y el Sistema de Seguridad Social, que se refiere más bien al Instituto Mexicano del Seguro Social, al ISSSTE y a algunas otras dependencias.

¿Cómo analizamos nosotros lo que producen los bienes y servicios que venden en el mercado las empresas públicas?

Tenemos algunas entidades que se llaman: de control presupuestario directo, donde lo que nosotros analizamos o lo que nosotros captamos es su ingreso y su gasto, a través de lo que tienen presupuestado en el PEF, en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

También tomamos en cuenta a las entidades de control presupuestario indirecto, cuyo gasto no forma parte del PEF.

Esto, lo que nos da a nosotros, el catalogar estas entidades entre empresas de control directo y empresas de control indirecto, en la siguiente lámina tenemos algunos ejemplos, como: la Comisión Federal de Electricidad, Caminos y Puentes, el Sistema de Transporte Colectivo, Banco de México; las instituciones no financieras como: LICONSA, el Fondo de Cultura Económica y algunos más.

¿Estos qué son para nosotros?

Esto es una fuente básica de información que utilizamos en la generación precisamente de la cuenta de producción del sector público y para eso nosotros requerimos precisamente del estado del ejercicio presupuestal anual por cada dependencia, de las estadísticas, de las finanzas públicas estatales y municipales, de la Cuenta de la Hacienda Pública, de los estados financieros, de los organismos descentralizados.

Para las empresas públicas requerimos de la Cuenta de la Hacienda Pública Federal, de los estados financieros dictaminados con detalle del gasto a nivel de subcuentas, también de información de cada dependencia, de su personal ocupado, entre otros rubros.

Para nosotros precisamente el que podamos contar con esta información y que la Ley de Contabilidad hace de observancia obligatoria es un gran paso, porque en la medida en que tengamos mayor información, mejor información, información más oportuna, es en la medida en que nosotros vamos a poder también servir a nuestros usuarios; es en la medida en la que nosotros les vamos a poder devolver a las dependencias del sector público la información que nos dan, pero se las vamos a devolver de manera agregada, se las vamos a devolver clasificada.

Lo que se mencionaba anteriormente de los municipios, que algunos y la mayoría, si pensamos en Oaxaca evidentemente vamos a encontrar muchos más que no cuentan con las computadoras, con los sistemas informáticos, a lo mejor tienen alguna computadora, pero no tienen los sistemas que estén conectados para poder en tiempo real pasar toda esta información, para tener la información oportuna.

No nos permite a nosotros reaccionar y dar al mismo tiempo, esta información devolvérselas ya sea en forma de PIB trimestral, ya sea en forma de reporte de algunos de los indicadores que sacamos, de los cientos de indicadores que sacamos al años en el INEGI.

O sea, ¿cómo se los damos o cómo lo devolvemos? Tratamos que esta información llegue de la manera más fácil posible a los usuarios y tratando de tener clasificadores, normas que homologuen la información. Ya se hablaba también de esto, de la importancia de la homologación, de la importancia de la armonización de la información.

Por ejemplo, tenemos un clasificador único por actividades, que es el clasificador del SCIAN, que es el Clasificador Industrial de América del Norte, que convenimos los tres países firmantes del Tratado de Libre Comercio precisamente para que cuando hablemos de un sector, si estamos hablando del textil, sepamos que los tres países estamos hablando del mismo sector.

Que componen estos rubros, son acuerdos internacionales precisamente que permiten que cuando nosotros demos una información de los trabajos del Seguro Social y digamos estos trabajos están en esta actividad, están en la fabricación de alimentos, están en la fabricación de calzado, están en los servicios de transporte; sepamos y podamos comparar todos estos datos, no sólo de empleos, de gastos, de ingresos; tengamos esta información armonizada y organizada.

¿Cuál era el tipo de información? Evidentemente aquí sólo tendremos una pequeña muestra de algunos resultados de los últimos años, pero que nos muestra la importancia de contar con esta información de manera oportuna, de manera organizada, de manera accesible a todos los usuarios.

Por ejemplo, tenemos aquí la producción del sector público que disminuyó ligeramente su participación al pasar de 17.8 por ciento en 2009 a 17.3 en 2010, como resultado precisamente de la disminución de la actividad de los organismos descentralizados y las empresas.

Aquí estamos viendo el reflejo de los efectos, precisamente traje estos años donde la crisis hizo un efecto que podemos ver en esta lámina, pero también podemos ver cómo la actividad del sector público llega a tener actividad anti cíclica o puede de alguna forma modificar o hacer políticas que atenúen los efectos de la crisis.

Aquí tenemos, por ejemplo, el valor agregado, el valor agregado bajo, pero si vemos en el 2009 la baja del sector privado es mucho más importante que la baja del gobierno, el gobierno disminuye menos su producción y, por lo tanto, llega a disminuir los efectos o trata de aminorar los efectos precisamente de una crisis que, además, venía de una crisis mundial donde difícilmente las empresas podían reaccionar rápidamente para evitar el verse afectadas.

Los puestos de trabajo. Aquí en esta estadística podemos ver directamente cómo la generación de empleos del sector público responde o disminuye menos ante los efectos de la crisis de 2009 de lo que tiene un efecto en la disminución del empleo total del país.

Aquí vemos que el empleo total baja menos que el sector privado, gracias a que el sector público se mantiene sin tener una caída importante en el año 2009.

Algunos ejemplos, también podíamos ver de la construcción por sectores demandantes. Tenemos que el sector de la construcción se ha visto favorecido con el gasto en obra pública, sobre todo el dedicado a infraestructura.

En el año 2009 y 2010, a pesar del entorno económico adverso, el sector público aumentó su gasto en construcciones e instalaciones y obra de ingeniería civil al pasar del 32 por ciento en el 2008 a casi 39 por ciento en 2009.

Es decir, no sólo no baja, sino que contrarresta la caída en la actividad del sector privado haciendo un uso del gasto en materia de construcción de infraestructura.

Otro ejemplo más, tenemos aquí el gasto en salud. Por ejemplo, hemos visto que el sector privado ha disminuido su participación en los servicios de salud.

El sector público, al revés, ha venido incrementando sus servicios de salud, esto es gracias a una política gubernamental del Seguro Popular, pero también a que los ingresos de los ciudadanos en las épocas de crisis disminuyen y entonces acuden menos a los servicios privados.

Es decir, por un lado tenemos una menor demanda de los servicios de salud privados pero, por otro lado, también tenemos una oferta mayor de los servicios de salud que ofrece el Gobierno Federal.

Por último les mostraré una gráfica de los servicios de educación.

La educación se ha mantenido más o menos constante. Es decir, el Gobierno Federal se ha mantenido entre el 70 por ciento de la oferta de servicios de educación; los sectores privados se han mantenido en alrededor del 30 por ciento de los servicios que usamos todos los mexicanos.

Podría aquí dar una larga lista de las encuestas que sacamos sobre el comportamiento de la economía, sacamos encuestas sobre salud, sacamos encuestas sobre educación y trabajo, encuestas sobre empleo, encuestas sobre ingreso y gasto de las familias.

Es decir, si ustedes ven el calendario del INEGI y si revisan los periódicos; o más aún, si nos visitan en nuestra página, verán que todos los días tenemos lo que llamamos Indicadores de Coyuntura. No hay semana que no saquemos el comercio exterior, las maquiladoras, el gasto del Gobierno Federal.

Pero para que nosotros podamos integrar todas estas estadísticas y devolverlas a la sociedad de manera ordenada y organizada, es muy importante la participación del Gobierno Federal.

Las cifras que ustedes vieron de empleo, de educación, de salud, la participación del gasto gubernamental es prioritario.

Quiero terminar mi plática el día de hoy comentándoles de la importancia que tiene para el INEGI, de la importancia que tiene para las estadísticas que sacamos, de la importancia de producir para la sociedad de toda la información, para proveerle de datos que les permitan tomar decisiones.

La Secretaría de Salud necesita saber qué enfermedades hay, dónde se están dando, con qué frecuencia, causa y periodicidad tienen, a qué edad nos ataquen estas enfermedades.

Debemos tener buenos registros, debemos tener buenos datos, debemos tener datos oportunos para que la Secretaría del Trabajo pueda saber cómo se mueven los empleos, en qué sectores están demandando mayores empleos, qué entidad del Gobierno Federal está captando los mayores empleos.

Debemos saber qué migración interna tenemos para que la Secretaría de Turismo pueda saber cuántos turistas entran, de qué nacionalidad provienen, cuánto gastan en México, de cuántos días es su estancia, en dónde necesitamos hoteles; todo esto ayudará a una definición de decisiones de dónde poner nuevos hoteles, en dónde hacer nuevas carreteras o dónde necesitamos presas.

Toda esa planeación nacional depende primeramente, para la buena toma de decisiones, de estadística que nos provea de ciertos indicadores que nos digan a dónde y cómo podemos partir.

De ahí tenemos la fijación de objetivos generales de política, tenemos la fijación de objetivos sectoriales de política, tenemos la creación de objetivos regionales de política.

Para que todos estén bien alimentados, necesitamos de una buena estadística, de una Contabilidad Nacional.

Necesitamos de esta Contabilidad Nacional no sólo para la transparencia, no sólo para el ejercicio del gasto, que es muy importante, ya lo estamos viendo; no sólo para planear el presupuesto que tenemos todos los años sino para planear más allá la actividad del Gobierno.

Es decir, esta Contabilidad Nacional nos va a permitir saber qué va a hacer el Gobierno no sólo el próximo año, no sólo con el próximo PEF, sino qué va a hacer el Gobierno, a qué se va a dedicar, en qué va a gastar no sólo en los próximos seis sino -¿por qué no?- en los próximos 24 años; hacia dónde van los programas, cómo se ejecuta el gasto, cómo se contabiliza, quién lo registra, cómo lo registra.

Yo creo que las nuevas disposiciones en general nos van a ayudar a todos, creo que las decisiones que tome el Gobierno Federal -pero también la iniciativa privada- sobre dónde invertir, por qué invertir en México, por qué generar nuevos empleos, todo esto estamos ayudándolo a forjar entre todos los que estamos aquí.

Lo que pretende el INEGI es contar la realidad de nuestro país.

Muchas gracias.

Última actualización el Martes, 25 de Octubre de 2011 13:17
 
Contador Presenta tu queja o denuncia IFAI Infomex

Insurgentes Sur 1735 Col. Guadalupe Inn, México D.F., C.P 01020 - Tel. 2000 3000 - Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet

 

SECRETARÍA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Políticas de Privacidad