SFP
Indice del artículo
Mesa 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Todas las páginas

Mesa de Trabajo

Versión Estenográfica del Panel sobre Aspectos Relevantes para la adopción e implantación de la Ley General de Contabilidad Gubernamental en el Poder Ejecutivo Federal, en el marco del Foro Nacional de Contabilidad Gubernamental, llevado a cabo en el Salón Valparaíso del Centro Banamex

México, D.F., a 26 octubre de 2011 | Documento

Presentador: Damas y caballeros bienvenidos al Foro Nacional de Contabilidad Gubernamental. Bienvenidos también quienes nos acompañan a través de la señal vía satélite e internet.

Para dar inicio a este segundo día, tenemos preparado un Panel. En esta sesión continuaremos con el tema referido a los aspectos relevantes para la Adopción e Implantación de la Ley General de Contabilidad Gubernamental, pero ahora con énfasis en el Poder Ejecutivo Federal.

Antes de iniciar, les recuerdo que para las preguntas tienen ustedes el apoyo de nuestro personal en el salón, ellos les proveerán papeletas para que puedan escribirlas y después le sean entregadas a los panelistas.

Este Panel tendrá una dinámica similar a los de ayer, es decir, se abordarán los compromisos y los retos desde la perspectiva contable, de recursos humanos, financieros y de sistemas.

Y se identificaran las acciones que hace falta emprender para lograr la plena implementación de la Ley General de Contabilidad Gubernamental. Para tal efecto, nos acompañan prominentes servidores públicos adscritos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Para iniciar con esta sesión, les presentaré al matemático Luis Miguel Montaño Reyes, Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quien fungirá como moderador en esta mesa.

Él estudio matemáticas en el Instituto Tecnológico Autónomo de México, fue Oficial Mayor en la Secretaría de Desarrollo Social y anteriormente se desempeñó como Titular de la Unidad de Contabilidad Gubernamental e informes sobre la gestión pública en la Subsecretaría de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

También ocupó la Dirección General de Operaciones de Protección y Resoluciones Bancarias del IPAB; y fue director general de personal en la Secretaría de Gobernación.

Asimismo, nos acompaña el ingeniero Alfonso Octavio García de León Olvera, quien es ingeniero en sistemas computacionales, egresado del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

Realizó la maestría en administración y los diplomados de administración de la calidad y reingeniería de negocios en el Instituto Tecnológico Autónomo de México.

En 1998 ingresó a la Administración Pública Federal, en donde ha ocupado los siguientes cargos: Director de evaluación y seguimiento en la Tesorería de la Federación, gerente de informática en Banco de México y director general de informática en la Secretaría de Desarrollo Social.

Actualmente se desempeña como Titular de la Coordinación General de Tecnologías de Información y Comunicaciones, así como Encargado de la Coordinación General de Calidad y Seguridad de la Información en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Nos acompaña también el contador público certificado Rogelio Santillán Buelna, Encargado del Despacho de la Unidad de Contabilidad Gubernamental e Informes sobre la Gestión Pública de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y de la Secretaría Técnica del Consejo Nacional de Armonización Contable.

El contador público certificado Rogelio Santillán Buelna es licenciado en contaduría pública por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y licenciado en derecho por la Universidad Autónoma del Estado de México.

Es maestro en administración por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y es candidato a doctor en ciencias sociales en la Universidad La Salle.

Ha trabajado en el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México. En el sector privado se ha desempeñado como auditor en la firma Castillo Miranda.

Y en el sector académico ha sido director de la licenciatura de contaduría pública en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Toluca. Además de catedrático y conferencista a nivel nacional e internacional.

Ha sido Presidente del Colegio de Contadores Públicos del Valle de Toluca, A.C.; consejero en cámaras empresariales, articulista en diversos medios y autor del libro “Consolidación de Estados Financieros”.

Nos acompaña también el licenciado Jesús Elizarraras Naveja, es licenciado en Administración de Empresas por la Universidad de las Américas.

Desde 1992 ha tenido la oportunidad de colaborar en distintas entidades de la Administración Pública como la Presidencia de la República, la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, el Auditorio Nacional y el gobierno del estado de Zacatecas.

Actualmente en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se desempeña como Director General Adjunto en la Unidad de Contabilidad Gubernamental e Informes sobre la Gestión Pública y es el encargado del desarrollo e implantación del Sistema Integral de Administración Financiera Federal, SIDAFF.

Le damos también la bienvenida a Ricardo Ángel Gutiérrez, consultor líder del proyecto del Banco Mundial en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el Sistema Integral de Administración Financiera Federal, SIDAF y en Contabilidad Gubernamental.

Ricardo Ángel Gutiérrez es contador público egresado de la Universidad Nacional del Sur de Argentina con postgrado en Administración Pública por el Centro Interamericano de Capacitación en Administración Pública, de la Organización de Estados Americanos.

Desde 2006 realiza trabajos de consultorías para la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en materia de Administración Financiera y Contabilidad Gubernamental.

Simultáneamente se desempeña como consultor en otros países de América Latina como República Dominicana, Panamá, Honduras y Perú.

De 1999 a 2003 de desempeñó como Presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires y del Grupo BAPRO, S.A. donde realizó la integración automática de los sistemas bancarios y administrativos de dicha institución.

Entre los años 1996 y 1999 prestó servicios como experto de alto nivel en Administración Financiera Gubernamental para el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial para el Ecuador, Venezuela, la República Dominica, Bolivia y Panamá.

Fue Secretario de Hacienda de Argentina entre los años 1991 y 1996. Durante su gestión se diseñó y ejecutó el programa de reforma de la Administración Financiera Gubernamental. Fue autor del proyecto de Ley de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público Nacional aprobado por la Ley 24.156 en 1982.

En dicho contexto se diseñó e implantó el Sistema Integrado de Información Financiera Gubernamental que posibilitó el registro y la generación automática de estados contables y de ejecución presupuestaria en tiempo real para el gobierno central, hasta la fecha en pleno funcionamiento y proceso de modernización.

Anteriormente trabajó como experto y consultor internacional en Administración Financiera y Presupuestaria para las Naciones Unidas, el Banco Interamericano de Desarrollo, en el Ministerio de Hacienda de Honduras, en la Oficina Central de Presupuesto de Venezuela y en el Ministerio de Finanzas Bolivia.

Ha escrito varios documentos sobre la Administración Presupuestaria y Financiera del Estado.

Por la reforma en el gobierno Argentino para la modernización integral de la gestión financiera y la presentación de informes de transparencia financiera en medios electrónicos, a través de Internet y siendo este modelo un referente para otros países del mundo, recibió el “Oscar Vargas Prieto Award for Accountability and Integrity in International Governamental Financial Management”.

Ahora cedo la palabra al licenciado Luis Miguel Montaño Reyes, moderador de este panel.

Moderador, Lic. Luis Miguel Montaño Reyes: Gracias. Muy buenos días a todos. Primero que nada quiero agradecer a la Secretaría de la Función Pública y a la Auditoría Superior de la Federación para que conjuntamente con nosotros se haya hecho esta organización de este evento tan importante, sobre todo para no dejar de hacer un alto en el camino -a poco más de un año de que concluya esta Administración pero también de que lleguen tiempos importantes que marcan la Ley de Contabilidad- a fin de revisar cómo vamos y juntos ponernos metas para dar los siguientes pasos.

Saludo a mis compañeros del Gobierno Federal, no solamente a los aquí presentes en el panel sino también a todos los asistentes; también saludo a nuestros compañeros de los otros órdenes de gobiernos estatales y municipales que nos acompañan aquí en el foro y también por las vías electrónicas a través de las cuales se está dando seguimiento a este evento.


Moderador, Lic. Luis Miguel Montaño Reyes: Daré inicio a este panel cediendo la palabra a don Ricardo Gutiérrez, a fin de que nos pueda dar una visión, un contexto internacional del esfuerzo que nos ocupa.

Buenos días, Ricardo. Adelante.

Sr. Ricardo Ángel Gutiérrez: Muchas gracias, buenos días a todos.

Quiero agradecer en primer lugar a las autoridades del foro, por la gentil invitación a exponer ante esta multitud de técnicos nacionales de México, lo que realmente significa para mí todo un honor estar en México y un honor estar trabajando para México.

Especialmente -como dijo Luis Miguel- le agradezco precisamente a él esta invitación para participar en el foro y también a la Secretaría de la Función Pública por la importancia que le ha dado a este foro y que realmente todos lo sentimos como propio y de una gran trascendencia.

Voy a tratar de repasar un poquito los fundamentos de todo lo que estamos planificando, de lo que se está haciendo y hacia dónde se va con esta reforma que entiendo que es sustantiva porque significa la elevación -sin ninguna duda- de la jerarquía de la Contabilidad Gubernamental en México, como ya pasó en otros países del mundo.

Cuando se partió con este proyecto se dieron unas felices coincidencias que no siempre se repiten:

Por un lado estaba la reforma constitucional trabajando e impulsando la armonización contable para todos los órdenes del Gobierno de México; por otro lado, de manera simultánea, la Secretaría de Hacienda estaba trabajando en lo que es la preparación de lo que se llamó el modelo conceptual del Sistema Integral de Administración Financiera Federal.

En ese modelo conceptual, que es como que el texto origen de todo est, está plasmado hacia dónde va la reforma, hacia dónde va el Sistema de Contabilidad Gubernamental, hacia dónde van los Sistemas Integrados de Información Financiera.

En ese modelo que plasmaba realmente la visión de cómo se iba a llegar a desarrollar un sistema que cubriera toda la hacienda pública y trabajara tiempo real estaban encerrados temas que luego fueron incorporados a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, lo que permitió que los dos que se generaron simultáneamente plantearan lo que nos plantearon los distintos expositores ayer:

Un Sistema de Contabilidad trabajando con objetividad, con oportunidad, con claridad, fundamentalmente generando estados que sean pertinentes para la toma de decisiones y para la transparencia.

Realmente ese modelo conceptual y esa Ley de Contabilidad Gubernamental pueden ser vistos como una pieza única, que son los que generan todo este movimiento, la reforma en la que estamos todos trabajando.

En primer lugar lo que tratamos de ver es qué es la Contabilidad. La Contabilidad refleja lo que está pasando en hechos económicos en la Hacienda Pública.

En el caso de la Administración Federal -lo voy a hacer gráficamente porque no vale la pena detenerme acá, todos van a tener la exposición-, la Hacienda Pública ¿qué es? La Hacienda Pública es la administración de las finanzas públicas, la política y gestión fiscal, también la podemos llamar. Tiene tres grandes componentes: ingresos, gastos y financiamiento. Y comprende la fase de cualquier ciclo fiscal o presupuestario, la política, la formulación, el ejercicio y el control.

Simultáneamente a los ingresos, gastos y financiamiento o el endeudamiento, que forman el corazón de las finanzas públicas, también la contabilidad está impactada por lo que pasa en otros sistemas, que les llamamos: sistemas conexos o relacionados, como son el sistema de recursos humanos o el sistema de recursos materiales. Cuando hablo de recursos materiales me refiero a compras y a administración de bienes.

Realmente ni la administración de recursos humanos ni la administración de bienes forman parte en sí mismos de la Hacienda Pública, pero generan hechos económicos que impactan en la Hacienda Pública; son todos aquellos que están relacionados fundamentalmente con los gastos o con la administración del patrimonio.

Todo este conjunto de transacciones que pasan en este proceso o en este ciclo al que le llamamos: ciclo de Hacienda Pública, es donde se generan los hechos que la Contabilidad tiene que registrar. Por lo tanto, no hay forma de hacer una Contabilidad sin entender los sistemas y los procesos del lente sobre el cual vamos a hacer Contabilidad.

Evidentemente a nivel federal, igual que al nivel de las grandes entidades federativas, no sólo comprende a la parte central del gobierno, al Gobierno Federal, sino también el sistema debe abarcar o el ciclo hacendario abarca a todos los entes paraestatales, los empresariales, los no empresariales y los financieros.

O sea que cuando hablamos del ciclo hacendario, es el campo de acción donde debe realizarse la Contabilidad; todos los hechos económicos que tengan alguna trascendencia patrimonial y que pasen dentro del ciclo deben ser registrados con la Contabilidad.

Este ciclo empieza con la planificación o la programación macroecónomica. En el caso de la federación podemos hablar del PRONAFIDE, de los criterios generales de política económica y sin ninguna duda el ciclo hacendario cierra cuando se aprueba la Cuenta Pública. Ese es el contexto del ciclo hacendario y esas son las fases que comprende el ciclo hacendario.

Entender esto para los que vamos a diseñar Contabilidad es fundamental, porque es el campo sobre el cual debemos hacer la Contabilidad.

No me quiero extender mucho en cada una de estas cosas, porque cada uno de estos puntos es para terminar los minutos de la conferencia.

Ahora, ¿cómo relacionamos todo lo que pasa, toda esa serie de transacciones, esa serie de hechos económicos que pasan dentro del ciclo? Tenemos que montar un sistema de información financiera que nos informe de todo lo que está pasando dentro de ese ciclo, tenemos que diseñar un sistema de información que nos esté informando y este es el desafío, a tiempo real de todo lo que está pasando dentro del ciclo hacendario.

Y como ya lo decía Moisés, en los diferentes momentos contables que dice la ley, o sea, en el caso de los ingresos, el recaudado o el percibido en el caso de gastos, el comprometido, el devengado y el pagado.

Cuando hablamos de un sistema, hablamos del sistema del ciclo hacendario, eso en algún lado de la ley lo llamó el Sistema Integrado de Administración Financiera Federal.

¿Cuáles son los sistemas más importantes del ciclo hacendario? Visto ya como sistemas.

Los sistemas más importantes, sin ninguna duda, son el sistema de planeación hacendaria o de política fiscal, como se puede llamar en otros países; el de sistema de presupuesto, el de administración presupuestaria, el de tesorería, el de crédito público, el de contabilidad.

Estos son los grandes ciclos que componen lo que hemos denominado el ciclo hacendario.

Acá como dicen, estos sistemas, nosotros estamos diciendo sistemas desde el punto de vista normativo, pero la verdad es que estamos dejando afuera algo que es trascendente en las administraciones, sobre todo la Federal, que son las oficialías mayores.

Cuando nosotros hablamos de hacer contabilidad, hablamos de registrar hechos económicos y el gran porcentaje, el 70, el 80 por ciento de los hechos económicos que hay que registrar en el sistema de contabilidad pasan en las oficialías mayores, estos sistemas son básicamente normativos, evaluativos. Pero las realidades económicas pasan por otro lado, pasan por los que están haciendo las cosas.

Dije también antes que tenemos que ver siempre lo que está pasando en materia de recursos humanos y los recursos materiales, pero no para hacer el sistema de administración de recursos humanos, sino para ver aquellos que tienen impacto en la parte financiera, por ejemplo, las plantillas de personal, las nóminas salariales, todo aquello que impacta en la contabilidad. Eso tiene que estar de alguna forma integrado e íntimamente relacionado con cada uno de los sistemas que vimos antes.

Lo mismo pasa con compras, la compra de sí mismo tiene su propia regulación, pero cuando se empiezan a generar los compromisos contables a través de una orden de compra o cuando se recibe el bien, que generamos una alta en los inventarios o una CLC para hacer su pago, deja de ser un hecho del sistema de compras y pasa acá interrelacionado con el Sistema de Información Financiera.

Cuando yo hablo de Sistema de Información Financiera quiero referirme que es, hablo de un poco más de la contabilidad -esto creo que es un tema que después lo va tocar Jesús- la contabilidad registra hechos que tienen trascendencia patrimonial; la información financiera va más allá porque trabaja con lo que es el diseño de las políticas y también con la propia evaluación de la información.

Para estudiar a fondo estos sistemas uno no puede estar ajeno a lo que son las metodologías de la teoría de sistemas y al enfoque por procesos, ambos para el estudio de organizaciones complejas.

No se puede armar un sistema de información, no se puede armar un sistema contable si prácticamente no tenemos el mapa de procesos de la organización y no tenemos los centros, que son los dueños de esos procesos, lo que llamamos el enfoque normativo de esa organización, o sea, los que disponen la norma presupuestaria, la forma de pago, como ayer lo decía Irene Espinosa, los que decía en cómo se administra el crédito público. A esos les llamamos dueños de procesos en esta metodología.

Pero la forma de darle sustento al Sistema Contable de Información Financiera es primero tener un análisis claro de los sistemas y procesos que fluyen en esa organización.

O sea, la contabilidad requiere un soporte administrativo, un enfoque, un estudio, una metodología que le ayuda a decir en qué momento de esos procesos tenemos que determinar que se realizan los registros contables.

Por eso es que los contadores dejamos en algún momento de ser tenedores de libros para pasar a ser diseñadores de sistemas financieros, o sea, tenemos la obligación de estar permanentemente en la teneduría, en el debe y el haber de un asiento, sino a ver cómo relacionamos a la organización con la contabilidad. Este es el rol de la contaduría moderna.

Estos aspectos nos llevan a decir que tenemos que identificar todos los procesos y todos los elementos de ese proceso y además tenemos que identificar las distintas interrelaciones que hay entre estos procesos para ver cómo determinan.

Y acá es donde nosotros empezamos a organizar el sistema que llamamos el Sistema Integrado de Administración Financiera Federal, ¿qué es el Sistema Integrado de Administración Financiera Federal? El registro de los hechos y la producción en tiempo real de estados financieros, tal cual los marca la ley.

Si vemos esta lámina, a nosotros la ley nos traza el objetivo de que debemos producir estados del ejercicio de la Ley de Ingresos, del presupuesto de ingresos, todos los estados contables que hemos visto y que son los normales, los estados que produce el sistema son los mismos estados que ha decidido el CINIF para la actividad privada.

Alguien dijo ayer que la contabilidad es para quien la usa. El contador que entiende la contabilidad de una pequeña industria, un pequeño establecimiento debe entender la contabilidad pública, no hay mitos, no hay sorpresas, no hay una liturgia diferente debe ser absolutamente la misma y si no, estamos equivocados en lo que estamos haciendo.

Debemos producir también estados de información presupuestal e información contable, e información económica; y este es un valor agregado importantísimo de la Ley de Contabilidad Gubernamental.

Yo he visto a pocos secretarios de hacienda o de finanzas interesados en saber cuál era el estado de resultados de la pérdida de ganancias o lo que nos da el estado de actividades o el propio balance. Pero sí están súper interesados todos en saber cuál es el superávit primario, el superávit global, el déficit primario o el déficit global.

Señores, en este modelo de contabilidad que se está diseñando implantando estos temas salen de la Contabilidad Gubernamental, se ha diseñado el sistema para que así sea.

O sea, los contadores no seremos meros transmisores de estados contables o estados de ejecución presupuestaria, sino también de la relación o la situación fiscal, a nivel de flujos más que de stock; pero sí estaremos en condiciones de dar esos resultados que se están pidiendo.

Y por último, pretendemos que el sistema también sea útil para la gestión, como decía antes, los que hacen la ejecución, los que tienen a cargo la ejecución de programas, la ejecución de proyectos, las oficialías mayores necesitan saber el estado de cada trámite. Si una licitación no sólo ya se adjudicó, sino también que si se publicó, si se prepararon los pliegos, etcétera.

Tenemos que tener un sistema de administración financiera con capacidad para informar esos momentos del trámite contable, es decir, el día que se tenga esa contabilidad y este sistema integrado con estos productos estaremos contentos de que hemos llegado a la meta.

Para saber esto, lo primero que tenemos que identificar son aquellos que llamamos los centros de registros, es decir, los lugares donde pasan las cuestiones que van a ser susceptibles de registros. Y ahí tenemos todos los centros de registros del caso de la Federación, desde las subsecretarías que hacen las adecuaciones presupuestarias hasta las que ejecutan, las que tramitan créditos públicos.

Como insisto, siempre, las oficialías mayores que pasan la gran cantidad de las transacciones, los ramos, todos introducen información a un centro. La contabilidad está centralizada en un solo lugar al cual todos tendrán acceso para ver los resultados, el impacto de sus transacciones, pero la contabilidad en este sistema es una sola única y central, y a nivel transaccional, es decir, esa contabilidad central con un registro de transacción por transacción al cual tienen acceso todos los que tienen interés a verla.

Esta lámina que están viendo es la central hacia dónde va la contabilidad gubernamental y el Sistema Integrado de Información.

Acabo de repasar rápidamente una lámina que algunas cosas las dijo Moisés, pero lo importante es que la tengan ustedes no que lo diga yo, sino que realmente qué condiciones tiene que satisfacer ese sistema si le estamos exigiendo que produzca información a tiempo real para todos los objetivos que se plantearon durante la conferencia de ayer con los cuales coincido totalmente.

Pero tenemos que tener nosotros como contadores, asientos, libros de contabilidad y estados contables presupuestarios y económicos en tiempo real.

Esa es la condición sine qua non que le presentamos al sistema y, por supuesto, con todos las alternativas que se generaron ayer sobre los centros o sobre por qué pretendemos esto.

Ahora ¿esto es magia? No, no es magia, esto ya está recontra aprobado y lo único que se requiere es que exista un sistema de cuentas públicas que se relacione automáticamente, una clara identificación de los momentos contables que ya se habló ayer del tema y que se utilice como pivote de todo al momento del devengado.

Yo me quiero detener un poquito con el tema de cuentas públicas. ¿A qué le llamo cuentas públicas? Le llamo cuentas públicas a los clasificadores presupuestarios, le llamo cuentas públicas al plan de cuentas de la contabilidad, le llamo plan de cuentas públicas a las cuentas del Sistema de Cuentas Nacionales, el Catálogo de Bienes Nacionales y al Catálogo o al Sistema de códigos de proyectos y programas de inversión.

Esta lámina que ustedes ven resume todo lo que estamos diciendo, vemos que lo que se intenta es que tiene que haber una relación que de alguna forma la definimos como biunívoca, o sea, sin errores, sin lugar a desfases.

Nosotros tenemos dos sistemas centrales, que ayer se refirió la Vicepresidente del INEGI, un sistema de actividades con el cual el sistema de clasificación de industrias o de actividades industriales de América del Norte, el cual México forma parte, pero que es en definitiva internacionalmente se le conoce como el SIU, los clasificadores por objeto del gasto, el listado de cuentas, el catálogo de bienes y el manual de estadísticas de finanzas públicas.

Nosotros tenemos dos objetivos, y así fue trazado por la ley y así fue trazado por la Auditoría de la Hacienda Pública, tenemos que estar de acuerdo a mejores prácticas, mejores prácticas nacionales e internacionales.

Tanto en materia de ingresos como de gastos, tenemos sistemas de cuentas madres, estos sistemas de cuentas madres están dados por las clasificaciones de bienes o por el Sistema de Cuentas Nacionales, básicamente. Ayer se refirió muy bien en la conferencia sobre el INEGI de estos temas.

Por eso ha habido en algún momento mucha resistencia a incluir partidas en un Clasificador por Objeto del Gasto, ¿pero por qué lo tengo que llamar así?

Porque no se está inventando nada, acá hay sistemas madre en los cuales si nosotros no participamos, los mismos quedamos de foco. No podemos hacer estadísticas comparativas, no vamos a poder ni siquiera hacer armonización contable.

Tenemos que ubicarnos todos dentro de lo que son las mejores prácticas de este contexto y estos son estos sistemas que estamos diciendo acá. Y lo mismo vale para ingresos.

Ahora bien, de todo esto hay algo que es central: ¿Por qué tenemos que hacer un catálogo de bienes que sea igual al Clasificador por Objeto del Gasto o al Plan de Cuentas?, ¿Por qué tienes la misma Apertura de Cuentas?

Porque si ustedes lo que compran no lo incorporan a la misma partida del activo, cuando van a hacer los inventarios nunca les van a coincidir con la partida del balance o con lo que compraron. Esto es una cosa en la que ya se está muy avanzado con la Función Pública y va a ser tratada en la próxima Reunión del CONAC.

Realmente es la forma de favorecer el Registro del Control de los Inventarios que tanto ha preocupado a los auditores; para esto debemos tener unificación de lo que son los Sistemas de Cuenta con los cuales manejamos los bienes. Si no hacemos esto, el inventario va a ir por un lado, la contabilidad por otro y las compras por esto.

Esto está a un paso de lograrse y es un avance enorme en la materia.

Quiero decirles también que esto que estamos construyendo es el primer paso que ya vimos antes. Antes era la contabilidad transaccional del Poder Ejecutivo, que más tarde el amigo Jesús va a exponer para comentarnos en dónde estamos.

Pero después, mediante sistemas, la contabilidad va a estar armonizada gracias a la propia Ley de Contabilidad y vamos a poder hacer integraciones y consolidaciones automáticas. Así se va a hacer la del Gobierno Federal, que va a acumular al ente contable del Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, Poder Judicial, órganos autónomos de la Constitución y formar lo que se llama el Gobierno Federal, en el cual la Cuenta Pública presentada al Congreso debe ser básicamente del Gobierno Federal. Para eso hay que consolidar los entes contables que mencioné.

Pero va a haber otros SIDAFF, otros sistemas que integren todo el resto de la Administración Pública porque desde el punto de vista fiscal o económico no interesa absolutamente nada si es de control presupuestario directo o indirecto.

Es tanto el perjuicio que puede ocasionar el déficit de alguien que tenga el control presupuestario indirecto como de control presupuestario directo.

Interesa, sí, para el control del Decreto de Egresos, del Presupuesto de Egresos, pero no interesa a efectos fiscales; todas las entidades paraestatales interesan por igual y su impacto interesa por igual.

Quiero señalar dos cosas finales, algunas cosas que me impactaron de la Ley y que creo que las deben aprovechar:

La Ley de Contabilidad tiene algunos valores agregados enormes con relación a mismos ordenamientos de otros países en América Latina; es de orden público, deja sentado el valor de las mejores prácticas, define con claridad qué es un ente público, cosa que ahora sabemos que la contabilidad hay que hacerla por ente público y el ente público tiene su patrimonio, puede constituir pasivos, etcétera. Pero sabemos qué es un ente público.

A las atribuciones del CONAC no me voy a referir porque ustedes las conocen y las hemos referido; se ha dicho también el haber planteado la contabilidad como un sistema de información, es un valor agregado tremendo de la Ley y la generación de estados en tiempo real.

Entre ellos, insisto una vez más, la información fiscal y económica va a tener una importancia sideral en los futuros estados que produzcan las Contadurias, lo que sin lugar a dudas le va a dar un valor agregado enorme.

Cuando hablo de mejores prácticas les voy a decir que las mejores prácticas no las estamos descubriendo; como yo siempre digo, acá lo que tenemos que hacer es copiar y ajustar si no coincide con lo que están haciendo.

Están las Normas Internacionales de la Contabilidad y en México felizmente tenemos las Normas de Información Financiera, del SINIF, que están cónsonas con el sistema internacional y que todo lo que ha hecho el CONAC hasta ahora está encuadrado en estos dos sistemas madres también y sin ninguna duda que prestigia también los avances que tiene el SINIF de México en materia de Contabilidad General.

Y en materia de información internacional, insisto, los dos sistemas madres son las Cuentas Nacionales y el Manual de Estadística de Finanzas Públicas del Fondo Monetario.

Eso es lo que quiere decir Contabilidad, pero ahora una reflexión final sobre lo que está pasando con estos sistemas en América Latina, y acá me tomo dos minutos, todavía excedido.

Es una historia llena de éxitos y fracasos, con costos enormes. Hay países que han avanzado, que están muy avanzados, que han construido sistemas, y entre ellos destaco Brasil y Argentina, que vienen permanentemente avanzando de los años ´90 hasta ahora, que tienen sistemas de alta tecnología funcionando muy bien, a tiempo real tal cual se manda.

En otros países los sistemas se han hecho tres o cuatro veces. Cada vez que se hace ha costado 20, 25, 30 millones de dólares, y lamentablemente entre estos cito a los países más pobres: sin ninguna duda Honduras, Nicaragua, Bolivia, los países más pobres de América Latina, a veces por malos impulsos de los propios organismos internacionales han desarrollado tres, cuatro veces su sistema, y cada vez son costos millonarios enormes.

Estamos diciendo que a nivel conceptual es muy fácil, lo difícil de esto es tener una plataforma informática que lo haga funcionar a tiempo real, tal cual los contadores lo diseñamos. La tarea de nosotros es difícil, es normativa, es de mucha discusión, pero después hay que hacer la realidad y la realidad se plasma a través de la Contabilidad.

Otro desgraciado acontecimiento que vale la pena que ustedes conozcan es el caso de las provincias argentinas. Las provincias argentinas, cada una optó por desarrollarlo por su cuenta y creo que a ninguna le costó menos de 20 millones de dólares. No hay dos provincias, de las 24, que hayan tomado el mismo sistema.

Esto se los digo como un ejemplo que no hay que seguir. Si cada estado, cada municipio va a actuar por su cuenta, el costo va a ser enorme y de alguna forma las autoridades del CONAC y los órganos de control les pido que presten mucha atención a esto.

Disculpen, ha sido una síntesis muy apretada, pero he tratado de transmitirles lo que yo entiendo que son los aspectos centrales de todo esto.

Muchas gracias.

Moderador: Gracias, Ricardo. Muchas gracias.


Moderador: Para continuar con nuestro panel, una vez que hemos identificado el contexto internacional de esta reforma, le pediría a Rogelio que fuera tan amable.

Él es Director General Adjunto en la Unidad de Contabilidad Gubernamental; es la Dirección General Adjunta encargada de emitir la normatividad y de armar la Cuenta Pública del Gobierno Federal.

Le pediría por favor que nos dijera en qué lugar estamos parados ahora con respecto a lo que estableció la Ley de Contabilidad Gubernamental.

C.P.C. Rogelio Santillán Buelna: Buenos días.

Es un verdadero placer hoy ser anfitriones de muchos de ustedes, de todos ustedes, ya que hemos recibido atenciones a lo largo y ancho de la República en “n” foros.

Bienvenidos. Esperamos que su estancia y lo que aquí se platique sea de utilidad, tanto los aquí presentes como los más de 2 mil que nos están siguiendo a través de la señal que se está emitiendo a toda la República.

Quiero agradecer también a Dios la oportunidad de conocer este tema desde sus orígenes en la gestión de la ley y acompañarla hasta ahora en la implementación.

Y en la parte terrenal quiero agradecer a mi exjefe, el doctor Moisés Alcalde, que el día de ayer nos acompañó, a esa invitación que me permitió precisamente aportar y poner mi granito de arena en ese tema; al contador Morgan, uno de los impulsores y gestores del por qué estamos aquí en este Foro de Contabilidad Gubernamental.

Entrando en materia, trataré de ser preciso, conciso y macizo, y no profuso, confuso y difuso a efecto de aprovechar este breve tiempo que tengo para compartirles.

Seré también pragmático y trataré de no ser repetitivo con los que me han antecedido, que han hecho espléndidas exposiciones, sobre todo gentes que han abordado el tema con el mismo referente, como fue el caso de Guanajuato y de Chiapas.

También conscientes de esta situación de amplitud de Foro, de los compañeros que nos están siguiendo, he tratado de resumir en breves láminas, con breves palabras, evitando esas letras chicas que tantos problemas nos dan cuando firmamos contratos, a efecto de dejar en ustedes la conciencia, la idea de lo que está sucediendo en el Poder Ejecutivo de la Federación en este Programa de Armonización.

En este gran proyecto, que también a decir verdad, no nace con la Ley de Contabilidad Gubernamental sino que tiene ahí a otros Quijotes que estuvieron hablando del tema desde hace 10 ó 15 años y que comentábamos hace unos momentos o el día de ayer también hacíamos referencia, en aquél entonces se les tiraba de locos y le hablaban a la pared, hoy estamos hablando de una realidad.

En el Poder Ejecutivo de la Federación tenemos un universo muy complejo, al igual que en las entidades federativas, al igual que en los estados; nuestro universo es muy amplio, ustedes lo conocen, todas las famosas secretarías de Estado están insertas en este proceso de armonización.

Y cuando hablamos de secretarías de Estado tenemos que sumar a esos famosos ramos, estamos hablando de 31 ramos que están en este proceso de armonización.

Entre estos ramos, algunos muy conocidos por ustedes, como es el famoso Ramo 33, de donde los municipios obtienen recursos, del famoso FIS, del famoso FORTAMUN, el Ramo 28, el Ramo 34, etcétera, etc. Todos estos los hemos insertado en este proceso de armonización.

Dentro de estas secretarías, por supuesto estamos insertos nosotros como Secretaría de Hacienda en donde tenemos dos grandes monstruos, uno de ellos la Tesorería de la Federación, con la cual ustedes como entidades federativas, como municipios tienen contactos en cuanto a flujos de recursos que los lleva a algunos de ustedes a ser cuentadantes de la Federación, es decir, hacer cobros a cuenta de la Federación.

Y para estar en ese ideal de tiempo real también ustedes tendrían como cuentadantes que estar en tiempo real para tener esa información al minuto.

Otro gran monstruo con el cual estamos luchando en este proceso de armonización es el SAT, donde todos nosotros como contribuyentes nos hemos metido a su portal, hemos visto los grandes avances que se han tenido y ahora lo estamos interconectando para que este 1º de enero del 2012 podamos dar cumplimiento como señala la ley.

Estamos hablando de un universo de 31 ramos y ¿qué cree?, también tenemos entidades paraestatales, descentralizadas y son 205 paraestatales y 31 ramos.

Como pueden observar, esto es complejo y en realidad lo he expresado en otros foros, la armonización sólo puede avanzar con algunas gentes que reúnan características de pasión por el tema, compromiso por el tema y que estén locos.

Si no tienen estas características para empujar este tema sí resultaría difícil cristalizar estos esfuerzos. Espero que aquí con nosotros estén muchos locos, mucha gente pasionaria y mucha gente comprometida.

Al igual que ustedes, hemos seguido las emisiones de norma, por parte del Consejo Nacional de Armonización Contable; esos 20 acuerdos que se han traducido en 15 documentos, en 15 normas.

Aquellas que han salido en una primera fase, en una segunda fase nos han causado dolores de cabeza, ¿por qué? Porque queremos señalar, y lo quiero yo dejar de manera muy precisa, no es el Sistema Federal el que se está armonizando. Lo dice mi ex jefe, el doctor Moisés Alcalde, “Ni Dios lo quiera”.

No es el Sistema Federal, es un sistema nuevo para todos, aquí sí podemos decir que tenemos empatía y lo mismo que están ustedes sufriendo en sus entidades federativas, en las charlas que tienen con las áreas presupuestales, con las áreas de Tesorería, con las áreas de recaudación, con las descentralizadas lo estamos viviendo nosotros en carne propia. Es decir, “sabemos lo que pesa el muerto”.

Estos 15 documentos nos han llevado a este proceso de análisis y determinar qué tanto son ajustables a la Federación, y cuáles de estos tenemos que desagregar. Dentro de ellos, por supuesto, el más complejo ha sido el famoso Manual de Contabilidad Gubernamental.

Este Manual de Contabilidad Gubernamental con sus siete capítulos y ese famoso anexo de matrices de conversión que contiene lo esencial, pero no está todo.

Hace un momento el maestro Ricardo Gutiérrez, uno de nuestros asesores, el que ha liderado todo esto desde la parte conceptual, hacía referencia a los diferentes sitios de donde tiene que arrancar la armonización al interior de cada uno de los entes públicos.

Nosotros hemos aprendido en este proceso que si queremos que se implemente la armonización en nuestros entes públicos tenemos que preguntar, tenemos que preguntar y tenemos que ir a platicar con la gente de planeación y decirle: “¿Qué información requieres o necesitas’”.

Si la información que requiere esa área de planeación no está en el sistema, no va a seguir nuestro sistema. Y hay estados financieros que no están insertos dentro del Manual de Contabilidad, algunos muy específicos que son los que ellos requieren, los que ellos necesitan, los que les permiten en su momento dar cumplimiento a una serie de obligaciones.

Aquí una primera experiencia que les podemos decir es que tenemos que ir y tocar puertas y sentarnos con cada uno de ellos. Ahora lo estamos haciendo nosotros con el SAT.

De este Manual Nacional que emitió el CONAC, estamos emitiendo nuestro Manual del Poder Ejecutivo y nos hemos ido a sentar con la gente del SAT, nos ha reunido a la gente de aduanas, etcétera, y nos han dicho: “Oye, ¿qué crees que le falta a esto?, ¿Qué crees que requiero además de esto?”.

Si no está todo inserto dentro del manual todo lo necesario, manejamos una premisa: Si más de una persona requiere la información, esa información tiene que estar en el sistema; lo mismo ha sucedido con la unidad de crédito.

Del Manual Nacional de Contabilidad Gubernamental hemos hecho un re trabajo para obtener mayor información y poder dar camino a la armonización, no todo está dentro de ese manual, hay datos muy particulares.

El día de ayer el contador Salvador Vega, el Secretaría de la Función Pública, hoy el maestro Ricardo Gutiérrez hacían referencia: “Mucho cuidado, la información no es para la gente de los sistemas, la información es para otro tipo de usuarios”.

No nos parezcamos a los médicos, sin ofender a la profesión, que cuando nos dan una receta nos dicen: “Tienes una otitis”, tan simple y sencillo como señalar: “Oye, tienes inflamados los oídos”. Aquellos que han estudiado etimologías grecolatinas le entienden a la primera, los que no tenemos que recurrir.

Entonces hay que tener cuidado en todo ese proceso, en el nombre de las cuentas, en la información financiera.

Yo recuerdo en mi parte de experiencia en el Grupo La Moderna, cotizadora en la Bolsa Mexicana de Valores, cuando llegaba con mis estados financieros con don Eduardo Monroy que es el patriarca de este grupo, pastas La Moderna, sopas La moderna, muchos de nosotros las hemos consumido, me decía: “Rogelio, sólo quiero ver el estado de flujo de efectivo”, es decir, el estado de origen y aplicación de recursos, los demás hacía a un lado. Decía: este estado financiero, el señor con duras penas terminó la secundaria, pero es un avezado en la cuestión de los negocios, trae todo el feeling, toda esa parte que se requiere para hacer empresario.

Me decía: no, este estado financiero me dice a mí en dónde está mi dinero, los otros no le entiendo. Que no nos suceda lo mismo, nosotros tenemos, en su momento, información financiera, lo decía el maestro Gutiérrez: yo no he visto a un Secretario de Hacienda pedir un balance general. Sí piden un estado del ejercicio del presupuesto, sí piden un estado de la recaudación. Hay que entrar en ese balance y conocer esa información.

Dentro de la Administración Pública centralizada de estos 31 ramos de los cuales yo les planteaba que estamos en el proceso de administración tenemos seis normas ya implementadas e implantadas.

Hay que distinguir, son términos distintos, los que han estudiado costos sabrán que un sistema se implementa y se implanta. ¿Qué es implantar? utilizar; ¿qué es implementar? tener los elementos para hacer.

Yo en este momento puedo tener ya implementado mi manual de contabilidad, pero no lo puedo tener implantado. Adopción, disposición, implementación e implantación. Son palabras distintas. Hasta eso nos lleva la Ley General de Contabilidad Gubernamental, hasta tener en su momento ¿qué?, buscar ahí términos en la Real Academia.

Nosotros en la Administración Pública centralizada tenemos 31 ramos, seis normas implementadas e implantadas ¿Cuáles son?: marco conceptual, postulados básicos, normas y metodologías de los momentos contables de los egresos, clasificador por objeto del gasto, clasificador por tipo de gasto y la clasificación administrativa. Esas ya las tenemos implementadas e implantadas.

Están siete en proceso de armonización. Podemos decir que estamos cumpliendo en ley ¿por qué? porque la ley en términos generales cobra vigor o vigencia a partir del 1º. de enero del 2012. Están en proceso el clasificador por rubro de ingresos.

¿Por qué? porque el CONAC emitió un acuerdo en el cual se emite un clasificador hasta el segundo nivel, si lo recuerdan ahí ingresos patrimoniales, etcétera, de ahí tenemos que desagregarnos, nos estamos desagregando, nosotros en el caso de ente público federal, Poder Ejecutivo, Impuesto Sobre la Renta, Impuesto al Valor Agregado, etcétera.

Las entidades federativas tendrán que hacer lo propio, los municipios tendrán que hacer lo propio, es decir, impuesto predial, etcétera, por eso es que no lo tenemos todavía implantado, hemos concluido ese clasificador por rubro de ingresos y el 1º. de enero lo empezaremos a aplicar con esa desagregación hasta cuarto nivel.

Por supuesto que aquí nos sirve mucho el famoso analítico de ingresos, no es como dice el doctor Ricardo Gutiérrez, no estamos inventando el hilo negro. Por supuesto que eso acompañado de los momentos contables de los ingresos y al igual que ustedes están sufriendo con el proceso de ingreso devengado, ingreso recaudado, lo estamos sufriendo.

Y al igual que ustedes se están preguntando: ‘¿Oye, qué voy a hacer con toda mi cartera vencida, la voy a subir al balance general como una cuenta por cobrar?’

Ahí les adelanto un poquito para darles tranquilidad, en las normas de registro y valoración del patrimonio va un apartado que señala, en términos generales –eso está en auscultación, por supuesto– que esa cuenta, por cobrar de ejercicios anteriores permanecerá como una cuenta de orden y se reconocerá con todos los momentos contables de manera simultánea cuando se realice el cobro.

Estamos en el proceso de conclusión de nuestro Manual de Contabilidad Gubernamental con las últimas adecuaciones, las reglas de registro y valoración del patrimonio que es otro documento que está en proceso ¿por qué? porque el Consejo Nacional de Armonización Contable tiene en proceso las partes específicas y, por supuesto, la clasificación funcional que fue una de las últimas que se emitieron.

Y tenemos dos normas globalizadoras, el famoso PBR, Presupuesto Basado en Resultados que sabemos que el PBR tendrá frutos cuando en su momento tengamos información para poderlo aplicar.

Mientras tanto, si hablamos de PBR estamos hablando de un proceso que no está concluido y el marco metodológico sobre las finanzas. Esas son normas globalizadoras y no las tenemos todavía.

El PBR lo tenemos aplicado desde el 2002 y la última estamos esperando para su aplicación.

En la parte de la Administración Pública Federal Paraestatal nos enfrentamos, al igual que ustedes, con premisas.

Cuando hablamos con las paraestatales nos dicen: “Oye, es que yo soy diferente”; eso que escuchan muchas mujeres cuando ahí andan rondando a los galanes: “Oye, yo soy diferente” y bueno, pues resulta que al final del día, después de analizar las paraestatales, concluimos con lo que concluyen las mujeres.

¿Qué concluyen las mujeres?

Como dice Yuri: “¡Todos son iguales!”

Bueno, pues aquí tenemos esa conclusión. Después de meternos a estudiar el sector paraestatal a detalle, conocer sus procesos, etcétera, podemos decir que todas son iguales. Hay sus excepciones pero son escasas.

Pues bien, entonces de las 205 paraestatales, 173 las tenemos como paraestatales no financieras; para éstas ya avanzamos y tienen cuatro normas implementadas: Marco Conceptual, Postulados Básicos, Momentos Contables de los Egresos y Clasificador por Objeto del Gasto.

Tienen una norma que no es aplicable que es el Marco Metodológico de las Finanzas Públicas y tienen 10 normas en proceso. Ese es el trabajo que hemos hecho con las 173 entidades paraestatales no financieras y hemos concluido que el Manual que ha emitido el CONAC les queda a la medida.

Hay 18 entidades del sector financiero que en su momento tienen cuatro normas en proceso, que son las que señalaba anteriormente, 10 normas que no les son aplicables; tenemos 14 entidades paraestatales que están en proceso de desincorporación, a las cuales todo parece indicar que la Ley General de Contabilidad Gubernamental, los documentos ya no le son aplicables. Este es el camino que hemos seguido con las paraestatales.

Hemos reunido a las paraestatales y les hemos pedido a muchas de ellas: “¿Saben qué?, los hospitales e institutos elaboren un solo manual”. Tenemos cerca de 20 hospitales e institutos y les hemos pedido que elaboren un solo manual.

Las de los Centros CONACyT, cerca de 26 ó 27 paraestatales que se concentran como coordinadas sectorialmente por CONACyT les hemos dicho: “Elaboren un solo manual” y en ese trabajo estamos.

Por supuesto tenemos empresariales no financieras conocidas como sociedades anónimas y aquí destacan PEMEX y CFE, verdaderos monstruos, verdaderos desafíos para este proceso de armonización.

¿Por qué?

Porque hay que tener mucho cuidado.

En el momento en el que nosotros les ponemos normas, lineamientos, disposiciones que están causando trastornos a su operación, automáticamente estaremos trastocando y teniendo ahí gente que rechacen la armonización.

Comentaba con el contador Morgan -y lo comento con ustedes, para que vean el proceso en el cual estamos- que por ahí la Función Pública hizo un reporte de cuántos informes requería la Unidad de Política y Control Presupuestal y cuántas requería la Unidad de Contabilidad Gubernamental.

Concluimos que más de 30 reportes los pedíamos ambos pero por líneas distintas. Quizás unos los pedíamos de manera vertical y otros horizontal.

Bueno, pues en ese afán de empatía, a través de este Sistema de Contabilidad Gubernamental se puede abrevar todo esto.

Y por último les señalaré cuál es el camino de las paraestatales.

El camino es la aprobación de su Manual de Contabilidad Gubernamental para posteriormente dar origen a una aprobación del sistema que deben de aplicar.

Esto es lo que les puedo compartir grosso modo en este ínter.

Muchas gracias por su atención, que pasen buena tarde.


Moderador: Hemos escuchado el punto de vista ya desde la normatividad y ahora pediría a Jesús Elizarraras que nos platique ya la experiencia en sistemas, no a tal detalle como lo va a hacer el ingeniero García de León, en lo que ha sido esta aplicación o esas aplicaciones con cada uno de los ramos de la Administración Pública.

Lic. Jesús Elizarraras Naveja: Gracias, Oficial Mayor. Buenos días a todos.

Es un placer y un orgullo estar aquí compartiendo con ustedes la experiencia del Gobierno Federal.

Partiendo del modelo que el doctor Gutiérrez nos presentaba en el esquema teórico, la tarea siguiente es empezar a aterrizar todos estos conceptos en los sistemas ya muy prácticos de la Administración Pública Federal.

Si bien el modelo conceptual del Sistema Integral de Administración Financiera es amplísimo y contempla todos los temas de planeación, desde la política fiscal, el financiamiento, los ingresos, la presupuestación, hemos dividido este esfuerzo en un proceso evolutivo que nos permite ir alcanzado metas, muy alcanzables, e irle dando cumplimiento a la Ley General de Contabilidad.

En ese sentido, el primer esfuerzo que estamos concluyendo para arrancar el 1º de enero del 2012, es el Sistema de Contabilidad Gubernamental, que es el núcleo financiero de todas las operaciones que están identificadas en el modelo conceptual del SIDAFF.

Este Sistema de Contabilidad Gubernamental marca el hito, es el punto de no retorno en este proceso de reforma y de transformación de la información financiera gubernamental. Este Sistema de Contabilidad Gubernamental realiza la integración automática de todos los eventos de impacto financiero, toma como eje el devengado, ya tiene incorporados todos los momentos del gasto que hemos visto en otras presentaciones y realiza la generación en tiempo real de todos los estados financieros y toda la información derivada de la gestión.

Desde el punto de vista de los entes públicos el objetivo de este sistema es registrar todas las transacciones que tienen impacto financiero del lente, producir los estados financieros que muestren la situación presupuestaria, contable y fiscal; contribuir a la eficacia, economía y eficiencia de la evaluación del desempeño del gasto y los ingresos públicos, y presentar la información financiera y los estados que produce la respectiva documentación de apoyo, y ordenada de forma que facilite el ejercicio y control para la auditoría interna.

Desde el punto de vista fiscal, y ahí haciendo seguimiento a lo que comentaba Ricardo Gutiérrez, y también en concordancia con lo que escuchábamos el día de ayer en la presentación del INEGI, uno de los objetivos es presentar información ordenada para generar las estadísticas fiscales y producir los reportes para las cuentas nacionales, además de producir información presupuestaria y contable del Gobierno Federal, y la obligación básica que tenemos de la generación de la Cuenta Pública de acuerdo a lo establecido en la Constitución.

Este es el antecedente de cómo estaban integrados previamente los sistemas contables en el Gobierno Federal. La Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria consideraba cuatro subsistemas contables: el de egresos, ingresos, fondos federales y el deuda pública, en el cual cada uno era un propio centro contable, cada uno tenía su propia contabilidad.

Eso se vinculaba a través de cuentas de enlace, no había una comunicación automática entre estos subsistemas, sino que había cuentas que servían como puente para hacer eso.

Cada ramo presentaba y generaba sus propios estados financieros y había una multiplicidad importante de aplicativos en todas las dependencias.

En ese sentido, el primer esfuerzo que realizó a partir de 2009 en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público fue unificar todos los sistemas de registro contable y financiero de las distintas dependencias; había una multiplicidad importantísima de maneras de registrar, de sistemas de cómo hacerlo, unos con un grado de avance muy alto, otros con herramientas muy básicas.

La primera tarea fue generar una herramienta única que sirva de puerta para el Sistema de Contabilidad Gubernamental mediante la cual tenemos información homogénea del registro del gasto de todas las dependencias.

Esta herramienta tiene ya los mismos criterios para todos los ramos, para la generación automática de la contabilidad y el ejercicio presupuestario, así como el registro de todas las transacciones de carácter extrapresupuestario, también son ya registradas bajo un mismo criterio.

Como parte de este proceso evolutivo, todavía durante el Ejercicio 2011 seguimos utilizando un sistema de acopio para la recepción de información trimestral para la generación de los informes al Congreso.

Y seguiremos utilizando para 2011 los sistemas tradicionales de cuenta pública, que es un proceso de acopio bastante manual aún para el Ejercicio 2011.

Este es el esquema ya completo, en el cual podemos ver que previo a la consolidación del Sistema de Contabilidad Gubernamental tenemos un proceso de varias fuentes, varias vías, incluso documentales, es un poco tortuoso el camino para la integración de la información financiera que pasa por todos esos procesos, los informes trimestrales, la consolidación anual de Cuenta Pública y la emisión de papel por parte de todos los centros de registro para la propia integración de la Cuenta Pública.

Parte de este proceso evolutivo, en 2012, ya contando con el Sistema de Contabilidad Gubernamental recibiremos de manera automática, en el Sistema de Contabilidad Gubernamental, las transacciones que se generan en todos los centros de registro.

Este sistema marca el punto de no retorno en la reforma, desde un aspecto muy importante; para el Ejercicio 2012 ya no tendremos centros contables, como se conocían anteriormente, sino un solo ente público que consolida la información de todos los centros de registro, que es la nueva característica de lo que antes eran los subsistemas, siguen existiendo como antes pero la contabilidad se realiza de manera centralizada.

Cada uno de estos centros de registro no informa asientos contables y estos centros de registro tienen la obligación de informar transacciones, que como veíamos en las presentaciones anteriores, pasan por una matriz de conversión donde se contabiliza de manera centralizada toda la información.

De esta forma, podremos dar cumplimiento a lo establecido en la ley para contar con una sola contabilidad de todo el ente público y Poder Ejecutivo; se elimina la contabilidad propiamente de cada centro de registro.

Si bien cada centro de registro puede tener acceso a la información que genera y a la información que le impacta, digamos que ya la contabilidad no está en el centro de registro, sino que está en el sistema de contabilidad gubernamental.

El envío de transacciones nos permite la generación en tiempo real de información.

Y el tema de consolidación de información para la Cuenta Pública se hace ya de manera centralizada, a través del Sistema de Contabilidad Gubernamental.

Desde el punto de vista funcional, hay dos maneras de hacer esta integración de información financiera. Uno, es partir de base cero y construir todos los sistemas de gestión que están asociados a las operaciones de impacto financiero. Y la otra es tomar los sistemas existentes y sumarlos en un solo esfuerzo.

Derivado de los análisis que realizamos junto con nuestro brazo tecnológico, que es la Coordinación de Tecnologías de la Información de la Secretaría, se hizo un análisis de la situación de cada uno de los sistemas y se determinó de manera conjunta aprovechar los sistemas que ya se contaban, que vienen todos de un proceso evolutivo largo.

Por ejemplo, el Sistema de Registro del Gasto es una quinta generación de un modelo evolutivo que se ha venido perfeccionando y que sigue, de hecho, transformándose.

Así como todos los sistemas de Tesorería, del SAT, de deuda pública y los otros sistemas asociados a la ejecución del presupuesto, se tomó la decisión de integrarlos en una sola herramienta que alimenta al Sistema de Contabilidad Gubernamental.

Toda la gestión propia de cada uno de ellos permaneciendo de manera local y las transacciones de impacto financiero llegando al Sistema de Contabilidad Gubernamental.

Este proceso de transición, como les comentaba, como en 2009 y se arrancó con el Sistema de Contabilidad Gubernamental, digo, sin el sistema de contabilidad de presupuesto, perdón, SICOP, que fue el punto de inicio, desarrollo y de transición para todas las dependencias de la Administración Pública Federal.

En este sentido, la estrategia fue tener una herramienta única para estar alimentando a los sistemas.

Esto no quiere decir que los sistemas que anteriormente existían en todas las dependencias fueran descartados. Se identificaron muchos casos en los que dependencias habían realizado esfuerzos importantísimos orientados a la gestión y con desarrollos muy sólidos, los cuales valían la pena aprovechar. Estos sistemas se siguen aprovechando y se han interconectado al SICOP bajo los mismos criterios.

De esa manera tenemos una puerta única para toda la información generada en las distintas dependencias y los que alimentan una base de datos única de todo el ejercicio del gasto.

Muy brevemente. Dándoles un aspecto general de qué es el SICOP, como les decía, es una herramienta que viene de varios esfuerzos de mejora sucesivos y que siguen mejorándose.

Y esta herramienta cubre todos los requerimientos de gestión de los egresos desde la programación y presupuestación hasta el pago y la generación de informes financieros.

No es una herramienta de puro registro financiero, sino que viene acompañado de la gestión.

Como podemos ver, cada flujo de trabajo de esta herramienta está asociado a los documentos, mediante los cuales se alimenta, y ahí se hizo un esfuerzo importante en revisión de procesos para ajustar esta herramienta a las necesidades de los distintos actores.

En esta herramienta se unifica, digamos, los criterios mínimos de registro y de gestión para todas las dependencias. Hay dependencias muy pequeñas que tienen cinco o 20 usuarios de la herramienta; y tenemos dependencias enormes que usan estos mismos flujos de trabajo con cerca de mil 500 usuarios, como puede ser la Secretaría de la Defensa que es una dependencia muy grande, y que además tiene una descentralización importantísima del gasto.

Todos estos flujos de trabajo y documentos están asociados a las matrices de presupuesto y contabilidad y las matrices de eventos contables, los cuales nos permiten la generación automática de toda la contabilidad y el control presupuestario de la misma.

Las ventajas que tiene haber implantado este sistema es que contamos ya con la disponibilidad de la totalidad de la información financiera del ejercicio del gasto. Estamos en capacidad de proveer la información de apoyo a la Tesorería de la Federación sobre cómo viene la presión de gasto y que pueda coadyuvar a la programación financiera de la Tesorería de la Federación.

Permite el control presupuestario desde el momento del compromiso que es parte de lo que nos platicaba el día de ayer el doctor Alcalde, permite contar con información oportuna para el cierre del ejercicio, beneficia la transparencia y la eficiencia en el ejercicio del gasto, y de manera automática estamos actualizando toda la normatividad que va emitiendo el CONAC, de manera automática se actualiza para todas las entidades del gobierno federal.

Algunos factores de éxito para lograr esto por parte de las dependencias que el trabajo fue muy arduo por su parte, fue un gran liderazgo, un involucramiento muy fuerte de la Alta Dirección, equipos de trabajo muy sólidos que aquí he visto a muchos de los compañeros que estuvieron colaborando en esto y el soporte tecnológico que nos ha venido acompañando en esto.

Les agradezco mucho su atención, esperamos sus dudas para este tema. Muchas gracias.


Moderador: Sin más preámbulo y para dejar tiempo para las numerosas preguntas que nos están llegando le pediría al ingeniero Alfonso García de León que nos dé todo lo que ha sido la implementación tecnológica de esto, toda la complejidad que esto lleva. Adelante ingeniero.

Ing. Alfonso Octavio García de León Olivera: Buenos días a todos. Muchas gracias por la invitación a tan importante foro, saludo con gusto a mis compañeros del gobierno federal, a funcionarios, al Oficial Mayor.

Quisiera platicar de forma muy breve lo que ha implicado la implantación de los sistemas de información que tienen que ver con la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Como ya se ha mencionado en anteriores presentaciones, incluso el Secretario de la Función Pública, el día de ayer también el doctor Alcalde habló de la importancia de tener información organizada, información que sirva para la toma de decisiones.

En este aspecto el contexto que teníamos en la secretaría y en todos los ramos generales y administrativos era una información fragmentada, orientada a silos, en el mejor de los casos orientada a funciones, pero no a procesos. Esta situación provocaba que no se aprovechara de manera adecuada para la toma de decisiones y para su análisis.

Como se ha mencionado en muchas ocasiones en este foro, se tuvo que revisar el marco normativo, esto derivó en cerca de 20 normas que se emitieron al respecto y que fueron evolucionando entre 2009 y 2010 en cerca de 15 que son las que quedan vivas.

Finalmente cuando ya están de acuerdo las áreas normativas, las áreas operativas, se traduce en una presión para el área de Tecnologías de Información encargada de articular estas soluciones.

Y como se pueden imaginar en estos momentos el tiempo apremia, se mencionó el día de ayer que vamos tarde, que vamos rezagados en esta materia. Se metió una presión muy importante para poder responder en tiempo a este gran cambio.

En México se le denominó SIDAFF al modelo conceptual de Administración Pública Federal que integrará todos los procesos que conforman el ciclo hacendario.

En otras latitudes, el término que se llega a utilizar son SIAFF’s, es algo equivalente. Nosotros en la Secretaria ya contamos con un sistema que opera básicamente la Tesorería de la Federación con ese acrónimo y por eso se utilizó este término pero es equivalente a lo que se le ha denominado SIAFF en Centro y Sudamérica.

Este sistema conceptual es un modelo que está integrado por varios módulos. Aquí la gente que opera dentro del Gobierno Federal está familiarizada con los módulos de presupuesto, que es el PyP, el MAP es el Módulo de Adecuaciones Presupuestales y recientemente liberamos otro módulo que es el Módulo de Administración y Seguimiento de Compromisos Plurianuales.

Toda esta información, como mencioné hace un momento, estaba orientada a funciones y estamos haciendo un esfuerzo muy grande por orientarlo a procesos.

Estos módulos al día de hoy ya están prácticamente vinculados y articulados, lo cual nos permitió que este año en particular la integración del Presupuesto de Egresos de la Federación se hiciera en tiempo récord e incluso las DGPyP hicieron comentarios al respecto de que fue un cambio positivo.

En cuanto al Ejercicio del Gasto y Registro Contable, se tenían hasta antes del SICOP operando el SIAFF, el Sistema Integral de Tesorería y se tiene que desarrollar un sistema nuevo para poder articular todo este Modelo del Registro de los Momentos Contables.

Aquí teníamos dos alternativas: Una de ellas era hacer un planteamiento integral, un planteamiento prácticamente de hoja en blanco, partir de cero, en donde hubiéramos descartado o desechado todo lo que se tenía en inversión en esta materia en la Secretaría por un modelo nuevo.

Esto implicaba un grandísimo riesgo para la operación del Gobierno Federal.

Todos los días se dispersan cientos o miles de millones de pesos a través de los sistemas que están operando y cualquier cambio, por menor que sea, puede poner en riesgo esto.

Todos los días tenemos algún imponderable, alguna cuestión que afecta; hay una infraestructura que forma parte de todo este modelo que está a cargo de las propias Secretarías del Gobierno Federal, de imponderables de los proveedores que nos dan servicio de telecomunicaciones, razón por la cual el pensar en un modelo de cero iba a ser -en términos de costo- algo inviable y además, con un altísimo riesgo de paralizar la operación.

Por esa razón se tomó la decisión de desarrollar el Sistema de Contabilidad y Presupuesto, que es un sistema cuya implantación -a diferencia de los otros- ha sido un poco más compleja que en el Gobierno Federal porque es un sistema que tiene que ver con la operación diaria de todas las Secretarías.

Lo que es el registro del compromiso, el devengado, el ejercido, son momentos que en la norma se dice fácil; son momentos contables pero dentro de un proceso, son intrusiones a la operación.

Ahí definimos una serie de criterios para vincular este sistema en unas primeras etapas con el SIAFF, que es el sistema que dispersa todos los pagos a través del Banco de México.

Aquí visualizamos tres etapas para poder alcanzar este modelo de operación en donde, en la primera etapa, estamos exclusivamente desarrollando lo que sería el SIDAFF para el Poder Ejecutivo.

Dentro del Poder Ejecutivo están los ingresos, egresos, deuda pública y fondos federales, siendo el rubro de egresos el más complejo el que involucra a todos los ramos administrativos y generales.

En esta lámina podemos ver cuál es el contexto muy simplificado de lo que es el SICOP, el SICOP engloba la normatividad que se requiere para poder operar la Ley General de Contabilidad y muchas de estas reglas ya están inmersas en el sistema, cada vez vamos a ir evolucionando a un mecanismo en donde la forma de comunicarles a los ramos de nuevas disposiciones, restricciones, lineamientos, va a ser a través de lo que permita hacer el sistema. Vamos a ir poco a poco dejando las circulares y su complicada interpretación, a reglas claras de operación en el sistema.

Aquí una de las variables más importantes es que se dé en tiempo real. Como pueden ver, estos momentos contables es muy fácil poner una línea, un cuadro, pero por decir algo, lo que tiene que ver con el pagado, ahí debajo de todo eso está la infraestructura tanto de la Secretaría de Hacienda como de Banco de México, con quien hemos venido operando cada vez mayores volúmenes de transacciones, ya lo mencionaba el día de ayer la Tesorera, que estamos a punto de empezar a dispersar pensiones de seguridad social, tanto del IMSS, como posteriormente con el ISSSTE.

Estos volúmenes se traducen en una cantidad muy importante registros contables y en donde una sola cuenta por liquidar certificada puede llegar a tener alrededor de un millón, dos millones de beneficiarios.

El SICOP, como puede apreciarse aquí, va a operar en varios ramos, opera en varios ramos en tiempo real y la idea es que la información se empiece a generar en lo que se conoce como: cubo de información, en donde podrá ser explotada tanto por áreas internas de la secretaría, como por las propias secretarías; incluso habrá información que será del dominio público y que se estará publicando en la página y el sitio web de internet.

Aquí de alguna forma gráfica mostramos el esfuerzo de implantación que ha representado todo esto. Tenemos 26 instancias del SICOP, cuando se habla de un sistema en realidad detrás de esto hay 26 instancias para poder soportar todo este volumen.

Yo quisiera aquí agradecer todo el apoyo, el compañerismo, el compromiso, la dedicación, el acompañamiento que han tenido todos los oficiales mayores en las secretarías, en donde nos han apoyado para cristalizar este proceso. No ha sido fácil, hemos tenido múltiples reuniones y, como mencionaba anteriormente, al tener un sistema que es intrusivo a la operación de las secretarías es muy complejo, porque ya las decisiones en muchos casos no son únicamente de la competencia de la Unidad de Contabilidad Gubernamental, que está a cargo del proyecto, sino del área de Tesorería, de la Unidad de Política y Control Presupuestal, y todos han sido muy condescendientes cuando se han presentado problemas.

También quisiera mencionar que ya tenemos algunos casos de éxito en donde nos hemos podido vincular a través de mecanismos completamente electrónicos, sistema-sistema; uno de ellos es el grupo conocido como G-3, en donde forma parte la Secretaría de la Función Pública. Gloria, muchas gracias por el apoyo.

También con la Secretaría de la Defensa Nacional, al principio tuvimos que replantear el modelo de operación para ellos en particular. Es una Secretaría con un orden impresionante, con una dedicación, pero con procesos distintos a los de los otros ramos.

Y también al día de hoy la Secretaría de la Defensa Nacional está perfectamente vinculada con un sistema RP, que les permite a ellos llevar a cabo su gestión y a nosotros únicamente derivar la información que se requiere.

Debo mencionar también un grupo de secretarías: la Secretaría de Seguridad Pública, la Secretaría de Economía, la Secretaría del Trabajo, que adoptaron el SICOP desde el año pasado e incluso fueron pioneros y vivieron algunos de los problemas que teníamos que resolver sobre la marcha y que hubo momentos muy difíciles, en donde se cuestionaba si seguir adelante con todo este esfuerzo.

Pero gracias a la visión que se tuvo, que es un gran cambio para el Gobierno Federal, nos han seguido apoyando y la última noticia que podría ahora mencionar es que prácticamente todos los ramos están operando sobre el SICOP.

Ya se cerró el sistema de tesorería para la captura de registros de forma directa, en donde la única puerta de entrada es el SICOP, esto nos mete mucha presión cuando hay alguna falla, cuando hay algún error de registro pero cada vez son menores.

Yo quisiera comentarles algunas cifras: Todos los días el SICOP, operan aproximadamente 11 mil 300 usuarios en tiempo real, usuarios que, esto contrastando con otras medidas que vienen derivadas de gobierno digital, conjuntamente con la Secretaría de la Función Pública, nos hemos dado cuenta que las áreas más avanzadas en materia de sistemas son precisamente las áreas financieras DGPOT.

Por ello, también la adopción del SICOP ha sido algo complicado porque no es fácil dejar un sistema que ya se ha venido trabajando o modificarlo para compaginarlo con un nuevo sistema.

Todos los días operan cerca de 11 mil 300 usuarios, al día de hoy tenemos cerca de 845 CLS’s capturadas en todos los SICOP, que se traducen en 3 millones de registros contables, cerca de 115 mil adecuaciones presupuestales que se han capturado directamente en el SICOP, cerca de 37 mil reintegros y aproximadamente 300 mil beneficiarios registrados.

La siguiente etapa en la que vamos, de hecho estamos trabajando desde este año pero se van a cristalizar los resultados el próximo año, es la integración de los ingresos de la deuda pública y de fondos federales.

Aquí, afortunadamente para las secretarías de Estado, mucho del trabajo va ser hacia el interior de la propia Secretaría de Hacienda y lo que estaríamos esperando es que en el 2012 el SICOP sea un sistema mucho más estable, un sistema robusto en el cual los incidentes sean menores.

Ya estaríamos hablando de integrar en etapas posteriores a la Federación, al Poder Legislativo, Poder Judicial, ramos autónomos y entidades paraestatales.

Aquí básicamente va ser un gran esfuerzo de coordinación e integración de información, ellos ya no van a estar operando el SICOP, cada poder y ramo autónomo tiene sus propios sistemas de operación que deberán cumplir con la Ley General de Contabilidad.

En esta lámina es algo a lo que aspiramos y que tiene que ver con lo que mencionaba ayer también el INEGI, de poder consolidar información en prácticamente la cuenta pública de todo el país.

Aquí para los municipios, en la siguiente presentación les van a platicar el esfuerzo que se está haciendo conjuntamente con INFOTEC para dotarlos de alguna solución y poder aplicar la ley en los estados y municipios.

Aquí se puede ver que el centro de operación ya no es el SICOP, sino es básicamente el Sistema de Contabilidad Gubernamental, pero es un sistema donde se va registrar y consolidar la información. Aquí no sería un sistema de gestión u operación diaria para los estados ni los municipios.

¿Cuáles serían los beneficios esperados?

Como mencioné anteriormente, tener perfectamente vinculados los sistemas; en estos días ya no se habla de tener un solo sistema, sino tener sistemas que sean interoperables y es lo que se está buscando.

Se simplificaran los procesos relacionados con la integración de presupuesto y ejercicio del gasto. Se cumplirá con la Ley General de Contabilidad Gubernamental y la normatividad relacionada.

Se podrán aplicar políticas de control presupuestal y financiero, a través del SICOP. Cuando se hable de recortes presupuestales, cuando se hable de congelamiento de líneas específicas, todo esto, se va a poder hacer a través de sistema.

Se va a contar con una mayor informaciEsto va a ser uno de los principales productos que van a ser muy utilizados por la Tesorería de la Federación, por la Unidad de Deuda y Crédito Público para poder ver cuál es el monto que se tiene en caja y empezar a cambiar de un escenario de estimados históricos a números de operación en tiempo real.

Se va a contar con cubos de información contable agregada, con la posibilidad de hacer una desagregación o hasta el más pequeño detalle. Se van a fortalecer las medidas de control, auditoría y transparencia.

Y por supuesto que se va a tener una alineación estratégica en materia de TICs de la Secretaría de Hacienda a las políticas de gobierno digital.

Que como se mencionó por el Secretario Vega el día de ayer, recientemente se publicó el 6 de septiembre un decreto que tiene que ver con aspectos de interoperabilidad y datos abiertos, lo cual nos va a permitir empezar a compartir información, no nada más entre el Gobierno Federal, sino hacia la sociedad.

Eso sería todo. Muchas gracias.


Lic. Luis Miguel Montaño Reyes: Muy bien.

Daremos paso a la sesión de preguntas y respuestas. Hemos recibido bastante de parte de todos ustedes, lo cual les agradecemos mucho por su interés.

La dinámica que propongo es que, yo ya las he repartido entre los panelistas. Empezaría con Ricardo Gutiérrez, si me hicieras favor de contestar las primeras dos que tienes ahí.

Yo creo que omitimos la persona que la formuló y nos vamos directo al cuestionamiento y a la respuesta, lo más concreto posible por favor.

C. Ricardo Ángel Gutiérrez: La primera pregunta es si yo comparo la experiencia de la Ley General de Contabilidad Gubernamental con otros países.

Está en consonancia, salvo en los puntos centrales que yo agregué, que tiene un valor agregado enorme en otros países, nada más que no hay una Ley de Contabilidad específica, sino que hay una Ley de Administración Financiera, como el caso de Argentina, donde está incluido todos los sistemas en una sola ley, presupuesto, crédito público, Tesorería, contabilidad, el Órgano de Control Interno e incluso el órgano de control externo. Todo en una sola ley, que es una Ley de Administración Financiera o sistema de control.

En otros países México, República Dominicana cada uno tiene una ley específica. Pero yo digo, está en igualdad de condiciones. La legislación o el derecho administrativo latinoamericano se parecen mucho, es heredado evidentemente de la colonia española y en general todos los países, las leyes de base de la Administración Pública son muy similares.

En México tiene un valor agregado enorme lo del Consejo Nacional de Armonización Contable y la propia Armonización Contable, eso supera a cualquier otra legislación de contabilidad que yo conozco del continente. La verdad es que a partir de la reforma constitucional es trascendente e importante.

La otra pregunta está relacionada y me parece interesantísima y dice ¿qué importa si atienden otros países los modelos de desempeños e indicadores para la aprobación y evaluación de las cuentas públicas? Dice, que poco se ha comentado en este Foro.

Es decir, tienen razón este tema es el tema de moda, lo digo de lo que es presupuesto por resultado, evaluación por desempeño. Pero esa moda se encuentra con la cruel realidad de la Administración Pública de casi todos nuestros países donde no hay una contabilidad financiera que informe debidamente el momento del devengado y sin eso es casi imposible hacer evaluación de desempeño.

Igualmente no contamos, México no cuenta, Argentina no cuenta, con un sistema de contabilidad de información física, ni siquiera con buenos almacenes de indicadores de desempeño. Si no se arregla ese tema es prácticamente imposible avanzar hacia la evaluación de desempeño.

Me alegro de este foro, porque este foro es el camino indicado para llegar a eso, pero también tenemos que para poder evaluarlo necesitamos información financiera e información física. Sin ello no hay evaluación.

Estamos construyendo la información financiera debidamente con todos los procesos y todo lo que se ha planteado y todos los oradores que han tenido prelación.

La otra pregunta: “¿Cuánto tiempo ha consumido este tema en otros países?”. Todo depende en general, lleva un año, un año y medio el sistema normativo y funcional, después hay que hacer porque está con relación a otra pregunta, la descripción funcional o las especificaciones funcionales y después desarrollo informático.

Están preguntando si esto en algunas contadurías de algún estado es una traba. Sí, tiene que estar la normativa, pero la normativa propiamente dicha no va más allá de lo que explicó Rogelio Santillán, la normativa de base de todo esto es el Manual de Contabilidad Gubernamental aprobado por el CONAC, está armonizado para todos los órdenes de gobierno y el propio Manual del Poder Ejecutivo, de Contabilidad del Poder Ejecutivo que en pocos días lo va a sacar el Poder Ejecutivo de la Federación y que creo que avanza en algunos aspectos, respetando el cien por ciento el manual aprobado del CONAC.

Moderador: Vamos a dar paso a dos preguntas para Rogelio Santillán, por favor.

C.P. Rogelio Santillán Buelna: Gracias. La primera dice: “Si la Ley de Contabilidad Gubernamental entra en vigor el 1º. de enero del 2012 cuándo estarán aprobando las 10 normas restantes?”.

Quiero hacer una aclaración, ya están aprobadas, lo que señalé yo en mi exposición es que están en proceso de implementación e implantación. Ya todo el andamiaje para construir el sistema tanto desde el punto de vista norma como desde el punto de vista tecnológico, ya está aprobado, las normas ya han sido publicadas.

Y después hay una segunda pregunta que la conjuntaré: “¿Qué aplicación tiene la ley en la entidad de la banca de desarrollo que se dejen por disposiciones que emite la Comisión Nacional Bancaria? ¿Qué pasa con los órganos desconcentrados, tienen que apegarse al manual de su cabeza de sector?”.

Sí, el Manual del Poder Ejecutivo del que ahora nos hablaba el maestro Ricardo, ese manual que está siendo desagregado por cada entidad paraestatal si ese órgano desconcentrado aparece dentro de la estructura de una secretaría que es lo normal, que es lo común, la secretaría correspondiente, voy a hablar ahora de SAGARPA, esta secretaría tiene órganos desconcentrados, ese órgano desconcentrado tiene que obedecer al manual de SAGARPA.

Y el manual de SAGARPA tiene que ser uno, es decir, sólo hay un manual, el Manual del Poder Ejecutivo que obedecen todas las secretarías de Estado.

Moderador: Por favor Jesús Elizarraras Naveja.

C.P. Jesús Elizarraras Naveja: Hay dos preguntas que fusionaremos en una. “¿Cuándo empezará a funcionar el SIDAFF y si éste sustituye al SICOP y si el SICOP es el sistema que se va a utilizar en la contabilidad gubernamental?”.

Sí, el SICOP es el módulo de registro de gasto del ente público Poder Ejecutivo. Es una partecita del SIDAFF, el SIDAFF no sustituye al SICOP, sino el SICOP es una parte, es el módulo de egresos del SIDAFF.

Y hay otra pregunta. Dice: “¿Qué va a pasar con las instituciones que tienen herramientas comerciales?”. Ahí tenemos varios casos como bien lo decía Alfonso García, como puede ser el caso de la Secretaría de la Función Pública, la Secretaría de la Defensa e incluso otras dependencias que tienen herramientas propias de gestión que no son comerciales.

Esas herramientas que pueden seguirse utilizando en el esquema de gestión de operaciones siempre y cuando se vinculen de manera automática con el SICOP para que de manera transparente viajen las transacciones de un sistema a otro.

El esfuerzo realizado en tener herramientas fuertes de gestión no se desaprovecha, sino simplemente se interconecta con la herramienta globalizadora que es la que alimenta. Gracias.

Moderador: Alfonso García de León.

Ing. Alfonso Octavio García de León Olivera: Aquí tenemos una pregunta que dice: “En los lineamientos para apoyar a los municipios con menos de 25 mil habitantes se está solicitando que los gobiernos estatales proporcionen la conectividad.

“Sin embargo, en muchos municipios no se dispone de ésta. ¿Tienen la estimación y cómo se va a resolver?”

Bueno, aquí podríamos mencionar que este es un problema en el que existen varias formas de resolverlo, una de ellas es a través del propio desarrollo del sistema.

Sergio Carrera les va a platicar más adelante -el es el titular de INFOTEC- acerca de que se está pensando en una aplicación en donde, cuando no existe ninguna alternativa para esa conectividad, la aplicación va a poder operar de manera autónoma y después se va a acercar a algún Centro en donde se pueda enviar esta información.

Esto es algo que no es desconocido para nosotros, la Secretaría de Desarrollo Social a través del Programa Oportunidades así opera en algunos municipios en donde no existe conectividad.

Ya se tienen equipos móviles en donde se levantan todas estas cédulas y en cuanto se llega a un punto de conectividad, se deriva la información. Esa es una alternativa.

La otra alternativa es que se está haciendo un gran esfuerzo conjuntamente entre la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a través del área de la Sociedad de la Información, donde está Mónica Aspe.

También existen programas sociales de SEDESOL, a través de los cuales se está buscando llevar Centros Comunitarios Digitales para romper esta brecha digital.

Creo que cada particularidad de cada municipio va a tener que ser analizada pero definitivamente no será un impedimento para el funcionamiento de este nuevo modelo.

Aquí hay otra pregunta que dice: “¿Por qué la Secretaría de Hacienda no elabora un software o programa de Contabilidad Financiera y Presupuestal que sea obligatorio para toda la Administración Pública?”

Miren ustedes, actualmente el único sistema que es de uso obligatorio es el SICOP, el cual tenemos que dejar que se estabilice; ver los beneficios que los propios DGPOP’s tendrán cuando empiecen a explotar la información que sale del mismo.

Estamos conscientes de que se podría incorporar un módulo, hay un módulo para manejo de presupuesto que ya se tiene en pruebas dentro de la Secretaria de Hacienda y que una vez que se vea su utilidad podría ser puesto a consideración de las distintas Secretarías, pero pensamos que ya no sería necesariamente obligatorio porque esta parte la podrían llevar a cabo en los sistemas de gestión que tienen; algunos son RP o en otros tienen sistemas propios.

Moderador: Gracias.

Una pregunta más para Ricardo Gutiérrez por favor.

Sr. Ricardo Ángel Gutiérrez: Hay una pregunta interesante que dice: “¿A qué se refiere cuando menciona los diferentes sistemas de provincias argentinas?”

En México es el mismo problema. Creo que México tiene una alternativa enorme a través del poder que tiene el CONAC de sistematizar y ordenar este tema.

Por ejemplo, lo que se ha avanzado en este caso en los municipios menores de 25 mil habitantes creo que es el camino a seguir pero creo que también hace falta coordinación entre los distintos estados a fin de que en la medida en que vayan avanzando vayan compartiendo sus experiencias.

En esto influye mucho también si los sistemas son propios o son adquiridos. En la medida que sean propios y de desarrollos comunes, vale la pena compartirlos y van a ahorrar mucho dinero. ese es mi consejo.

Creo que una vez que, como dijo recién Rogelio Santillán, casi todos los aspectos normativos queden resueltos, será un tema que va a entrar a considerarse.

Moderador: Gracias.

Por cuestiones de tiempo, tres preguntas más para Rogelio y terminamos.

C.P.C. Rogelio Santillán Buelna: Gracias.

La primera pregunta dice: “¿A partir de cuánto será la autorización del sistema electrónico y quién aprueba los manuales de cada una de las empresas paraestatales?”

En el caso del Poder Ejecutivo Federal nosotros, como Secretaría de Hacienda y como Unidad de Contabilidad Gubernamental, hemos emitido el oficio a las cabezas de sector a efecto de que lo den a conocer a sus paraestatales.

Ya hemos tenido reuniones con las paraestatales, ya les hemos escuchado y les hemos pedido que elaboren su manual. Hablaba acerca de que en el caso de los institutos y hospitales se está elaborando un manual de manera conjunto.

Este manual se tendrá que presentar a aprobación de la Unidad de Contabilidad Gubernamental y posteriormente a la aprobación del manual se podrá aprobar el sistema. No se puede aprobar el sistema si no antes se aprueba el manual.

La segunda señala: “No me queda claro respecto a que las cuentas por pagar se traspasan a las cuentas de orden en el siguiente año”

Yo sí quiero señalar que quede claro que en la norma que en este momento se encuentra en auscultación hay una propuesta, pero esto no es todavía cosa juzgada.

Y hay otro señalamiento que dice: “¿Qué aplicación tiene la ley en las entidades de Banca de Desarrollo, quienes se rigen por las disposiciones que emite la Comisión Nacional Bancaria?”

Señalé en mi exposición que hemos dividido a las entidades tal y como se señala en la clasificación económica; la clasificación económica ha sido el último documento que ha emitido el CONAC.

Tuvimos que esperar a que se publicara esa clasificación económica para saber en dónde clasificábamos cada una de las paraestatales y de manera particular estas paraestatales del sector financiero señalaba que sólo le tienen que dar cumplimiento a cuatro disposiciones, el resto no le son aplicables y por supuesto que las disposiciones que emite la Comisión Nacional Bancaria inclusive son más sólidas, dan una mayor información que la que solicita e este caso la Ley de Contabilidad Gubernamental.

Por lo tanto, en el resto de las disposiciones dejamos las que en su momento tiene la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; y esto ya lo hemos platicado con ellos al respecto.

Moderador: Gracias. Con esto daríamos conclusión a este panel.

Agradezco mucho a mis compañeros de panel y a todos los presentes.

Las preguntas que no se pudieron responder muchos tienen un correo electrónico donde poderles contestar y muchas preguntas eran de aplicación específica de su entidad o de su dependencia. Les agradecería a las personas que no pusieron correo electrónico nada más que se acerquen aquí con nosotros para que podamos contestar todas.

Y terminaría pidiéndoles a todos que no cejemos en el esfuerzo por seguir adelante con esta que yo considero es una de las reformas más importantes en materia de transparencia y rendición de cuentas que tiene este país. No es un tema nada más el Gobierno Federal, es un tema que tenemos conjuntamente estados, municipios, los otros poderes de la Federación y creo que es un tema que nos va a dar mucho orgullo el poder seguir trabajando en el mismo y las cuentas que podemos entregar.

Muchísimas gracias.

Última actualización el Miércoles, 26 de Octubre de 2011 12:00
 
Contador Presenta tu queja o denuncia IFAI Infomex

Insurgentes Sur 1735 Col. Guadalupe Inn, México D.F., C.P 01020 - Tel. 2000 3000 - Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet

 

SECRETARÍA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Políticas de Privacidad