SFP
Indice del artículo
Mesa 1
Página 2
Página 3
Página 4
Página 5
Página 6
Todas las páginas

Moderador: Para continuar con nuestro panel, una vez que hemos identificado el contexto internacional de esta reforma, le pediría a Rogelio que fuera tan amable.

Él es Director General Adjunto en la Unidad de Contabilidad Gubernamental; es la Dirección General Adjunta encargada de emitir la normatividad y de armar la Cuenta Pública del Gobierno Federal.

Le pediría por favor que nos dijera en qué lugar estamos parados ahora con respecto a lo que estableció la Ley de Contabilidad Gubernamental.

C.P.C. Rogelio Santillán Buelna: Buenos días.

Es un verdadero placer hoy ser anfitriones de muchos de ustedes, de todos ustedes, ya que hemos recibido atenciones a lo largo y ancho de la República en “n” foros.

Bienvenidos. Esperamos que su estancia y lo que aquí se platique sea de utilidad, tanto los aquí presentes como los más de 2 mil que nos están siguiendo a través de la señal que se está emitiendo a toda la República.

Quiero agradecer también a Dios la oportunidad de conocer este tema desde sus orígenes en la gestión de la ley y acompañarla hasta ahora en la implementación.

Y en la parte terrenal quiero agradecer a mi exjefe, el doctor Moisés Alcalde, que el día de ayer nos acompañó, a esa invitación que me permitió precisamente aportar y poner mi granito de arena en ese tema; al contador Morgan, uno de los impulsores y gestores del por qué estamos aquí en este Foro de Contabilidad Gubernamental.

Entrando en materia, trataré de ser preciso, conciso y macizo, y no profuso, confuso y difuso a efecto de aprovechar este breve tiempo que tengo para compartirles.

Seré también pragmático y trataré de no ser repetitivo con los que me han antecedido, que han hecho espléndidas exposiciones, sobre todo gentes que han abordado el tema con el mismo referente, como fue el caso de Guanajuato y de Chiapas.

También conscientes de esta situación de amplitud de Foro, de los compañeros que nos están siguiendo, he tratado de resumir en breves láminas, con breves palabras, evitando esas letras chicas que tantos problemas nos dan cuando firmamos contratos, a efecto de dejar en ustedes la conciencia, la idea de lo que está sucediendo en el Poder Ejecutivo de la Federación en este Programa de Armonización.

En este gran proyecto, que también a decir verdad, no nace con la Ley de Contabilidad Gubernamental sino que tiene ahí a otros Quijotes que estuvieron hablando del tema desde hace 10 ó 15 años y que comentábamos hace unos momentos o el día de ayer también hacíamos referencia, en aquél entonces se les tiraba de locos y le hablaban a la pared, hoy estamos hablando de una realidad.

En el Poder Ejecutivo de la Federación tenemos un universo muy complejo, al igual que en las entidades federativas, al igual que en los estados; nuestro universo es muy amplio, ustedes lo conocen, todas las famosas secretarías de Estado están insertas en este proceso de armonización.

Y cuando hablamos de secretarías de Estado tenemos que sumar a esos famosos ramos, estamos hablando de 31 ramos que están en este proceso de armonización.

Entre estos ramos, algunos muy conocidos por ustedes, como es el famoso Ramo 33, de donde los municipios obtienen recursos, del famoso FIS, del famoso FORTAMUN, el Ramo 28, el Ramo 34, etcétera, etc. Todos estos los hemos insertado en este proceso de armonización.

Dentro de estas secretarías, por supuesto estamos insertos nosotros como Secretaría de Hacienda en donde tenemos dos grandes monstruos, uno de ellos la Tesorería de la Federación, con la cual ustedes como entidades federativas, como municipios tienen contactos en cuanto a flujos de recursos que los lleva a algunos de ustedes a ser cuentadantes de la Federación, es decir, hacer cobros a cuenta de la Federación.

Y para estar en ese ideal de tiempo real también ustedes tendrían como cuentadantes que estar en tiempo real para tener esa información al minuto.

Otro gran monstruo con el cual estamos luchando en este proceso de armonización es el SAT, donde todos nosotros como contribuyentes nos hemos metido a su portal, hemos visto los grandes avances que se han tenido y ahora lo estamos interconectando para que este 1º de enero del 2012 podamos dar cumplimiento como señala la ley.

Estamos hablando de un universo de 31 ramos y ¿qué cree?, también tenemos entidades paraestatales, descentralizadas y son 205 paraestatales y 31 ramos.

Como pueden observar, esto es complejo y en realidad lo he expresado en otros foros, la armonización sólo puede avanzar con algunas gentes que reúnan características de pasión por el tema, compromiso por el tema y que estén locos.

Si no tienen estas características para empujar este tema sí resultaría difícil cristalizar estos esfuerzos. Espero que aquí con nosotros estén muchos locos, mucha gente pasionaria y mucha gente comprometida.

Al igual que ustedes, hemos seguido las emisiones de norma, por parte del Consejo Nacional de Armonización Contable; esos 20 acuerdos que se han traducido en 15 documentos, en 15 normas.

Aquellas que han salido en una primera fase, en una segunda fase nos han causado dolores de cabeza, ¿por qué? Porque queremos señalar, y lo quiero yo dejar de manera muy precisa, no es el Sistema Federal el que se está armonizando. Lo dice mi ex jefe, el doctor Moisés Alcalde, “Ni Dios lo quiera”.

No es el Sistema Federal, es un sistema nuevo para todos, aquí sí podemos decir que tenemos empatía y lo mismo que están ustedes sufriendo en sus entidades federativas, en las charlas que tienen con las áreas presupuestales, con las áreas de Tesorería, con las áreas de recaudación, con las descentralizadas lo estamos viviendo nosotros en carne propia. Es decir, “sabemos lo que pesa el muerto”.

Estos 15 documentos nos han llevado a este proceso de análisis y determinar qué tanto son ajustables a la Federación, y cuáles de estos tenemos que desagregar. Dentro de ellos, por supuesto, el más complejo ha sido el famoso Manual de Contabilidad Gubernamental.

Este Manual de Contabilidad Gubernamental con sus siete capítulos y ese famoso anexo de matrices de conversión que contiene lo esencial, pero no está todo.

Hace un momento el maestro Ricardo Gutiérrez, uno de nuestros asesores, el que ha liderado todo esto desde la parte conceptual, hacía referencia a los diferentes sitios de donde tiene que arrancar la armonización al interior de cada uno de los entes públicos.

Nosotros hemos aprendido en este proceso que si queremos que se implemente la armonización en nuestros entes públicos tenemos que preguntar, tenemos que preguntar y tenemos que ir a platicar con la gente de planeación y decirle: “¿Qué información requieres o necesitas’”.

Si la información que requiere esa área de planeación no está en el sistema, no va a seguir nuestro sistema. Y hay estados financieros que no están insertos dentro del Manual de Contabilidad, algunos muy específicos que son los que ellos requieren, los que ellos necesitan, los que les permiten en su momento dar cumplimiento a una serie de obligaciones.

Aquí una primera experiencia que les podemos decir es que tenemos que ir y tocar puertas y sentarnos con cada uno de ellos. Ahora lo estamos haciendo nosotros con el SAT.

De este Manual Nacional que emitió el CONAC, estamos emitiendo nuestro Manual del Poder Ejecutivo y nos hemos ido a sentar con la gente del SAT, nos ha reunido a la gente de aduanas, etcétera, y nos han dicho: “Oye, ¿qué crees que le falta a esto?, ¿Qué crees que requiero además de esto?”.

Si no está todo inserto dentro del manual todo lo necesario, manejamos una premisa: Si más de una persona requiere la información, esa información tiene que estar en el sistema; lo mismo ha sucedido con la unidad de crédito.

Del Manual Nacional de Contabilidad Gubernamental hemos hecho un re trabajo para obtener mayor información y poder dar camino a la armonización, no todo está dentro de ese manual, hay datos muy particulares.

El día de ayer el contador Salvador Vega, el Secretaría de la Función Pública, hoy el maestro Ricardo Gutiérrez hacían referencia: “Mucho cuidado, la información no es para la gente de los sistemas, la información es para otro tipo de usuarios”.

No nos parezcamos a los médicos, sin ofender a la profesión, que cuando nos dan una receta nos dicen: “Tienes una otitis”, tan simple y sencillo como señalar: “Oye, tienes inflamados los oídos”. Aquellos que han estudiado etimologías grecolatinas le entienden a la primera, los que no tenemos que recurrir.

Entonces hay que tener cuidado en todo ese proceso, en el nombre de las cuentas, en la información financiera.

Yo recuerdo en mi parte de experiencia en el Grupo La Moderna, cotizadora en la Bolsa Mexicana de Valores, cuando llegaba con mis estados financieros con don Eduardo Monroy que es el patriarca de este grupo, pastas La Moderna, sopas La moderna, muchos de nosotros las hemos consumido, me decía: “Rogelio, sólo quiero ver el estado de flujo de efectivo”, es decir, el estado de origen y aplicación de recursos, los demás hacía a un lado. Decía: este estado financiero, el señor con duras penas terminó la secundaria, pero es un avezado en la cuestión de los negocios, trae todo el feeling, toda esa parte que se requiere para hacer empresario.

Me decía: no, este estado financiero me dice a mí en dónde está mi dinero, los otros no le entiendo. Que no nos suceda lo mismo, nosotros tenemos, en su momento, información financiera, lo decía el maestro Gutiérrez: yo no he visto a un Secretario de Hacienda pedir un balance general. Sí piden un estado del ejercicio del presupuesto, sí piden un estado de la recaudación. Hay que entrar en ese balance y conocer esa información.

Dentro de la Administración Pública centralizada de estos 31 ramos de los cuales yo les planteaba que estamos en el proceso de administración tenemos seis normas ya implementadas e implantadas.

Hay que distinguir, son términos distintos, los que han estudiado costos sabrán que un sistema se implementa y se implanta. ¿Qué es implantar? utilizar; ¿qué es implementar? tener los elementos para hacer.

Yo en este momento puedo tener ya implementado mi manual de contabilidad, pero no lo puedo tener implantado. Adopción, disposición, implementación e implantación. Son palabras distintas. Hasta eso nos lleva la Ley General de Contabilidad Gubernamental, hasta tener en su momento ¿qué?, buscar ahí términos en la Real Academia.

Nosotros en la Administración Pública centralizada tenemos 31 ramos, seis normas implementadas e implantadas ¿Cuáles son?: marco conceptual, postulados básicos, normas y metodologías de los momentos contables de los egresos, clasificador por objeto del gasto, clasificador por tipo de gasto y la clasificación administrativa. Esas ya las tenemos implementadas e implantadas.

Están siete en proceso de armonización. Podemos decir que estamos cumpliendo en ley ¿por qué? porque la ley en términos generales cobra vigor o vigencia a partir del 1º. de enero del 2012. Están en proceso el clasificador por rubro de ingresos.

¿Por qué? porque el CONAC emitió un acuerdo en el cual se emite un clasificador hasta el segundo nivel, si lo recuerdan ahí ingresos patrimoniales, etcétera, de ahí tenemos que desagregarnos, nos estamos desagregando, nosotros en el caso de ente público federal, Poder Ejecutivo, Impuesto Sobre la Renta, Impuesto al Valor Agregado, etcétera.

Las entidades federativas tendrán que hacer lo propio, los municipios tendrán que hacer lo propio, es decir, impuesto predial, etcétera, por eso es que no lo tenemos todavía implantado, hemos concluido ese clasificador por rubro de ingresos y el 1º. de enero lo empezaremos a aplicar con esa desagregación hasta cuarto nivel.

Por supuesto que aquí nos sirve mucho el famoso analítico de ingresos, no es como dice el doctor Ricardo Gutiérrez, no estamos inventando el hilo negro. Por supuesto que eso acompañado de los momentos contables de los ingresos y al igual que ustedes están sufriendo con el proceso de ingreso devengado, ingreso recaudado, lo estamos sufriendo.

Y al igual que ustedes se están preguntando: ‘¿Oye, qué voy a hacer con toda mi cartera vencida, la voy a subir al balance general como una cuenta por cobrar?’

Ahí les adelanto un poquito para darles tranquilidad, en las normas de registro y valoración del patrimonio va un apartado que señala, en términos generales –eso está en auscultación, por supuesto– que esa cuenta, por cobrar de ejercicios anteriores permanecerá como una cuenta de orden y se reconocerá con todos los momentos contables de manera simultánea cuando se realice el cobro.

Estamos en el proceso de conclusión de nuestro Manual de Contabilidad Gubernamental con las últimas adecuaciones, las reglas de registro y valoración del patrimonio que es otro documento que está en proceso ¿por qué? porque el Consejo Nacional de Armonización Contable tiene en proceso las partes específicas y, por supuesto, la clasificación funcional que fue una de las últimas que se emitieron.

Y tenemos dos normas globalizadoras, el famoso PBR, Presupuesto Basado en Resultados que sabemos que el PBR tendrá frutos cuando en su momento tengamos información para poderlo aplicar.

Mientras tanto, si hablamos de PBR estamos hablando de un proceso que no está concluido y el marco metodológico sobre las finanzas. Esas son normas globalizadoras y no las tenemos todavía.

El PBR lo tenemos aplicado desde el 2002 y la última estamos esperando para su aplicación.

En la parte de la Administración Pública Federal Paraestatal nos enfrentamos, al igual que ustedes, con premisas.

Cuando hablamos con las paraestatales nos dicen: “Oye, es que yo soy diferente”; eso que escuchan muchas mujeres cuando ahí andan rondando a los galanes: “Oye, yo soy diferente” y bueno, pues resulta que al final del día, después de analizar las paraestatales, concluimos con lo que concluyen las mujeres.

¿Qué concluyen las mujeres?

Como dice Yuri: “¡Todos son iguales!”

Bueno, pues aquí tenemos esa conclusión. Después de meternos a estudiar el sector paraestatal a detalle, conocer sus procesos, etcétera, podemos decir que todas son iguales. Hay sus excepciones pero son escasas.

Pues bien, entonces de las 205 paraestatales, 173 las tenemos como paraestatales no financieras; para éstas ya avanzamos y tienen cuatro normas implementadas: Marco Conceptual, Postulados Básicos, Momentos Contables de los Egresos y Clasificador por Objeto del Gasto.

Tienen una norma que no es aplicable que es el Marco Metodológico de las Finanzas Públicas y tienen 10 normas en proceso. Ese es el trabajo que hemos hecho con las 173 entidades paraestatales no financieras y hemos concluido que el Manual que ha emitido el CONAC les queda a la medida.

Hay 18 entidades del sector financiero que en su momento tienen cuatro normas en proceso, que son las que señalaba anteriormente, 10 normas que no les son aplicables; tenemos 14 entidades paraestatales que están en proceso de desincorporación, a las cuales todo parece indicar que la Ley General de Contabilidad Gubernamental, los documentos ya no le son aplicables. Este es el camino que hemos seguido con las paraestatales.

Hemos reunido a las paraestatales y les hemos pedido a muchas de ellas: “¿Saben qué?, los hospitales e institutos elaboren un solo manual”. Tenemos cerca de 20 hospitales e institutos y les hemos pedido que elaboren un solo manual.

Las de los Centros CONACyT, cerca de 26 ó 27 paraestatales que se concentran como coordinadas sectorialmente por CONACyT les hemos dicho: “Elaboren un solo manual” y en ese trabajo estamos.

Por supuesto tenemos empresariales no financieras conocidas como sociedades anónimas y aquí destacan PEMEX y CFE, verdaderos monstruos, verdaderos desafíos para este proceso de armonización.

¿Por qué?

Porque hay que tener mucho cuidado.

En el momento en el que nosotros les ponemos normas, lineamientos, disposiciones que están causando trastornos a su operación, automáticamente estaremos trastocando y teniendo ahí gente que rechacen la armonización.

Comentaba con el contador Morgan -y lo comento con ustedes, para que vean el proceso en el cual estamos- que por ahí la Función Pública hizo un reporte de cuántos informes requería la Unidad de Política y Control Presupuestal y cuántas requería la Unidad de Contabilidad Gubernamental.

Concluimos que más de 30 reportes los pedíamos ambos pero por líneas distintas. Quizás unos los pedíamos de manera vertical y otros horizontal.

Bueno, pues en ese afán de empatía, a través de este Sistema de Contabilidad Gubernamental se puede abrevar todo esto.

Y por último les señalaré cuál es el camino de las paraestatales.

El camino es la aprobación de su Manual de Contabilidad Gubernamental para posteriormente dar origen a una aprobación del sistema que deben de aplicar.

Esto es lo que les puedo compartir grosso modo en este ínter.

Muchas gracias por su atención, que pasen buena tarde.



Última actualización el Miércoles, 26 de Octubre de 2011 12:00
 
Contador Presenta tu queja o denuncia IFAI Infomex

Insurgentes Sur 1735 Col. Guadalupe Inn, México D.F., C.P 01020 - Tel. 2000 3000 - Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet

 

SECRETARÍA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Políticas de Privacidad