SFP

Ponencia

Versión Estenográfica de la Ponencia del Ing. José Luis López Díaz Barriga, en el marco del Foro Nacional de Contabilidad Gubernamental, llevado a cabo en el Salón Valparaíso del Centro Banamex

México, D.F., a 26 de octubre de 2011 | Documento

Presentador: En el marco de la legislación en la materia, la Contabilidad Gubernamental permitirá la integración, registro y control de los bienes muebles e inmuebles públicos, y facilitará la evaluación del patrimonio del estado y su expresión en los estados financieros.

Por este motivo adquiere relevancia nuestra siguiente conferencia, titulada: “Registro y Preservación del Patrimonio Público en el Marco de la Ley General de Contabilidad Gubernamental y la Ley General de Bienes Nacionales” a cargo del ingeniero José Luis López Díaz Barriga, a quien presento a ustedes.

Es ingeniero civil por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente y diplomado en Administración Pública Estatal por la Universidad de Guadalajara.

En la Administración Pública Federal ha trabajado en diversas instituciones, entre las que destacan: la Secretaría de Agricultura, Ganadería Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, como Oficial Mayor y Director General de Proveeduría y Racionalización de Bienes y Servicios.

En el sector privado es socio fundador de Aceros y Materiales para la Construcción, San Felipe, S.A. de C.V., y ha fungido como Presidente del Consejo de Administración de San Felipe Proyectos y Construcciones, S.A. de C.V.

Actualmente es el Presidente del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, INDAABIN.

Adelante, por favor, ingeniero. Tiene la palabra.

Ing. José Luis López Díaz Barriga: Dicen que cuando a uno le aplauden antes de iniciar es que quieren que sea breve. Trataré de serlo, sobre todo que seguramente ustedes ya se quieren ir.

Primero que nada quiero agradecer a los organizadores de este foro por la oportunidad que nos dan al Instituto de venir a platicarles y explicarles lo que estamos haciendo nosotros en materia de registro o de evaluación para el registro contable de los bienes inmuebles, en este caso de los bienes patrimonio de la Federación.

El Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales, el INDAABIN, es un órgano desconcentrado de la Secretaría de la Función Pública, cuyas atribuciones principales son precisamente la de normar la valuación de los bienes inmuebles, así como llevar a cabo los avalúos correspondientes, registrar, inventariar y llevar el Registro Público de la Propiedad Federal de todo el patrimonio inmobiliario federal, y administrar una parte de lo que es el patrimonio inmobiliario, esto es, aquellos bienes que están al servicio público de la Federación a través de las dependencias federales, las secretarías, la Presidencia de la República y la Procuraduría General de la República.

Reconociendo la importancia de los bienes inmuebles federales como parte del patrimonio nacional, que requieren una administración integral y responsable por parte del gobierno, se han establecido los lineamientos para integrar o complementar el inventario de dichos bienes, efectuar su valoración y llevar a cabo su registro contable, conformando así la información necesaria que sustente la solidez patrimonial de México ante las instituciones financieras, nacionales e internacionales.

Asimismo, resulta importante definir las actividades que deben efectuar las dependencias, entidades y demás entes públicos, ya sean federales, estatales o municipales, mediante sus áreas contables asignadas, que permitan generar la información pertinente y registrarla con la transparencia que exige la rendición de cuentas sobre el origen, destino, mantenimiento, conservación y salvaguarda de los bienes nacionales.

Bajo esta consigna es como surge la Ley General de Contabilidad Gubernamental, misma que define en su Artículo 4º, lo que es precisamente la Contabilidad Gubernamental, y creo que en dos días ya se la habrán de haber aprendido ustedes.

La Contabilidad Gubernamental se fundamenta en el marco jurídico, principalmente en el amparo de la Ley General de Contabilidad Gubernamental, la Ley General de Bienes Nacionales, el Reglamento del INDAABIN, las principales reglas de registro y valoración del patrimonio, la Norma Específica de Información Financiera Gubernamental de Bienes Nacionales, entre otras que aplican.

En esta lámina y en la siguiente estamos precisamente presentado algunos de los artículos, estamos invocando a los artículos que refieren precisamente la parte referente a los bienes inmuebles.

En la Ley General de Contabilidad Gubernamental menciona qué son los entes públicos, la pregunta es ¿qué son los entes públicos? Porque el artículo 1º de la presente ley refiere a que el objeto de la ley precisamente es establecer los criterios generales que regirán la Contabilidad Gubernamental a efecto de que los entes públicos lleven a cabo el registro correspondiente.

Esta presente ley, como saben todos ustedes, es de observancia obligatoria para todos los órdenes de gobierno, tanto en el Gobierno Federal como las entidades federativas y los ayuntamientos.

Asimismo, el artículo 23 define que los entes públicos deberán registrar en su contabilidad los bienes muebles e inmuebles siguientes; los inmuebles destinados a un servicio público.

Y precisamente hacemos énfasis en la parte de un servicio público porque la Ley General de Bienes Nacionales, como más adelante lo vernos, define los bienes de servicio público y los difiere de los bienes de uso común.

En este caso debemos registrar contablemente los bienes destinados al servicio público, exceptuando aquellos que son monumentos arqueológicos, artísticos o históricos conforme a la ley de la materia.

También el artículo 26 menciona que no se registrarán los bienes señalados en los artículos 27 y 42 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ni los de uso común, que mencionaba yo, en términos de la Ley General de Bienes Nacionales.

Los bienes señalados en el artículo 27 y 42 de la Constitución son aquellos que corresponden precisamente a los recursos naturales, los mantos freáticos, las aguas continentales, las playas, etcétera.

El artículo 27 nos menciona que los entes públicos deberán llevar a cabo el levantamiento físico del inventario de los bienes a que se refiere el artículo 23 de la ley.

Dicho inventario deberá estar debidamente conciliado con el registro contable y en el caso de los bienes inmuebles, no podrá establecerse un valor inferior al catastral que le corresponda.

Asimismo, en el cuarto transitorio menciona que en lo relativo a la Federación y las entidades federativas, las dependencias del Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, las entidades y los órganos autónomos de la federación deberán efectuar su registro contable.

En el mismo cuarto transitorio, en la fracción III dice que deberán efectuarse los registros contables del patrimonio y su valuación a más tardar el 31 de diciembre del 2012 y esto es tanto la federación como las entidades federativas.

El séptimo transitorio menciona que le inventario de bienes muebles e inmuebles deberá estar integrado a más tardar el 31 de diciembre de 2011 para lo que es la Federación.

De aní la importancia de estas reuniones para que todas aquellas dependencias y entes públicos del Gobierno Federal podamos lograr cumplir lo que establece la ley al final de este Ejercicio Fiscal.

En el mismo transitorio séptimo refiere que las entidades federativas y los ayuntamientos deberán tener concluido este registro de inventario pero hasta finales del 2012.

En la Ley General de Bienes Nacionales el artículo 32 define a los responsables inmobiliarios, que son aquellos servidores públicos responsables precisamente de administrar aquellos bienes que tienen en uso cada una de sus dependencias. Esto en el caso del Gobierno Federal.

Y el transitorio décimo quinto de la misma Ley General de Bienes Nacionales refiere que las dependencias administradoras de inmuebles deberán establecer un programa para integrar en el registro de la contabilidad gubernamental el valor de los inmuebles de su competencia.

En lo que refiere al destino de los inmuebles, el artículo 59 ya hace precisamente esta definición de los inmuebles que están destinados a un servicio público, y son todos los recintos permanentes de los poderes tanto Legislativo, Ejecutivo, Judicial los que están destinados al servicio de los tres poderes.

Los destinados al servicio de las dependencias y entidades, los destinados al servicio de los gobiernos de los estados, del Distrito Federal y de los municipios; los destinados al servicio de la Procuraduría General de la República, de la Presidencia de la República y de las instituciones de carácter federal o local.

Los que se adquieran mediante actos jurídicos en cuya formalización intervenga la Secretaría de la Función Pública, en los cuales se destinará el inmueble y el uso al que estará dedicado y aquellos que se adquieran por expropiación, siempre y cuando se determine como destinataria a una dependencia.

Los valores. En las principales reglas de registro y valoración de patrimonio, en la regla cuarta, menciona que: “Entre los valores con los que se puede registrar un inmueble señala y define al valor razonable como opción que deberá obtenerse con una estimación mediante técnicas de evaluación”.

Asimismo, la Norma Específica de Información Financiera Gubernamental, la 003 referente a bienes nacionales, menciona en su numeral 40 que, indica que: “El INDAABIN señalará el valor de los bienes-inmuebles federales a petición de las áreas centrales de contabilidad”.

Y el numeral 45 indica que: “Este registro de valor se efectuará provisionalmente a un valor estimado determinado por INDAABIN, y que no debe ser mayor al del mercado y se irá modificando por la actualización de valores del activo, de acuerdo con el avaluó que se practique en el caso de los inmuebles, siempre por el INDAABIN”. Esto a nosotros nos asegura chamba en el futuro.

Considerando lo anterior y tomando en cuenta que el Instituto, el INDAABIN, es el ente rector de los bienes nacionales y su normatividad y además es el responsable del Registro Público de la Propiedad Federal y, por ende, del inventario nacional, ha tomado las medidas administrativas y técnicas que le competen dentro del marco de la Contabilidad Gubernamental.

Es decir, se destaca la participación que tiene el INDAABIN dentro de la Contabilidad Gubernamental en sus dos aspectos fundamentales: El inventario y el valor.

Analizando el inventario nacional de bienes-inmuebles que cuenta con un total de aproximadamente 103 mil bienes, como lo pueden ver en la grafica, proporcionalmente como sigue: 62 por ciento son inmuebles destinados al culto religioso.

El cuatro por ciento son inmuebles considerados monumentos arqueológicos, artísticos e históricos. Un nueve por ciento que son inmuebles de uso común, como son las carreteras, las presas.

Y 25 por ciento por inmuebles federales destinados al servicio público de las dependencias y entidades, mismos que son susceptibles de registro, inventario y valor para efecto de la Contabilidad Gubernamental.

Es decir, estaríamos trabajando sobre, precisamente, estos 26 mil inmuebles que son los que tenemos que tener debidamente registrados en la Contabilidad Gubernamental.

Considerando el marco jurídico y la conformación del inventario nacional de bienes-inmuebles se puede inferir que el cumplimiento de la Ley General de Contabilidad Gubernamental implicaría que hay fechas límite, es decir, tenemos que tener el inventario al 31 de diciembre de 2011, y que tenemos que tener valuado todo el inventario, todos aquellos bienes patrimoniales al 31 de diciembre del 2012 para el caso de la Federación.

Y para el caso de los ayuntamientos y de las entidades federativas, los estados, todo esto deberá de cumplirse al 31 de diciembre del 2012.

Tomando entonces en cuenta, perdón, otra de las consideraciones que hay que tomar en cuenta es precisamente la valuación de los bienes: Tomando en cuenta que los bienes a valuar suman 26 mil, esta cantidad nos llevaría -mediante procesos normales de valuación- cuando menos 3 años y su costo sería elevadísimo, tomando en cuenta el proceso técnico de evaluación, la gran variedad de inmuebles que existe en cuanto a características, ubicación y usos se refiere.

Como ejemplo les platicaré que hay una institución, un organismo público descentralizado de la Federación, el cual precisamente, trabajando en esta materia del Registro y la Contabilidad Gubernamental de sus Bienes Inmuebles, nos llevó un presupuesto que le hizo un particular.

Toda vez que al ser un ente descentralizado no tiene la obligación de acudir al INDAABIN, nos llevó un presupuesto que ese particular le hizo de 70 millones de pesos.

Con esta metodología que les vamos a explicar, la forma en que lo estamos realizando, que son los avalúos paramétricos, el presupuesto que le presentamos fue de 7 millones de pesos. Es decir, el costo disminuye brutalmente.

Para ello nosotros nos pusimos a granearle, a mover la canica para ver cómo podemos resolver esta problemática referente a la valuación de todos los bienes inmuebles porque no solamente tenemos que evaluar los 26 mil inmuebles a que hago referencia sino también tenemos que hacer el trabajo diario que realizamos en el instituto como es ir valuando todos aquellos bienes inmuebles, todas aquellas tierras en las cuales se llevará a cabo o se realizará alguna infraestructura, algún proyecto de infraestructura.

Entonces se nos iba no a duplicar sino a cuadriplicar nuestro trabajo.

Ante tal escenario el INDAABIN, recurriendo a las atribuciones que le confiere la Ley General de Bienes Nacionales y el Reglamento del propio Instituto, tomamos las medidas técnicas adecuadas para facilitar a la Administración Pública Federal su actividad en pro del cumplimiento de la Ley.

Resultado de ello es la implementación precisamente del Sistema de Captura de Responsables Inmobiliarios.

Se trata de un sistema informático vía internet que el INDAABIN ofrece a las dependencias y entidades del Gobierno Federal como apoyo para el cumplimiento de la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Este sistema incluye un Módulo de Inventario que permite la verificación y actualización de datos de los inmuebles que cada dependencia tiene destinado para su uso, además del Módulo de Paramétricos para Captura de Datos, con base en los cuales el INDAABIN les emitirá el dictamen valuatorio al que le denominamos Avalúos Paramétricos de cada inmueble para el Registro del Valor Razonable.

La principal ventaja de los Avalúos Paramétricos es la entrega oportuna y su bajo costo prácticamente simbólico.

Se hace necesario mencionar que este sistema es un apoyo para una parte de las actividades que cada dependencia o entidad -es decir, los entes públicos- deben realizar ya que posterior a la integración de su inventario de inmuebles y a la recepción de los dictámenes valuatorios, las Unidades Centrales de Contabilidad respectivas deberán formalizar la entrega de sus registros, tanto de inventario -antes del 31 de diciembre del 2011- como los valores, estos últimos antes del 31 de diciembre del 2012, para cumplir con lo que marca la Ley.

Para esta propuesta del INDAABIN se realizó un proceso que incluye cuatro fases, las cuales están mostrados en la anterior diapositiva que son precisamente la promoción del sistema.

Nos abocamos a promocionar el sistema con todos los Oficiales Mayores de las dependencias, con los directores generales de Recursos Materiales, directores generales de Administración de las entidades descentralizadas, para que conocieran la bondad del sistema y de esta forma firmaran las Bases de Colaboración con el INDAABIN que permitirá llevar a cabo este trabajo, cubriendo los respectivos honorarios por supuesto, pero a un muy bajo costo.

Asimismo, capacitamos a todos los usuarios del sistema para que puedan precisamente llevar a cabo los registros de la información necesaria que nos permitirá posteriormente llevar a cabo el Avalúo Paramétrico.

Los beneficios, como ya los mencioné, son precisamente el bajo costo y la oportunidad con que se estará cumpliendo el registro de todos los bienes inmuebles patrimoniales en la Contabilidad Gubernamental.

Todo el proceso que implica el esquema manejado por el INDAABIN se traduce en el seguimiento de una metodología que coadyuva al levantamiento físico y valoración de los activos fijos. En este caso los bienes inmuebles federales, con el objetivo de apoyar a las dependencias y entidades federales al cumplimiento de lo ordenado por la Ley General de Contabilidad, esta metodología se basa en la realización de los siguientes procesos:

El primer paso es la verificación y actualización en módulo de inventario. Es decir, la Federación tiene ya un inventario de todos los bienes inmuebles en un sistema que lleva a cabo el INDAABIN. Este sistema nos permitió poner a cada una de las dependencias en línea a través de internet, todo el registro de los inmuebles que ellos tienen destinados o que tienen en uso, lo que permite precisamente que ellos puedan verificar que la información con que se cuenta en ese registro, en esa ficha, sea la correcta, además de que adicionalmente deberán de capturar algunas precisiones que nos permitirán llevar a buen término el avalúo paramétrico.

El siguiente paso es precisamente, una vez que verificaron ya la parte del inventario, capturar el módulo paramétrico. En el módulo paramétrico se están pidiendo algunas características que nos permitan precisamente llevar a cabo a nosotros el avalúo desde el gabinete.

Es decir, uno de los problemas o una de las cuestiones con las que nos enfrentamos en la realización de los avalúos es que el proceso es largo y no por la parte burocrática, administrativa; hay una parte administrativa que se tiene que cumplir, pero hay una parte técnica que tiene que realizar cada uno de los valuadores físicamente en el lugar, en el sitio de los trabajos, en el sitio donde se encuentra el inmueble correspondiente.

La obtención de planos es a veces complicada, porque muchos son inmuebles antiguos, de los cuales las dependencias o las entidades no cuentan con todos los planos en sus archivos, en sus acervos.

Entonces, con una inspección ocular que haga el personal de la secretaría o de la dependencia que se trate y nos capture en este módulo paramétrico cuestiones como son las características de la construcción, si son de concreto, si son de muro de tabique, si están en buenas condiciones o en malas condiciones, si el terreno donde se encuentran construidos o el terreno al que nos referimos, porque puede ser simplemente un terreno, el caso de aquellos de agricultura que son centros experimentales, puede ser inclinado, accidentado.

Además, en este módulo les damos opciones múltiples, aunque no necesariamente tiene que ser un ingeniero civil o un arquitecto, puede ser cualquier otra profesión el que pueda registrar esa información; o sea, esa información no es como en los exámenes de opción múltiple: “Dios te salve María, dame puntería”. No, aquí sí hay que hacer cuando menos la visita.

Requerimos también que nos adicionen algunas fotografías, que nos permitan precisamente en el siguiente módulo, que es en donde el INDAABIN ya revisa técnicamente cada uno de los registros con las fotografías, información y características que nos dieron, y la suma de lo que se tiene en el inventario, nos permite precisamente a nosotros poder determinar la metodología con la cual estaremos aplicando para determinar el valor paramétrico.

Posteriormente pasa precisamente al sistema paramétrico, el cual calcula la estimación de valor razonable que ya definen las reglas de Contabilidad.

El personal técnico que asignamos y continúa presente con este proceso, recurriendo a la opción de cálculo por medio del sistema, en donde la metodología de cálculo está basada en un algoritmo estructurado por personal especializado en valuación de inmuebles en nuestra Dirección General de Avalúos y se basa en parámetros de valor unitario asignados para el terreno, con base al uso del suelo, rangos de habitantes de la localidad, características físicas y para construcción con base a tipo o uso de construcción, calidad, edad, características físicas y aplicando el enfoque de costos, que es uno de los tres enfoques valuatorios, reconocidos.

Con esto se determina precisamente el valor razonable para finalmente emitir el dictamen valuatorio.

De esta forma, de una manera rápida y con el apoyo de todas las dependencias estaremos determinando el valor de cada uno de nuestros inmuebles, podremos finalmente y por primera vez, a 31 de diciembre de 2012, conocer cuánto vale el patrimonio inmobiliario federal y, en su caso, las entidades federativas, como son los estados y los ayuntamientos también podrán, deberán o tendrán que tener esa información.

En esta lámina nada más referimos los mismos artículos pero nada más aplican a lo que aplica precisamente a las fechas de los ayuntamientos y las entidades federativas que ya mencioné, que todo esto deberá estar concluido a finales del 31 de diciembre de 2012.

Aquí es muy importante y fue el trabajo que realizamos nosotros, de echarle mucha creatividad para poder encontrar la fórmula que nos permitiera en tan corto tiempo poder determinar el valor que nos exige la Ley de Contabilidad Gubernamental.

Si me permiten, les platicaría una fábula precisamente que nos hace mención a la cuestión de la creatividad, si no hay inconveniente del Subsecretario porque usted tiene que pasar luego a clausurar este evento.

Es un cuento en donde un cazador mexicano se traslada al África y para no irse solo se lleva a su perrito mexicano, éste es un perrito chihuahueño.

Se lleva a su perrito, llegan al África y andan por la selva con su rifle el cazador, sigiloso para ver qué animal se acerca, acechándolos y el perrito, en tanto, estaba jugando, viendo revolotear las mariposas, los pájaros, las aves, las plantas y de repente el perrito se encontró con que estaba perdido.

Y dijo el perrito: “¿Bueno, ahora qué hago?, Bueno, me la voy a pasara aquí un rato, al rato vendrá mi amo”.

Sin embargo, sigue jugando el perrito, el perrito chihuahueño y una pantera negra estaba al acecho del perrito, estaba vigilándolo sigilosamente y se percató el perrito.

Entonces el perrito se puso a pensar: “¡Chin!, ¿qué voy hacer?

“¿Qué hago?”

Y dice: “¡Ya sé!

Se encuentra un esqueleto, unos huesos ahí y empieza a mordisquear los huesos y cuando ya percibe que la pantera está detrás de él, ya muy cerca dice:

“¡Ah, qué rica pantera me estoy chingando!”

Y entonces la pantera dice:

“¡Híjole, éste qué animal es!”

Y entonces sale despavorida y dice: “No, en la torre, ¿qué animal será?”

Pero entonces un orangután que se encontraba en una de las ramas del árbol observó toda la escena. Este chango chismoso sale corriendo a través de las lianas, volando y llega con la pantera y le dice:

¡Qué tonta eres!

-“Pero ¿por qué?”

“El perrito, el animal que dices tú es un perrito chihuahueño y únicamente te vaciló, te hizo pero bien menso”.

-¿Cómo?

“Sí, mira…” Y ya le explicó el chango chismoso ahí le platicó todo, bueno, algunos casos que tenemos en la vida real.

Y entonces la pantera dice: “Ah, sí, méndigo perrito ahora va ver quién es quién. ¡A ver, quien se come a quién!”

Y entonces le dice al chango: “Súbete al lomo”.

Ahí van la pantera y el mono cabalgando en la pantera.

Y entonces el perrito que se da cuenta otra vez de que ahí viene la pantera y dice: “!Chin, qué voy hacer ahora sí!

“¿Ahora qué hago?”

“Ya sé”. Dice.

Su creatividad le dio para bastante, y entonces se voltea de espaldas a donde viene la pantera y cuando percibe que ya llegó la pantera o que está muy cerca dice:

“¡Ah, mendigo mono, hace media hora que lo mandé por otra pantera y no llega!”

La moraleja es: Hay que echarle mucha creatividad como el perrito, no hay que ser tontos como la pantera, y no hay que ser chismosos como el chango.

Por último, y este ya nada más es un comercial para todos aquellos estados, aquellas entidades federativas y ayuntamientos que por necesidad tengan o requieran del apoyo del Gobierno Federal les proponemos, de ser del interés de ustedes, el que acudan con nosotros, nosotros podemos llevar a cabo bases de colaboración con cada uno de ustedes, pero la diferencia aquí sería que nosotros no contamos con un inventario de esos inmuebles.

Es decir, habría que hacer por parte de ustedes un trabajo de campo para definir esos bienes que forman parte del patrimonio, ya sea municipal o estatal y con esa información y los paramétricos que necesitamos para la determinación del avaluó ya nosotros podríamos llegar a dictaminar el valor de cada uno de los inmuebles. Obviamente, tendrá su costo correspondiente.

Por mi parte es todo, muchas gracias.

 
Contador Presenta tu queja o denuncia IFAI Infomex

Insurgentes Sur 1735 Col. Guadalupe Inn, México D.F., C.P 01020 - Tel. 2000 3000 - Comentarios sobre este Sitio de Internet Comentarios y Sugerencias sobre este Sitio de Internet

 

SECRETARÍA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, MÉXICO - ALGUNOS DERECHOS RESERVADOS © 2010 - POLÍTICAS DE PRIVACIDAD Políticas de Privacidad